Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

36 súper microviajes para este verano

De Asturias a Canarias, pasando por Extremadura y Baleares, planes tan apetecibles como una fiesta vikinga, una maqueta gigante del 'Titanic', un chiringuito o conciertos con catas de vino

viajes verano
Rodeada de viñedos, Villafranca del Bierzo es la capital histórica de la comarca leonesa, famosa por sus vinos. getty

01  Andalucía

Un jardín. El estudio Reina & Asociados ha transformado las bodegas de ladrillo abovedado del palacio del rey don Pedro del Real Alcázar de Sevilla en un espacio expositivo. La rehabilitación abre al público las salas abovedadas, antes cerradas, y servirá para mostrar una selección de piezas arqueológicas procedentes del Alcázar. El palacio que levantó el rey Pedro I de Castilla en el siglo XIV es uno de los palacios reales más antiguos de Europa y asistir a uno de los muchos espectáculos que el Ayuntamiento programa por las noches en sus jardines y patios es una manera perfecta para vivir las noches del caluroso verano sevillano.

Un chiringuito. La Ola, en la playa de la Fontanilla de Conil de la Frontera (Cádiz), es uno de los mejores lugares para disfrutar con los últimos destellos del sol acariciando el cabo Roche. Por la noche se convierte en restaurante con buenos pescados y mariscos y precios ajustados.

02  Aragón

Una montaña. El parque natural Posets-Maladeta (Huesca), 33.267 hectáreas en pleno Pirineo aragonés, dentro de los términos municipales de Benasque, Gistaín, Montanuy, Sahún y San Juan de Plan, acoge uno de los ecosistemas de alta montaña más valiosos de la Península, coronado por el Aneto (3.404 metros), la cima más alta del Pirineo; por el Posets (3.375 metros), la segunda cumbre más alta de la cordillera, y por La Maladeta (3.308 metros). Un paraíso para senderistas.

Un geoparque. Desde las alturas de Gúdar hasta el límite con el Bajo Aragón, el río Guadalope articula un paisaje de montañas, crestas y cañones donde una vez estuvo el mar de Tethys y vivieron monstruos como el Elasmosaurus, un reptil marino de 14 metros. Sus huellas, y las de otros dinosaurios del Jurásico y el Cretácico, se pueden seguir por los cerca de 70 yacimientos paleontológicos del geoparque del Maestrazgo, como el bosque fosilizado de Castellote.

Velocirraptores en el Museo Jurásico de Asturias, en Colunga.
Velocirraptores en el Museo Jurásico de Asturias, en Colunga.

03 Asturias

Un plan con niños. El Parque de la Prehistoria de Teverga propone actividades sobre la vida en el Paleolítico y el Neolítico. En julio y agosto organiza todos los días talleres de caza prehistórica en los que se enseñan las técnicas y herramientas usadas por los primeros humanos, desde el simple bifaz de piedra hasta la lanzadera de azagayas o el arco. Un viaje al pasado remoto de Asturias que puede continuar en el Museo Jurásico MUJA de Colunga, que hospeda réplicas de los dinosaurios que poblaron este litoral y organiza excursiones a la cercana playa de La Griega, uno de los mayores yacimientos de icnitas del mundo, guiadas por el equipo científico del museo.

Un restaurante. Casa Marcial, el restaurante de los hermanos Manzano en Arriondas, lleva más de un cuarto de siglo demostrando creatividad y respeto por los productos autóctonos. Sus frágiles croquetas, doradas y crujientes, han creado escuela. Menú cumbres: 110 euros.

04  Baleares

Una experiencia. El turismo creativo se ha convertido en una seña de identidad de Baleares de la mano de empresas como Pescaturismo Mallorca, que organiza salidas en barco con marineros profesionales de Alcúdia, Cala Ratjada, Can Picafort, Sóller y otros puertos mallorquines para vivir una auténtica jornada de pesca, avistar delfines o aprender a cocinar un bullit de peix con las capturas del día. Desde 85 euros.

Un capricho. Heart Ibiza, el proyecto de los hermanos Ferran y Albert Adrià y su amigo Guy Laliberté, fundador de Cirque du Soleil, para el verano ibicenco combina espectáculos, música en directo y alta gastronomía en sus Live Dinner Experiences, cenas hedonistas que se van animando a medida que avanza la noche y el espacio acelera su ritmo con DJ y performances. Desde 215 euros.

