Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la espera del ‘Halcón Milenario’

De la habitación de Andy en 'Toy Story' al vuelo en banshee de 'Avatar', un recorrido por los parques Walt Disney World Resort de Orlando, donde abre en agosto la nueva tierra de Star Wars

El dragón de Maléfica durante un desfile frente al castillo de Cenicienta en el parque Magic Kingdom de Orlando. Ampliar foto
El dragón de Maléfica durante un desfile frente al castillo de Cenicienta en el parque Magic Kingdom de Orlando.

Hay gente que se casa. Otros pasan unas vacaciones en familia. Hay apasionados que acuden una vez al año. Y cazadores de autógrafos de princesas de todo pelaje. Bienvenidos a Walt Disney World Resort, en Orlando (Florida, EE UU), el complejo de parques de atracciones más grande del mundo. “Es uno de esos lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida”, dice Todd Heiden, director internacional de relaciones públicas de la compañía. Las razones para recorrerlo son variadas, pero no hay duda de que tiene propiedades magnéticas. No solo por las atracciones, las montañas rusas y los espectáculos, también, y sobre todo, por los personajes que surcan este complejo, de Mickey a Chewbacca. El realismo de los atuendos y las ambientaciones temáticas sumergen al visitante, literalmente, en los universos de Avatar o de los superhéroes de Marvel. Y el 29 de agosto, el gran estreno: Galaxy’s Edge, la nueva tierra de Star Wars (la segunda en el mundo tras la recién estrenada en Disneyland California), con atracciones como un viaje en el Halcón Milenario, una ruta por el asentamiento Black Spire Outpost en el planeta Batuu, restaurantes y tiendas.

Algunos datos

Con 12.000 hectáreas, el Walt Disney World Resort tiene un tamaño similar al área metropolitana de Barcelona. El complejo cuenta con 35 alojamientos, desde hoteles temáticos hasta bungalós polinesios. Y hay seis parques: cuatro temáticos (Magic Kingdom, Hollywood Studios, Epcot y Animal Kingdom; los dos últimos, únicos en el mundo) y dos parques acuáticos (Blizzard Beach y Typhoon Lagoon). En todos hay mucho que hacer (y bastante gente): se necesita al menos un día para visitar cada uno de ellos. La entrada cuesta unos 95 euros por día y parque (o se puede comprar un pase de seis días para todos ellos por 390) euros.

Slinky Dog Dash, una de las montañas rusa de Toy Story Land, en el parque de Hollywood Studios. ampliar foto
Slinky Dog Dash, una de las montañas rusa de Toy Story Land, en el parque de Hollywood Studios.

Aunque desde la compañía no desvelan el número de visitantes, se remiten a los datos de la oficina de turismo: Orlando batió récord en 2018 atrayendo a 72 millones de turistas (66 de Estados Unidos y 6 del resto del mundo). Muchos de ellos pasaron por los parques de Disney (también por los vecinos de Universal y Sea World). “Es muy divertido, pero hay que trabajarse la planificación”, avisan desde Walt Disney World. Para facilitar la vida de sus huéspedes, han creado las MagicBands, unas pulseras que sirven para múltiples utilidades: desde llave de la habitación hasta método de pago en los parques. También para el ­FastPass+ (el pase rápido), que permite reservar un máximo de tres atracciones con 30 días de antelación y que se incluye en cada entrada; y 60 días antes si uno se aloja en un hotel Disney, que también ofrece a sus huéspedes los Extra Magic Hours: horas extra en los parques antes de la apertura al público general o después del cierre. Una vez en marcha, a medida que se van usando los fast passes, se pueden realizar nuevas reservas para ahorrar tiempo en las colas de espera.

Fuegos artificiales en el espectáculo nocturno 'Happily Ever After.' de Magic Kingdom, en Orlando. ampliar foto
Fuegos artificiales en el espectáculo nocturno 'Happily Ever After.' de Magic Kingdom, en Orlando.

