Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Resguard dels Vents, oasis termal en la Vall de Núria

Un complejo con 17 habitaciones junto al tren cremallera que sube a la estación invernal

Exterior del hotel Resguard dels Vents, en Girona.
Exterior del hotel Resguard dels Vents, en Girona.
Puntuación: 7
Arquitectura 7
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 6
Atención 8
Tranquilidad 9
Instalaciones 7

Aquí el silencio no pasa inadvertido. Existe y es tan real como el vaciamiento rural. Persiste durante siglos en las laderas pirenaicas del Ripollés, donde las gargantas del río Núria hacen que el santuario de Queralbs sea únicamente accesible mediante un tren cremallera turístico, inaugurado no sin grandes dificultades en 1931. Sus 12,5 kilómetros de vía y su pendiente del 15% acercan hoy a miles de esquiadores a las pistas invernales de la Vall de Núria. Algunos de ellos habrán pasado la noche al resguardo de los vientos que peinan el valle, por el camino paralelo a la vía férrea, en una de las 17 habitaciones que dan cuerpo a un establecimiento hotelero diseñado con letra contemporánea y música para encapricharse del paisaje. Porque chapotear en la vesícula termal del hotel Rural-Spa Resguard dels Vents, tras una jornada de esquí y nieve, es un pizzicato para la musculatura y una oda a la contemplación espiritual.

Desde el área wellness, la gran cristalera ofrece una bonita visión de los prados y bosques a su alrededor. El espacio es diáfano, luminoso, cartesiano en su configuración interior y en la secuencia de tratamientos balnearios: hidromasaje, sauna finlandesa, hammam, duchas escocesa, bitérmicas, de contraste y de esencias, pediluvio al uso, mármoles calientes, además de ofrecer una amplia carta de tratamientos faciales y masajes corporales. Zambullirse en la piscina climatizada es como si pernoctáramos en un ryokan japonés.

Una habitación del hotel. ampliar foto
Una habitación del hotel.

El comedor del hotel se provee de los pastos y los huertos que dan vida a la montaña, según los patrones definidos por la denominada cocina de kilómetro cero. En esta misma línea, la cafetería está especializada en tés y cafés bajo la etiqueta del comercio justo.

Con terraza o salida directa al jardín, los dormitorios recuerdan el interiorismo sin concesiones de las viviendas escandinavas, con ensolado de barro, mobiliario funcional y, en algunos casos, bañera revestida en madera integrada en la alcoba. Predominan los claroscuros de la madera y la pizarra en una sedante composición visual. Por pocos euros más cabe disfrutar de tres suites con personalidad propia: Palau del Vent, la mayor; Flor de Neu, con dosel minimalista, y Comte Arnau, la más romántica.

Hotel Rural-Spa Resguard dels Vents

  • Categoría oficial: 4 estrellas 
  • Dirección: Camí de Ventaiola, s/n. Ribes de Freser (Girona)
  • Teléfono: 972 72 88 66 
  • Web: hotelresguard.com 
  • Instalaciones: jardín, zona wellness con piscina climatizada, circuito termal, sauna, hammam, duchas bitérmicas, pediluvio, hidromasaje, mármoles calientes; sala de reuniones para 30 personas, salón de estar, bar, restaurante 
  • Habitaciones: 14 dobles, 3 suites 
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos 
  • Precios: desde 340 euros la habitación doble en fin de semana completo, desayuno e IVA incluidos.

RESERVA ONLINE

Todas las habitaciones incluyen: baño completo, televisión, conexión Wi-Fi y caja fuerte.

Valoración media en Booking: 9,3 (239 comentarios).

Desde 170€ por noche en Booking

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información