Una de las habitaciones del hotel Palacio Ico en Teguise, en Lanzarote, en un emblemático edificio canario de 1690. ampliar foto
Una de las habitaciones del hotel Palacio Ico en Teguise, en Lanzarote, en un emblemático edificio canario de 1690.

05  Canarias

Un hotel. El artista canario César Manrique (nacido hace 100 años en la lanzaroteña Arrecife) incluyó el antiguo palacio de la princesa Ico en la villa de Teguise —un edificio emblemático de 1690— en su libro Lanzarote, arquitectura inédita. Convertido hoy en hotel boutique, conserva los artesonados de madera de techos a cuatro metros de altura y los suelos originales de morera y tea, con muros de piedra de medio metro de ancho y un patio interior, típicamente canario, al que dan sus nueve habitaciones, entre 129 y 170 euros la noche.

Un paseo. La pequeña isla de El Hierro constituye un paraíso para los amantes de las caminatas, por parajes como la llanada de la Dehesa, con sabinas centenarias en lucha constante contra el viento. Una de las rutas más fáciles y bonitas de hacer es la del Camino de la Llanía, un sendero circular de siete kilómetros, adaptado para niños y personas con movilidad reducida, que se adentra en paisajes cautivadores como el bosque de El Brezal.

06  Cantabria

Un ecosistema. Somocuevas, en Piélagos, a 15 kilómetros de Santander, marca el límite oriental del parque natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada, una franja costera de 200 hectáreas en la que el oleaje ha tallado un sorprendente muestrario de crestas rocosas, urros (farallones), arcos, islotes, ensenadas, playas, tómbolos, dunas y flechas litorales. Durante todo el verano, Cantabrian Way programa safaris nocturnos por la zona intermareal de Costa Quebrada para descubrir, a la luz de los frontales, actinias, holoturias, estrellas de mar, erizos, pulpos, cangrejos, gobios y otros habitantes de este sorprendente ecosistema marino. Precio: 20 euros; menores de 15 años, 15 euros.

Una cueva. La cuenca alta del río Asón es el paraíso de los espeleólogos: hay enormes complejos kársticos como Gándara y cuevas con huella humana como Covalanas, con una colección de pinturas rupestres de 20.000 años de antigüedad.

07  Castilla-La Mancha

Un espectáculo. El grupo francés Puy du Fou, especializado en parques de ocio que recrean otras épocas, está construyendo en la provincia de Toledo el primer parque temático dedicado a la historia de España, en la línea del espacio Puy du Fou de Les Epesses, a 85 kilómetros de Nantes (Francia). La primera fase del proyecto en España verá la luz el 30 de agosto con el espectáculo nocturno El sueño de Toledo. El parque completo está previsto que abra en 2021.

Una web. El nuevo portal turístico de Castilla-La Mancha ofrece más de 100 propuestas de viajes realizables en una jornada. Como visitar las esculturas kitsch de la Ruta de las Caras, un paseo mágico por la orilla del embalse alcarreño de Buendía (Guadalajara), entre enormes rostros excavados en la roca.

En agosto, los campos de Segovia se cubren de girasoles. ampliar foto
En agosto, los campos de Segovia se cubren de girasoles. getty

08  Castilla y León

Un enigma. Vigilantes de caminos, los caballeros templarios situaron muchas de sus fundaciones en la Vía Jacobea, y en especial en la que atraviesa la comarca leonesa de El Bierzo, uno de los tramos más temidos por los peregrinos medievales. Una ruta que tiene como hitos el castillo de Ponferrada; la Cruz de Ferro, en los altos del monte Irago; la fortaleza de Cornatel, en Priaranza del Bierzo, y el castillo de Sarracín, en Vega de Valcarce, que guardaba el paso a tierras gallegas por el puerto de O Cebreiro.

Un color. Como en un cuadro de Van Gogh, desde finales de julio la campiña segoviana se pinta del color amarillo cromo de los grandes campos de girasoles (cerca de 30.000 hectáreas), un espectáculo natural y gratuito por el que vale la pena viajar.

Concierto del festival Sons del Món, en Castelló d'Empúries (Girona). ampliar foto
Concierto del festival Sons del Món, en Castelló d'Empúries (Girona).

09  Cataluña

Un festival. Los fines de semana de julio y la primera semana de agosto, Roses (Girona), junto a las vecinas localidades de Castelló d’Empúries y Empuriabrava, acogerá la 12ª edición del festival Sons del Món, que combina los conciertos con catas de bodegas de la denominación de origen Empordà.

