Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De conciertos en Viena

La sala Konzerthaus, la casa natal de Schubert, uno de los domicilios que habitó Beethoven... El viaje musical de la periodista y crítica Sandra de la Fuente por la capital austriaca

La periodista y crítica musical Sandra de la Fuente. Ampliar foto
La periodista y crítica musical Sandra de la Fuente.

La periodista y crítica musical argentina Sandra de la Fuente se declara a sí misma “estudiante crónica de piano”. En su libro Conversaciones en la calle de los pianistas (Aguilar) evoca sus charlas con intérpretes de lujo en Bruselas. Y en esta ocasión hace un recorrido por la no menos musical ciudad de Viena.

¿Por qué regresó a la capital austriaca el invierno pasado?

Fue mi cuarto viaje y buscaba reencontrarme con mi maestra de piano. Quería volver a tocar y a estudiar en serio, tras años sin hacerlo. Tocamos a cuatro manos una sonata de Mozart y fuimos juntas a dos conciertos; ella había sacado entradas para ambos recitales en la sala Konzerthaus.

¿De piano quizá?

Uno era un dúo de violín y piano, parte de un programa de obras de Beethoven. El segundo fue de música de Shostakóvich a cargo del excelente cuarteto de cuerda Hagen.

Un viaje muy sonoro…

En Viena es inevitable. También regresé a la casa natal de Schubert, en Nussdorfer Strasse, y a una de las varias que habitó Beethoven.

¿Qué buscaba en ellas?

La de Schubert tiene muy pocos objetos, pero a mí me gusta ver allí su piano de cola. Además, en el patio hay una zona donde organizan conciertos. Cerca de la casa hay un lugar llamado Schubert Garage, que hoy es un taller mecánico, pero que entonces era donde el músico y su padre enseñaban a sus alumnos. Después fui a la casa de Beethoven en Heiligenstadt, junto a un viñedo. Antes era el extrarradio de Viena pero ahora es el distrito 19, Döbling.

¿Visitó algún lugar nuevo esta vez?

Fui a un sitio con mucha historia: el Karl-Marx-Hof, un complejo de viviendas sociales para trabajadores construido a principios de la década de 1920. Ya había caído el Imperio Austrohúngaro y allí se montó un Estado paralelo, con sus propias escuelas, consultas médicas… Durante la guerra civil austriaca de 1934 los habitantes de las viviendas lucharon contra el Estado, pues tenían incluso sus propias armas.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información