Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia hecha espectáculo en Toledo

El parque de ocio Puy du Fou desembarca en España con un 'show' nocturno repleto de efectos visuales y leyendas toledanas y españolas

En foto, un baile del espectáculo nocturno 'El sueño de Toledo' del parque Puy du Fou, ubicado a las afueras de Toledo. En vídeo, vídeo promocional 'El sueño de Toledo'.

Corceles galopando a orillas de lo que parece ser un río, el Tajo, pero puede ser el mar, de cuyo vientre emerge entera una carabela, o dos órganos enfrentados, lanzando arpegios de fuego. Una catedral gótica dibujada en el aire con solo chorros de agua y luz. Un tropel de cuerpos que igual se agitan en contorsiones moriscas que en frenéticas danzas del Nuevo Mundo o ritmos de foxtrot. Una música envolvente, de película, que a pesar de los guiños y melismas raciales evoca la atmósfera orientalista de Lawrence de Arabia…

Estos son solo algunos de los golpes de efecto de El sueño de Toledo. El magno espectáculo que sirve de tarjeta de presentación al parque francés Puy du Fou para desembarcar en España. Una aventura que en Francia (concretamente, en Les Epesses) lleva funcionando 40 años, donde ha obtenido premios tan rotundos como ser aclamado en varias ocasiones como el mejor parque de ocio del mundo. Y que ha elegido España, y en concreto Toledo, para abrir su primera filial internacional.

En la zona de El Arrabal hay puestos de comida y bebida abiertos dos horas antes y después de las representaciones

Lo primero que hay que advertir es que no se trata de un parque de atracciones. Tampoco es, en sentido estricto, un parque temático de historia. Sería vano buscar en él una visión académica, u ortodoxa (para empezar, habría que poner antes de acuerdo a los propios historiadores). No, se trata sobre todo de un espectáculo. Un relato que toma la historia como excusa, como bastidor para urdir ante los ojos y oídos de los espectadores trucos y efectos asombrosos, pura magia. Pura poesía. A Nicolas de Villiers, presidente de la compañía, le gusta definir este show toledano como, simplemente, un poema. Un poema a la ciudad que en su crónica local condensa mejor que ninguna otra la peripecia entera de España. Eso lo decía Galdós.

La historia hecha espectáculo en Toledo ampliar foto

Nadie debería pensar, por otra parte, que otros vienen de fuera a darnos lecciones de historia: la empresa es francesa, sí, pero quienes han elaborado el guion está claro que son españoles, y muy posiblemente toledanos de pro, o enamorados perdidamente de la ciudad. Eso explicaría que enhebre el relato un azacán toledano (¿pero sabe alguien, sin mirar el diccionario, qué es un azacán? El lenguaje está muy cuidado, como demuestra que llamen así a un aguador). Y explica sobre todo que se recurra pródigamente a leyendas toledanas. A veces se entreveran con la historia de España en general (como la leyenda del Baño de la Cava, que explicaría la caída de la Península en manos de los invasores musulmanes) y otras con un color muy doméstico, y a los no toledanos pueden pasar inadvertidas (como la de la Peña del Moro o la del Cristo de la Luz). Por cierto, hablando de leyendas, sorprende que entre los genios evocados, relacionados con la ciudad (Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la Barca, El Greco), no figure el gran poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer; algunas de sus muy populares Leyendas están recogidas y ambientadas aquí.

Un decorado de 'El suelo de Toledo', en el parque Puy du Fou, en Toledo. ampliar foto
Un decorado de 'El suelo de Toledo', en el parque Puy du Fou, en Toledo.

4.000 espectadores

Leyendas, poesía, música… y magia casi circense. El espectáculo, de 70 minutos, aprovecha la larga experiencia del parque matriz para seducir y mantener en vilo a un graderío de 4.000 espectadores. Hay efectos que asombran, al margen de la pléyade de personajes (unos 2.000), acróbatas, caballos al galope, carruajes, coreografías milimétricas o fuegos de artificio; todo sobre un decorado sólido de piedra y ladrillo que reproduce una Toledo ideal, como en miniatura, con sus murallas, iglesias y palacios, incluso un puente por el que llega a cabalgar un tren. El sonido es extraordinario, lo mismo que los juegos de luces. La técnica no se ve, pero está ahí para hacer saltar las emociones: como el momento que evoca la Guerra Civil española, apenas unas palabras sin aristas, y sobre el cielo oscuro unos farolillos orientales, suspendidos por drones invisibles.

Guía

  • Puy du Fou (+34 925 63 01 35). Cuesta de Carlos V, 9. Toledo. Se encuentra a escasos minutos del casco histórico de la ciudad por la CM-40 (salida 13).
  • Próximas representaciones: 27 y 28 de septiembre (empieza a las 21.30); 4, 5, 11, 12, 18, 19, 25 y 26 de octubre (empieza a las 21.00). Entrada: 24 euro. 
  • Oficina de Turismo de Toledo.

La aventura de Puy du Fou en España no se detiene en este espectáculo y en el más bien modesto El Arrabal apañado a la entrada, un mercado medieval con puestos de comida típica española o bebida para las dos horas antes y las dos horas después de las funciones. El parque seguirá creciendo. Para el año 2021 estarán listos cuatro espectáculos diurnos (más el nocturno, que se mantendrá cada temporada) y se crearán tres aldeas históricas (medieval, árabe y de artesanos faenando), al estilo de las que funcionan con éxito en el parque de Les Epesses. Todo ello arropado por 30 hectáreas de naturaleza autóctona, humilde y fragante (encinas, jaras, tomillares) con los Montes de Toledo cerrando el horizonte. Una apuesta ambiciosa, y sin duda arriesgada, que puede ayudar a Toledo a encarar el futuro.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información