Un bosque. La comarca del Montsià, en Tarragona, cuenta con una de las mayores concentraciones de olivos milenarios. Solo en la partida del Arión, en Ulldecona, se han inventariado 400 ejemplares a los que se accede en visitas guiadas que incluyen la degustación de su aceite. A la Farga del Arion, el más longevo, se le calculan más de 1.700 años.

La cueva de Canelobre, en Busot (Alicante). ampliar foto
La cueva de Canelobre, en Busot (Alicante). getty

10  Comunidad Valenciana

Una exposición. Hasta el 10 de noviembre, en la sala de exposiciones de la Lonja del Pescado de Alicante se puede ver una macroexposición que recrea los cuatro últimos días del Titanic a través de joyas y objetos originales rescatados del fondo del mar, fotografías, documentos y reproducciones de partes del barco, junto a una espectacular maqueta de 12 metros de largo, 4,2 de alto y 3,9 metros de ancho del mítico transatlántico. Entrada: 9,50 euros.

Un tesoro. La sierra alicantina del Cabeçó d’Or esconde maravillas como las cuevas de Canelobre, en Busot, a 24 kilómetros de Alicante y 40 de Benidorm. La gruta cuenta con una de las bóvedas más altas de España, a la que se accede por un túnel de 45 metros abierto durante la Guerra Civil. Antes de ser acondicionadas para visitas y conciertos, fueron usadas como polvorín. Entrada: 7 euros. 

11  Euskadi

Una visita. Viajes por Euskadi recoge una selección de actividades y experiencias en el País Vasco, desde convertirse en pastor de ovejas latxas por un día en Urkiola (18 euros) hasta los talleres de cocina vasca tradicional que ofrece el restaurante Ziaboga en Pasai Donibane (Pasajes de San Juan), a los pies del monte Jaizkibel (97 euros), o las visitas guiadas al Valle Salado de Añana.

Un mirador. Construido sobre la empinada falda del cabo Ogoño, el puerto de Elantxobe (Bizkaia), de pasado ballenero —sus miradores sirvieron de atalayas para otear el paso de los cetáceos—, es tan escarpado que los autobuses de línea necesitan una plataforma giratoria para cambiar el sentido de la marcha. Elantxobe es una de las escalas de las travesías de una hora por la costa de Urdaibai que fleta Hegaluze (12 euros; niños, 7 euros).

12  Extremadura

Una guía. El folleto Tesoros ocultos de Extremadura promociona una serie de rincones secretos de Cáceres y Badajoz, lugares poco conocidos por el turismo, pero de gran valor arqueológico, histórico o artístico. En su primera edición, disponible en oficinas de turismo y en la web, recoge 16 microdestinos, lugares como el conjunto dolménico de Valencia de Alcántara, formado por 41 dólmenes que pueden visitarse a través de rutas señalizadas; el yacimiento arqueológico de Cancho Roano en Zalamea de La Serena, un palacio tartésico del siglo V antes de Cristo, o la basílica de Santa Lucía del Trampal en Alcuéscar, del siglo VII, que formó parte de un convento de monjes templarios.

Una playa. La Dehesa, en Cheles (Badajoz), a orillas de la presa de Alqueva, se ha convertido este año en una de las pocas playas de interior con bandera azul en España, sumándose a la de Orellana la Vieja, situada en plena comarca de La Serena extremeña, así como a la playa fluvial de A Calzada, en Pontevedra.

Atardecer en el Castro de Baroña (A Coruña). ampliar foto
Atardecer en el Castro de Baroña (A Coruña). getty

13  Galicia

Un lugar mágico. El castro celta de Baroña (A Coruña), uno de los mejor conservados de Galicia (siglo I antes de Cristo), está rodeado por dos murallas y conserva 20 viviendas de planta circular. No fue descubierto hasta 1933 y su restauración finalizó hace apenas ocho años. A 45 kilómetros de allí, la localidad pontevedresa de Catoira, en la desembocadura del río Ulla, celebra el primer domingo de agosto su romería vikinga, una fiesta que recrea la lucha contra los guerreros del norte en la que participa un grupo de vikingos de la ciudad danesa de Frederikssund.

Una isla. San Simón, una isla diminuta del municipio de Redondela, en la ría de Vigo (Pontevedra), fue inspiración de trovadores medievales, escenario de batallas navales, leprosería y cárcel franquista antes de convertirse en sede del Sinsal SON (del 25 al 28 de julio), un festival de pequeño formato con cartel secreto, diurno y con aforo limitado a 800 personas por día.

