Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCAPADAS

Ámsterdam para no-turistas

Limpiar canales, pasar un día con un local o clases de cocina son algunas propuestas de 'Untourist Guide'

Participantes en De la basura al tesoro, actividad organizada por las calles de Ámsterdam por 'The Untourist Guide'. Ampliar foto
Participantes en De la basura al tesoro, actividad organizada por las calles de Ámsterdam por 'The Untourist Guide'.

Casarse (de mentira) con un lugareño para descubrir juntos los rincones desconocidos de Ámsterdam, pescar basura en los canales o plantar verduras en huertos urbanos son algunas de las ideas incluidas en The Untourist Guide to Amsterdam (editorial Querido). El untourist es un viajero en busca de rutas alternativas, y el libro, en inglés con una versión digital (untouristguide.com), es la tarjeta de presentación de un nuevo movimiento que anima a contribuir al turismo sostenible en una de las ciudades más populares del mundo: tiene 854.000 habitantes y, en 2018, recibió 19,1 millones de visitantes.

Publicada este junio (ya en las librerías de la ciudad y en la cadena de grandes quioscos AKO, ubicada en las estaciones de tren), las propuestas de Untourist Guide son gratis y de pago, con precios que oscilan entre los 32,30 euros por tres horas ayudando en un huerto en grupos de 8 a 12 personas (con recorrido en bici, café y pastel de manzana incluido) y los 100 euros de la boda sin validez.

Este último precio (el dinero se dedica a una ONG) incluye vestido, foto, anillos de recuerdo y un recorrido de un día por lugares inesperados de la ciudad holandesa. Se pide al visitante que se presente y cuente sus aficiones, para que escoja luego entre ocho personas del propio equipo turístico. “Se trata de que las parejas por un día puedan compartir sus intereses o descubrir otra cara de la ciudad. En otras propuestas nos apoya, por ejemplo, la Diaconía Protestante, con gran actividad social, que ofrece sesiones de karaoke con refugiados en las que se puede participar”, cuenta Eelko Hamer, responsable de la idea que generó el movimiento, con la artista Elena Simons y la productora y coreógrafa Sabine Linz, y que apoyan 200 hoteles, firmas sociales, museos y artistas, además de la oficina de turismo.

Recogida de basura en uno de los canales de Ámsterdam.
Recogida de basura en uno de los canales de Ámsterdam.

En lugar de pelear por una mesa en un restaurante lleno o ante competir para admirar de lejos el mismo cuadro famoso, la guía invita a explorar calles, mercados y mercadillos urbanos, comercios y terrazas fuera de los circuitos más trillados. Entre sus 96 páginas (con profusión de fotos y colores) hay, por ejemplo, clases de cocina para padres e hijos (50 euros por hijo por dos horas). “Hay muchas opciones distintas al turismo masificado, y si bien algunas actividades, como la de recogida de basuras de los canales con la compañía Plastic Whale, ya existían, otras hemos tenido que inventarlas o bien darles un toque más atractivo para el viajero”, añade Hamer.

En una de las actividades se recorre el Distrito Rojo recogiendo objetos tirados para transformarlos en un souvenir

Se refiere, entre otros, a la excursión De la basura al tesoro, que consiste en transformar cosas tiradas en la calle en un bonito recuerdo (35 euros por 90 minutos). Puede ser desde una rueda pinchada de bicicleta a una lata de bebida, y los participantes recorren en su busca el Distrito Rojo de Ámsterdam, uno de los barrios más concurridos —el Consistorio prohibió en marzo las visitas guiadas en esta zona en la que se concentra el negocio de la prostitución—. Luego acuden a The Upcycle, un local especializado en diseñar productos sostenibles a partir de residuos para promover una sociedad circular.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información