Magic Kingdom

Fue el primer parque de Orlando —se inauguró el 1 de octubre de 1971— y el segundo de la compañía en el mundo (tras el de California, de 1955). Aquí se condensan las esencias de Disney: la calle principal (Main Street) se inspira en la avenida principal de Marceline, el pueblo de Misuri en el que Walt Disney vivió de los 5 a los 10 años. Es el lugar donde Mickey recibe, aunque se le puede ver, como al resto de personajes, en cualquiera de los parques paseando con alguno de sus ¡136 trajes!

En el Town Square Theatre (previa petición de cita o tras esperar la cola) se puede abrazar al ratón y hacerse unas fotos con él. Aquí viene la gente a felicitarle el cumpleaños: este año celebra los 91. Le suele acompañar Minnie. Y también se dejan ver Donald, Daisy, Pluto y Goofy. Por las mañanas (a las 12.30), todos ellos participan en una suerte de verbena vecinal (Move it! Shake it! MousekeDance!) en la que bailar es casi obligatorio. En ocasiones, los personajes marcan los pasos a seguir. Con suerte, bajan de la carroza y danzan con los asistentes.

A la espera del ‘Halcón Milenario’

Los músculos se tensan. Las caras cambian el gesto. La imaginación se dispara. Magic Kingdom cuenta con atracciones icónicas como Space Mountain, un electrizante recorrido en una vagoneta futurista y en absoluta oscuridad. Fue creado en 1975 y ha sido replicado en el resto de los complejos de Disney por el mundo (hay en Tokio, Hong Kong, Shanghái y París, además de los dos de Estados Unidos).

Y una novedad: la recién estrenada Seven Dwarfs Mine (la mina de los siete enanitos), una suave montaña rusa donde se narra la historia de Blancanieves, bajada a la mina incluida. Cuidado que hay otra mina, pero plagada de sobresaltos: Big Thunder Mountain. Para enjuagar la tensión, Splash Mountain, un agradable paseo en barcaza (que en un momento se pone movidito con una caída a 65 kilómetros por hora) que sumerge en las aventuras de la película Song of the South (Canción del sur, de 1946), pionera en mezclar animación con personajes reales. “Nuestro trabajo consiste en hacer físicas las historias de Disney”, explica Diego Parras, del departamento de imagineering (los ingenieros de la imaginación). “Al fin y al cabo, aquí es donde los sueños se hacen realidad”, parafrasea el mantra de la compañía.

Pero no solo las narraciones de las películas se hacen físicas, en ocasiones pasa al revés. Así ocurrió con Piratas del Caribe. El éxito de la atracción (inaugurada en 1967 en Los Ángeles) hizo que se convirtiera en una jugosa saga de películas. Van cinco entregas y en todas aparece Johnny Depp (Jack Sparrow), que se acercó a Orlando a la reinauguración de este paseo en barca entre piratas: la gente dudaba si era él o un animatronic (los autómatas del espectáculo). La compañía quiere repetir la experiencia con la atracción vecina: Jungle Cruise, cuya versión cinematográfica se estrenará en 2020. Realidad y ficción se entremezclan.

Uno de los paisajes de Pandora - The World of Avatar en el parque Animal Kingdom de Walt Disney World Resort, en Florida. ampliar foto
Uno de los paisajes de Pandora - The World of Avatar en el parque Animal Kingdom de Walt Disney World Resort, en Florida.

Animal Kingdom

Avatar Flight of Passage es una de las atracciones estrella de Animal Kingdom, el reino más moderno y más grande, inaugurado en 1998, en el que se concentra la vida salvaje. El simulador, abierto hace dos años, recrea el vuelo de un banshee, un animal mitológico parecido a un dragón del planeta Pandora. Es espectacular. En Animal Kingdom viven 300 especies de seres vivos. Y, en total, 2.000 animales (jirafas, leones, hipopótamos…). También lo habitan Simba (que protagoniza el micromusical Festival of the Lion King); los insectos de Bichos, que aparecen en It’s Tough to be a Bug!, un cuidado espectáculo 4D en el que te salpican; o el Yeti. Este último brilla en la frenética Expedition Everest, cuando su aparición casi provoca que descarrile una vagoneta que circula a toda velocidad.