Danza de los zancos en Anguiano (La Rioja), del 21 al 23 de julio. ampliar foto
Danza de los zancos en Anguiano (La Rioja), del 21 al 23 de julio. agefotostock

14  La Rioja

Una tradición. Semiocultos en los valles y quebradas de las estribaciones de la sierra de la Demanda, monasterios como Valvanera, San Millán de la Cogolla o Cañas trazan una ruta por la cuna del castellano. Valvanera cuenta con una hospedería desde la que parten rutas a los picos de Valdezcaray o al pintoresco pueblo de Anguiano, famoso por sus danzantes: del 21 al 23 de julio, durante las fiestas de la Magdalena, ocho jóvenes se lanzan por la empinada cuesta empedrada de la ermita girando sobre unos zancos.

Un pueblo. Viniegra de Arriba, una aldea de piedra ocre en la comarca de las Siete Villas, es una de las últimas incorporaciones al club de los pueblos más bonitos de España. Forma parte del espacio protegido sierras de la Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros, y por sus calles empedradas se reparten bellas construcciones en mampostería, entre las que destacan la iglesia parroquial de la Asunción y la ermita de la Magdalena.

15 Madrid

Una verbena. Chotis, churros, gallinejas, organillos, claveles, abanicos pericones, chulapos y chulapas animan los barrios más castizos de Madrid durante las fiestas de San Cayetano (en torno al 7 de agosto, en la zona del Rastro y Embajadores), San Lorenzo (alrededor del 10 de agosto, en Lavapiés) y la Paloma (en torno al 15 de agosto, en la Latina), a las que se suman un mes después (sobre el 15 de septiembre) las fiestas de La Melonera, en Arganzuela.

Un respiro. El caluroso verano madrileño concede un respiro en las Noches del Botánico (NDB), un festival de pequeño formato que se celebrará del 20 de junio al 31 de julio en el recinto del Real Jardín Botánico de la Universidad Complutense.

16  Murcia

Una sorpresa. La Bastida de Totana (cultura de El Argar), habitada entre los años 2200 y 1550 antes de Cristo, fue en su día “el asentamiento más avanzado de Europa en términos políticos y militares durante la Edad del Bronce, solo comparable con la civilización minoica de Creta o Troya”, según arqueólogos de la Universidad Autónoma de Barcelona. Se han recuperado decenas de viviendas escalonadas en terrazas artificiales, un sistema de fortificación y una gran balsa, además de varias sepulturas y cenotafios de guerreros. Abierta los sábados y domingos. Entrada: 3,40 euros.

Un sonido. Portugal será el país invitado de la 25º edición del festival La Mar de Músicas, que se celebrará del 19 al 27 de julio en Cartagena. En el cartel están artistas como la brasileña Elza Soares, las fadistas portuguesas Mariza y Ana Moura, la actriz y cantante lusa María de Medeiros o el músico etíope Mulatu Astatke. Entradas: 10 euros; abonos, 80 euros.

Monasterio de Fitero, la primera construcción del Císter en Navarra. ampliar foto
Monasterio de Fitero, la primera construcción del Císter en Navarra. agefotostock

17  Navarra

Un balneario. En el monasterio de Fitero —la primera construcción del Císter en Navarra y una de las primeras de España— arranca la trama de El miserere, una de las famosas leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, sobre una misteriosa partitura roída por ratones hallada en su biblioteca. El poeta fue asiduo de sus balnearios de origen romano, famosos por la composición y temperatura de sus aguas.

Un ritmo. El festival Flamenco on Fire llevará del 20 al 25 de agosto a los escenarios, balcones y calles de Pamplona las propuestas de artistas como Sara Baras, José Mercé, Tomatito, Ketama o Rocío Molina.

18  Ceuta y Melilla

Un chapuzón. El Parque Marítimo del Mediterráneo, de César Manrique, con su vegetación, sus restaurantes y sus piscinas de agua salada, es una de las opciones más refrescantes del verano ceutí, sin olvidar el mirador de San Antonio, con las mejores vistas de la ciudad y su puerto, la costa peninsular, Gibraltar y la montaña de la Mujer Muerta, en Marruecos.

Una ruta. A las puertas del desierto, Melilla reúne uno de los patrimonios modernistas más refinados de España, con un centenar de edificios de Enrique Nieto, discípulo del arquitecto catalán Lluis Domènech i Montaner.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >