Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
¿Qué películas se rodaron aquí?

¿Qué películas se rodaron aquí?

10 fotos

Las escaleras han acompañado al cine desde sus inicios. Su carga simbólica ha ejercido de imán para grandes directores como Hitchcock y Coppola. Del Bronx a Roma, 10 escenarios convertidos hoy en atracción turística para cinéfilos

  • La danza espasmódica que se marca Joaquín Phoenix en 'Joker' (2019) descendiendo 92 anodinos peldaños de un callejón del  Bronx  neoyorquino ha convertido este sitio en un lugar de peregrinaje para los amantes del selfi y las redes sociales. Nunca una escalera suscitó tanto interés turístico en Nueva York. En este enclave que une Shakespeare y Jerome Avenues se rodó la escena cumbre de la película: un retrato mordaz de Arthur Fleck, un cómico fracasado que consagra su vida al crimen después de ser rechazado constantemente por una sociedad en la que no encaja. Hoy son muchos quienes la visitan ataviados con el colorido traje que viste el personaje en la secuencia.
    1El baile de un 'outsider' que sedujo a las masas La danza espasmódica que se marca Joaquín Phoenix en 'Joker' (2019) descendiendo 92 anodinos peldaños de un callejón del Bronx neoyorquino ha convertido este sitio en un lugar de peregrinaje para los amantes del selfi y las redes sociales. Nunca una escalera suscitó tanto interés turístico en Nueva York. En este enclave que une Shakespeare y Jerome Avenues se rodó la escena cumbre de la película: un retrato mordaz de Arthur Fleck, un cómico fracasado que consagra su vida al crimen después de ser rechazado constantemente por una sociedad en la que no encaja. Hoy son muchos quienes la visitan ataviados con el colorido traje que viste el personaje en la secuencia. GETTY IMAGES
  • La librería Lello es lugar de peregrinación para los entusiastas de Harry Potter, a juzgar por las perpetuas colas kilométricas que se forman a diario en su entrada. Esta tienda de  Oporto  (Portugal) concentra toda la atmósfera que describen los archiconocidos libros de J.K. Rowling, ya que la escritora acudía a menudo a ella en sus tiempos de profesora en la ciudad. Aunque en realidad en su interior nunca se filmó una escena para ninguna de las siete películas sobre el joven mago, la retorcida escalinata de estilo neogótico que conecta ambos pisos simboliza como ningún otro lugar del mundo real la fantasía desbordante de Hogwarts, la escuela de magia más famosa para varias generaciones.
    2Las escalinatas portuguesas que inspiraron a J.K. Rowling La librería Lello es lugar de peregrinación para los entusiastas de Harry Potter, a juzgar por las perpetuas colas kilométricas que se forman a diario en su entrada. Esta tienda de Oporto (Portugal) concentra toda la atmósfera que describen los archiconocidos libros de J.K. Rowling, ya que la escritora acudía a menudo a ella en sus tiempos de profesora en la ciudad. Aunque en realidad en su interior nunca se filmó una escena para ninguna de las siete películas sobre el joven mago, la retorcida escalinata de estilo neogótico que conecta ambos pisos simboliza como ningún otro lugar del mundo real la fantasía desbordante de Hogwarts, la escuela de magia más famosa para varias generaciones. alamy
  • La escalera por la que cae y muere el padre Damien Karras en 'El exorcista' (1973) fue reconocida en 2015 por la entonces alcaldesa de  Washington , Muriel Bowser, con una placa conmemorativa en el arranque de estos funestos y célebres escalones. Al final de los 122 minutos de metraje, el padre Karras implorará al demonio que le posea a él y abandone el cuerpo de la niña. Cumplido su ruego, el sacerdote opta por lanzarse por la ventana de la habitación, situada en el segundo piso del 3600 de la calle Prospect de la capital estadounidense. Karras caerá por las escaleras de piedra y se le administrarán los últimos sacramentos al pie de los ya famosos escalones. Hoy tan icónicos como la película de William Friedkin.