Hollywood Studios

Rey y Chewbacca, dos de los personajes de Star Wars, paseando por el parque Hollywood Studios,en Walt Disney World Resort (Orlando). ampliar foto
Rey y Chewbacca, dos de los personajes de Star Wars, paseando por el parque Hollywood Studios,en Walt Disney World Resort (Orlando).

Otra atracción donde todos gritan de emoción es Tower of Terror. Se inspira en la serie de ciencia-ficción The Twi­light Zone (En los límites de la realidad), emitida entre 1959 y 1964 y relanzada con nuevos episodios en los ochenta y los dos mil. En el parque de Hollywood Studios también se encuentra Toy Story Land, inaugurada el año pasado y basada en los personajes de la saga que acaba de estrenar su cuarta entrega cinéfila. Al entrar en el barrio de los juguetes de Andy, el visitante encoge y adopta el tamaño de los soldaditos de plástico verdes. Todo es grande. Se puede echar una trepidante carrera a lomos del perro elástico Slinky (en Slinky Dog Dash).

En los Studios es donde abrirá, el 29 de agosto, la nueva tierra de Star Wars. Ya se puede ver a los habitantes de la Galaxia (Kylo Ren, Chewbacca, Rey…) paseando por la zona. También aquí se ubica la montaña rusa Rock ‘n’ Roller Coaster Aerosmith, que en tres segundos se pone a 90 kilómetros por hora mientras escuchas a Steven Tyler.

Epcot, uno de los parques de Walt Disney World Resort, en Orlando (Florida, Estados Unidos). ampliar foto
Epcot, uno de los parques de Walt Disney World Resort, en Orlando (Florida, Estados Unidos).

Epcot

Para bajar la adrenalina se puede ir a Epcot. Tiene mucho encanto con sus pabellones de parque de atracciones clásico o su famosa bola futurista. Se pensó como una ciudad del futuro, del futuro de Walt Disney. Será renovado para 2022, cuando celebre sus 40 años. Aquí tienen residencia Elsa y Anna, de Frozen, y se encuentra el restaurante Akershus, donde las heroínas Disney desayunan. También hay huertos donde se cultivan más de 30 toneladas de fruta y verdura al año. En Epcot se puede recorrer el mundo en Soarin’ Around the World, que sobrevuela paisajes de belleza inaudita: en un momento sientes que una ballena te salpica la cara al golpear el mar con su cola. La magia va funcionando.

Al final del día

1. Dos espacios

En Florida hay dos parques únicos en el mundo: el futurista Epcot y Animal Kingdom, donde habitan 2.000 animales.

2. Un estreno

Star Wars: Galaxy’s Edge abre en Orlando el 29 de agosto. Se podrá volar en el Halcón Milenario, en una réplica a tamaño real, o construir una espada láser.

3. Jaleo by José Andrés

El chef español ha abierto restaurante este 2019 en Disney Springs, un centro comercial en Walt Disney World Resort de Florida (EE UU).

Tras varios días, uno empieza a ver normal cruzarse con una sufragista con voz de soprano salida del Londres de Mary Poppins, carrozas pilotadas por Peter Pan o al dragón de Maléfica espiando un fuego abrasador. Todas las tardes, a las tres, estos personajes se concentran en la Fantasy Parade, un desfile por Main Street en Magic Kingdom. Al anochecer, todos los días del año, los fuegos artificiales y la música se mezclan con las proyecciones, que usan las almenas del castillo de Cenicienta como pantalla, en el espectáculo Happily Ever After. Una buena manera de despedirse.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información