Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RUTAS URBANAS

Croquetas y tortillas en una deliciosa ruta por Barcelona

Recetas tradicionales reinventadas con inesperados ingredientes en locales como Croq & Roll, Flash Flash, Catacroquet, The Fish & Chips Shop y Bellako Gastro Kebab

Pescado y patatas, el plato estrella del restaurante The Fish & Chips Shop, en Barcelona.
Pescado y patatas, el plato estrella del restaurante The Fish & Chips Shop, en Barcelona.

Una preparación tan humilde como una tortilla dio lugar a principios de la década de 1970 a una de las propuestas más chics de Barcelona, incubada en el seno de la gauche divine. Desde la inauguración del Flash Flash (calle de la Granada del Penedès, 25), hace ya 47 años, este local de decoración imperecedera, nostálgico y dinámico sigue siendo un lugar de referencia en la Barcelona gastronómica. La idea fue de sus dos impulsores, Leopoldo Pomés, fotógrafo y publicista, quien junto al arquitecto Alfonso Milá decidieron hacer realidad el local que echaban de menos en su ciudad. En la carta figuran unas 50 variedades de tortillas, que se van renovando según los productos de temporada; solo de patata hay 9, originales, sabrosas… Y desde 2008 Flash Flash también tiene local en Madrid, en el que se sirven en un marco parecido al barcelonés sencillas tortillas con categoría de alta cocina.

El local de Croq & Roll, un pequeño restaurante del barrio de Gràcia de Barcelona.
El local de Croq & Roll, un pequeño restaurante del barrio de Gràcia de Barcelona.

Si existe otra preparación básica que ha adquirido niveles de culto es la croqueta. Tanto es así que es uno de los pocos platos que tiene un día internacional, cada 16 de enero, cuando los restaurantes y bares de tapas se alían para poner en la mesa su mejor versión de un clásico que no falta en la mayoría de restaurantes. Para conseguir una buena croqueta es necesaria la culminación precisa de varios procesos. Una bechamel al punto, un ingrediente principal bien elegido, un rebozado adecuado y una fritura respetuosa. En fin, todo un arte. Así lo explican en Croq & Roll (Travessera de Gràcia, 233), un pequeño local en el barrio de Gràcia que Nil Hostan y Santi Pérez abrieron hace tres años. Con más de 22 especialidades de croquetas, a cual más original, arriesgan y sorprenden: croquetas de chocolate a la naranja, de sobrasada con miel, de calamar en su tinta, de calçots con romesco… Delicias con productos de temporada y con ingredientes a veces inverosímiles.

Croquetas en Catacroquet, en Barcelona. ampliar foto
Croquetas en Catacroquet, en Barcelona.

Otra apuesta por las croquetas gourmet se encuentra en pleno barrio del Poblenou, en el bonito bistró-bar de tapas Catacroquet (calle dels Almogàvers, 211). Lleva cuatro años elaborando pequeñas delicias rebozadas con los ingredientes más clásicos y los más imaginativos, como ternasco de Aragón con patatas o morcilla con arenque ahumado. Al frente están Carlos Pérez y Andrea Pérez-Lorente, que han dividido su carta en alimentos “croquetables” y “no croquetables”; la lista de los primeros es realmente extensa y prueba de ello son las croquetas dulces para postre —la de queso envuelto con crujiente de brownie es especialmente adictiva—.

El restaurante The Fish & Chips Shop de la calle de Rocafort, en Barcelona.
El restaurante The Fish & Chips Shop de la calle de Rocafort, en Barcelona.

Fish and chips y kebab

En el actual mundo globalizado ya no es necesario recorrer medio planeta para deleitarse con exóticas gastronomías por humildes o sofisticadas que sean. De las costas británicas llega el pescado empanado servido con patatas fritas y envuelto en papel, que ha trascendido no solo a otros países anglosajones, sino que también ha aterrizado en los dominios de la dieta mediterránea. Uno de los primeros locales en servir ricos fish & chips fue el de los hermanos Majid y Mani Alam y su cuñado Bilal, de origen paquistaní y muy arraigados en la cocina barcelonesa, ya que los tres han trabajado en diversos restaurantes familiares en la ciudad. En el Eixample Izquierdo, cerca de la Gran Vía, en 2015 abrieron un pequeñísimo local cuyas exquisiteces generan colas los fines de semana. Un par de mesas y una barra detrás de la cual la actividad no cesa para servir los cucuruchos de “merluza del Cantábrico, rebozada en tempura ahumada y con un toque crujiente que le aportan los corn flakes, con patatas sazonadas, todo con un twist hindú-pakistaní”. Los propietarios de The Fish & Chips Shop ya han abierto el quinto establecimiento en la capital catalana y en todos ellos ofrecen una revisión del clásico fast food del Reino Unido.

Bellako Gastro Kebab, en la calle de la Marina de Barcelona. ampliar foto
Bellako Gastro Kebab, en la calle de la Marina de Barcelona.

Con la idea de crear un local agradable y cálido en el que degustar una de las comidas más tradicionales y típicas del mundo, en 2017 abrió el Bellako Gastro Kebab (calle de la Marina, 244). Y se trata de eso, convertir el kebab en un plato gourmet gracias al uso de ingredientes de primerísima calidad: pollo del Empordà, ternera black angus, cerdo ibérico de Extremadura, y verduras y hortalizas de proximidad. Se puede elegir pan libanés o pan de pita para armar los ingredientes, y para completar el menú proponen un original hummus de chorizo, un delicioso baba ganush a base de berenjenas y, por qué no, escalivada, además de distintas ensaladas. Y todo ello en un local chic y luminoso en el que sentirse a gusto.

En Bellako Gastro Kebab sirven, por ejemplo, kebabs de cerdo ibérico y hummus de chorizo. ampliar foto
En Bellako Gastro Kebab sirven, por ejemplo, kebabs de cerdo ibérico y hummus de chorizo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información