    3La oscuridad se impuso a la luz en estas escaleras La escalera por la que cae y muere el padre Damien Karras en 'El exorcista' (1973) fue reconocida en 2015 por la entonces alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, con una placa conmemorativa en el arranque de estos funestos y célebres escalones. Al final de los 122 minutos de metraje, el padre Karras implorará al demonio que le posea a él y abandone el cuerpo de la niña. Cumplido su ruego, el sacerdote opta por lanzarse por la ventana de la habitación, situada en el segundo piso del 3600 de la calle Prospect de la capital estadounidense. Karras caerá por las escaleras de piedra y se le administrarán los últimos sacramentos al pie de los ya famosos escalones. Hoy tan icónicos como la película de William Friedkin. ALAMY
  • La majestuosa escalinata de mármol blanco de la estación de trenes Union Station de  Chicago  fue elegida por Brian de Palma para filmar la escena cumbre de 'Los intocables de Eliot Ness' (1987), que a su vez es un homenaje a la escalera de la ciudad ucraniana de Odesa que aparece en una clásica secuencia de 'El acorazado Potemkin' (1925). En su lucha encarnizada por atrapar al poderoso Al Capone (protagonizado por Robert de Niro) en plena ley seca, Eliot Ness (Kevin Costner) y su equipo de agentes federales protagonizan un intenso tiroteo con los esbirros de uno de los mafiosos más carismáticos del siglo XX. A cámara lenta, el espectador es testigo de una refriega que va dejando cadáveres amontonados a lo largo y ancho de esta elegante escalera durante los tres minutos que dura la escena. Un dramatismo que se acrecienta por el destino incierto de un carrito de bebé desbocado que cae escaleras abajo (otro guiño a 'El acorazado Potemkin') ante la desesperación de la madre del pequeño.
    4Al Capone y 'El acorazado Potemkin' La majestuosa escalinata de mármol blanco de la estación de trenes Union Station de Chicago fue elegida por Brian de Palma para filmar la escena cumbre de 'Los intocables de Eliot Ness' (1987), que a su vez es un homenaje a la escalera de la ciudad ucraniana de Odesa que aparece en una clásica secuencia de 'El acorazado Potemkin' (1925). En su lucha encarnizada por atrapar al poderoso Al Capone (protagonizado por Robert de Niro) en plena ley seca, Eliot Ness (Kevin Costner) y su equipo de agentes federales protagonizan un intenso tiroteo con los esbirros de uno de los mafiosos más carismáticos del siglo XX. A cámara lenta, el espectador es testigo de una refriega que va dejando cadáveres amontonados a lo largo y ancho de esta elegante escalera durante los tres minutos que dura la escena. Un dramatismo que se acrecienta por el destino incierto de un carrito de bebé desbocado que cae escaleras abajo (otro guiño a 'El acorazado Potemkin') ante la desesperación de la madre del pequeño. GETTY IMAGES
  • 'Juego de tronos' ha dejado multitud de momentos imborrables para los millones de seguidores de esta serie de fantasía, espadas y dragones. Uno de los más angustiantes es el que sucede al final de la quinta temporada. El Gorrión Supremo, líder de una secta religiosa que se ha hecho con el control de Desembarco del Rey  (la ciudad croata de Dubrovnick en la vida real)  somete a la reina Cersei a una humillante penitencia por sus pecados. Desnuda, insultada y hasta escupida por una turbamulta enardecida, la orgullosa monarca, despojada de todo poder, es obligada a completar el "recorrido de la vergüenza". Dicha escena se rodó en un recorrido desde la escalinata de estilo barroco de la iglesia de los jesuitas de San Ignacio de Loyola hasta la magnífica fortaleza de Lovrijenac (la Fortaleza Roja, en la ficción).
