Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Possessió Binicomprat, tranquilidad mallorquina entre viñedos

Una apacible finca de agroturismo en el interior de la mayor de las islas baleares

Terraza de Possessió Binicomprat, en Mallorca.
Terraza de Possessió Binicomprat, en Mallorca.
Puntuación: 7,5
Arquitectura 7
Decoración 7
Estado de conservación 7
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 7
Ambiente 8
Desayuno 8
Atención 8
Tranquilidad 10
Instalaciones 6

Han transcurrido casi tres décadas desde que los hermanos Joana y Gabriel Oliver, herederos de una finca de 150 hectáreas dedicada al viñedo desde 1229, se animaran a adscribir sus vinos Hereus de Ribas bajo la denominación de origen Pla i Llevant y a poner la casa madre al servicio de la hospitalidad mallorquina. El nombre hace alusión a los bosques de pinos y encinas que delineaban el paisaje insular desde la dominación musulmana. Un blasón en la fachada acredita su abolengo, el de los Fiols de Binicomprat, como un guardián de quienes la habitan, antaño residentes, hoy turistas.

El caserón de Possessió Binicomprat recibe con un zaguán neogótico de doble crujía que fue paso obligado de caballerías. A su través se ordenan una generosa cocina, su celler (bodega), una capilla del siglo XVIII y tres alcobas que guardan fidelidad a la tradición de las viviendas campestres de la isla. Las antiguas cuadras amplían el alojamiento con un apartamento para cuatro personas con terraza privada, ideal para aislarse del mundo. Cada estancia guarda la autenticidad de la piedra en sus muros, la sobriedad intemporal del mobiliario, la atmósfera mediterránea vaporizada con las típicas telas de llengos, lámparas de diseño, esteras de esparto antiguo y notas florales encima de cada mesa. Los tálamos mantienen su apresto, con edredones frescos y toallas fragantes de pino viejo. El resplandor de las buganvillas engalana las noches bajo el porche.

Los desayunos han mejorado notablemente gracias a la incorporación de un huerto casero. Servirse un melón o una sandía de entre los bancales es una experiencia inolvidable especialmente para alemanes, holandeses o franceses —su clientela mayoritaria— en busca de una Mallorca rústica y bien entendida desde la sostenibilidad medioambiental.

Una habitación de Possessió Binicomprat.
Una habitación de Possessió Binicomprat.

Y, si pudiera instagramearse, el silencio de la finca arrancaría un buen número de corazones. Como los merecen sus andurriales de recodos bien señalizados, el vértigo de su aislamiento geográfico o las atalayas hospitalarias de las terrazas y los porches. Desde todos ellos el huésped disfruta de una inabarcable panorámica de los arriates de aromáticas que rodean la piscina, las siete hectáreas de viñedo, el bosque de pinos y encinas mediterráneos, los chaparrales de Son Divertit y Son Alegre, las heredades de Son Cortana y Na Rafalona y, al fondo, la silueta dominante del Puig de Randa.

Possessió Binicomprat

  • Categoría oficial: agroturismo
  • Dirección: Camí de ses Vinyes, s/n, Algaida (Mallorca)
  • Teléfono: 971 12 50 28
  • Web: fincabinicomprat.com
  • Instalaciones: 150 hectáreas de finca, 7 hectáreas de viñedo; jardines, terrazas, piscina, salón de estar, comedor de desayunos
  • Habitaciones: 1 doble, 1 suite, 1 apartamento para dos, 1 apartamento para cuatro
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 145 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información