    5El recorrido de la vergüenza de Cersei Lannister en Desembarco del Rey 'Juego de tronos' ha dejado multitud de momentos imborrables para los millones de seguidores de esta serie de fantasía, espadas y dragones. Uno de los más angustiantes es el que sucede al final de la quinta temporada. El Gorrión Supremo, líder de una secta religiosa que se ha hecho con el control de Desembarco del Rey (la ciudad croata de Dubrovnick en la vida real) somete a la reina Cersei a una humillante penitencia por sus pecados. Desnuda, insultada y hasta escupida por una turbamulta enardecida, la orgullosa monarca, despojada de todo poder, es obligada a completar el "recorrido de la vergüenza". Dicha escena se rodó en un recorrido desde la escalinata de estilo barroco de la iglesia de los jesuitas de San Ignacio de Loyola hasta la magnífica fortaleza de Lovrijenac (la Fortaleza Roja, en la ficción). GETTY IMAGES
  • Esta escalinata forma parte de la historia de Estados Unidos porque aquí pronunció Martin Luther King su memorable discurso 'I have a dream', que acabó convirtiéndose en la hoja de ruta del movimiento por los Derechos Civiles que en 1963 sacudió la vieja moral blanca estadounidense. El director Robert Zemeckis tomó prestado ese episodio, introduciendo en él a Forrest Gump (Tom Hanks), en otro discurso muy recordado por los cinéfilos. Con todo el peso de la historia a sus espaldas, a la sombra de la enorme estatua de mármol de Abraham Lincoln (situada en uno de los extremos horizontales del National Mall de  Washington ), este héroe corriente seduce con sus palabras simples pero cargadas de verdad. Este recorrido nostálgico y autocrítico por tres décadas que cambiaron el destino de la gran potencia mundial reinó en los Óscar de 1995 llevándose seis estatuillas (entre ellas la de mejor película y mejor actor).
    6Un héroe corriente para un país convulso Esta escalinata forma parte de la historia de Estados Unidos porque aquí pronunció Martin Luther King su memorable discurso 'I have a dream', que acabó convirtiéndose en la hoja de ruta del movimiento por los Derechos Civiles que en 1963 sacudió la vieja moral blanca estadounidense. El director Robert Zemeckis tomó prestado ese episodio, introduciendo en él a Forrest Gump (Tom Hanks), en otro discurso muy recordado por los cinéfilos. Con todo el peso de la historia a sus espaldas, a la sombra de la enorme estatua de mármol de Abraham Lincoln (situada en uno de los extremos horizontales del National Mall de Washington), este héroe corriente seduce con sus palabras simples pero cargadas de verdad. Este recorrido nostálgico y autocrítico por tres décadas que cambiaron el destino de la gran potencia mundial reinó en los Óscar de 1995 llevándose seis estatuillas (entre ellas la de mejor película y mejor actor). GETTY IMAGES
  • Francis Ford Coppola culminó su trilogía de 'El Padrino' con una de las escenas más dramáticas y sobrecogedoras del cine moderno. Michael Corleone (interpretado por un Al Pacino en estado de gracia), tras una vida marcada por el crimen, la venganza y un dudoso sentido del honor, es testigo del asesinato de su hija Mary (Sofia Coppola) en las escalinatas del Teatro Massimo de  Palermo , el mayor de los templos de ópera de Italia y el tercero más grande de Europa. Arrodillado ante el cadáver de su hija, su grito ahogado de rabia e impotencia por no haber podido evitar su asesinato a tiros es quizá una de las escenas que aúpa a esta trilogía a la categoría de obra maestra.
    7Una tragedia clásica en Palermo Francis Ford Coppola culminó su trilogía de 'El Padrino' con una de las escenas más dramáticas y sobrecogedoras del cine moderno. Michael Corleone (interpretado por un Al Pacino en estado de gracia), tras una vida marcada por el crimen, la venganza y un dudoso sentido del honor, es testigo del asesinato de su hija Mary (Sofia Coppola) en las escalinatas del Teatro Massimo de Palermo, el mayor de los templos de ópera de Italia y el tercero más grande de Europa. Arrodillado ante el cadáver de su hija, su grito ahogado de rabia e impotencia por no haber podido evitar su asesinato a tiros es quizá una de las escenas que aúpa a esta trilogía a la categoría de obra maestra. GETTY IMAGES
  • Los 72 escalones que conducen al Museo de Arte de Filadelfia forman parte de la memoria sentimental de la sociedad estadounidense porque allí se grabó la escena más épica de 'Rocky' (1976) en la que Silvester Stallone, que interpreta a un boxeador de barrio hecho a sí mismo, se entrena antes de los combates. En sucesivas entregas de la saga, Rocky Balboa repite la misma liturgia antes de las grandes peleas. Al ritmo de la canción 'Gonna Fly Now', tema central de su banda sonora, el protagonista sale de casa y recorre al trote la ciudad estadounidense hasta llegar a los pies de la enorme escalinata rodeado de un generoso séquito de niños que se van sumando a su paso. Con los años, el lugar se ha convertido en una parada imprescindible de cualquier visita a  Filadelfia , en parte también por la estatua de bronce del boxeador que allí se colocó en homenaje al héroe más carismático de la América de Reagan.
    8Los 'Rocky steps' de Filadelfia Los 72 escalones que conducen al Museo de Arte de Filadelfia forman parte de la memoria sentimental de la sociedad estadounidense porque allí se grabó la escena más épica de 'Rocky' (1976) en la que Silvester Stallone, que interpreta a un boxeador de barrio hecho a sí mismo, se entrena antes de los combates. En sucesivas entregas de la saga, Rocky Balboa repite la misma liturgia antes de las grandes peleas. Al ritmo de la canción 'Gonna Fly Now', tema central de su banda sonora, el protagonista sale de casa y recorre al trote la ciudad estadounidense hasta llegar a los pies de la enorme escalinata rodeado de un generoso séquito de niños que se van sumando a su paso. Con los años, el lugar se ha convertido en una parada imprescindible de cualquier visita a Filadelfia, en parte también por la estatua de bronce del boxeador que allí se colocó en homenaje al héroe más carismático de la América de Reagan. ALAMY
  • Las icónicas escaleras de incendios del Upper West Side neoyorquino nunca fueron tan bien retratadas como en 'West Side Story' (1961), película dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins. Basada en el musical del mismo nombre, que a su vez es una interpretación libre de la universal 'Romeo y Julieta', de William Shakespeare, esta película fue un éxito de taquilla y un fenómeno cultural sobre todo gracias a las excepcionales composiciones de Leonard Bernstein (1918-1990). Memorable es la escena en la que Tony (Richard Beymer) y María (Natalie Wood) se declaran su amor inquebrantable pese a pertenecer a bandas opuestas que rivalizan en las calles del Nueva York de los años cincuenta. Una historia de amor que inevitablemente termina en tragedia.
    9El amor imposible con final trágico de 'West Side Story' Las icónicas escaleras de incendios del Upper West Side neoyorquino nunca fueron tan bien retratadas como en 'West Side Story' (1961), película dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins. Basada en el musical del mismo nombre, que a su vez es una interpretación libre de la universal 'Romeo y Julieta', de William Shakespeare, esta película fue un éxito de taquilla y un fenómeno cultural sobre todo gracias a las excepcionales composiciones de Leonard Bernstein (1918-1990). Memorable es la escena en la que Tony (Richard Beymer) y María (Natalie Wood) se declaran su amor inquebrantable pese a pertenecer a bandas opuestas que rivalizan en las calles del Nueva York de los años cincuenta. Una historia de amor que inevitablemente termina en tragedia. GETTY IMAGES
  • Una escena para la eternidad de la historia del cine es la que protagonizan Gregory Peck (en la piel del periodista estadounidense Joe Bradley) y Audrey Hepburn (Ana, la joven princesa de un pequeño país centroeuropeo que escapa del protocolo para visitar de incógnito la ciudad eterna) descendiendo la escalinata de la Piazza di Spagna. Es una de las secuencias más recordadas (con permiso del paseo en Vespa) de 'Vacaciones en Roma' (1953). Ambos viven jornadas inolvidables embrujados por la historia, el arte y el romanticismo que destila  la capital italiana . El marco perfecto para una historia de amor a la vieja usanza.
    10Romanticismo italiano Una escena para la eternidad de la historia del cine es la que protagonizan Gregory Peck (en la piel del periodista estadounidense Joe Bradley) y Audrey Hepburn (Ana, la joven princesa de un pequeño país centroeuropeo que escapa del protocolo para visitar de incógnito la ciudad eterna) descendiendo la escalinata de la Piazza di Spagna. Es una de las secuencias más recordadas (con permiso del paseo en Vespa) de 'Vacaciones en Roma' (1953). Ambos viven jornadas inolvidables embrujados por la historia, el arte y el romanticismo que destila la capital italiana. El marco perfecto para una historia de amor a la vieja usanza. GETTY IMAGES