Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Primero Primera, hospitalidad en una casa familiar

Los Pérez-Sala han convertido su hogar en un exquisito hotel en la zona alta de Barcelona

Terraza del hotel Primero Primera, en Barcelona. Ampliar foto
Terraza del hotel Primero Primera, en Barcelona.
Puntuación: 8
Arquitectura 6
Decoración 8
Estado de conservación 9
Confortabilidad habitaciones 9
Aseos 8
Ambiente 8
Desayuno 8
Atención 10
Tranquilidad 7
Instalaciones 8

Vivir en las Tres Torres, un barrio con una de las rentas más altas de Barcelona, fue el trampolín necesario para que Luis Pérez-Sala llegase a ser piloto de Fórmula 1, década y media antes de que Fernando Alonso abriese la vena de títulos para España. La casa que compartía con sus otros siete hermanos fue construida en 1955 por el padre, Carlos Pérez-Sala, y su madre, Montse Valls-Taberner, que aún vive a sus 98 años en el primero primera de este edificio residencial. Las demás plantas, pertenecientes también a la familia, fueron remodeladas en 2011 como si fuera un club británico con alojamiento, comedor selecto, biblioteca, salas elegantes y, algo muy casero, un zaguán donde desembarcar con vehículo propio, a modo de box de carruajes. Nuria Pérez-Sala, la mayor de las hermanas e interiorista, ha sido la artífice del decorado, que se daba por descontado que iba a ser exquisito, comedido, hospitalario.

Tradición y modernidad se abrazan desde que el viajero accede al pad­dock. Una baranda sinuosa sale al encuentro de la escalera principal, una joya digna del posracionalismo arquitectónico, que distribuye hacia arriba las 30 habitaciones del hotel. Por ahí puede asomarse doña Montse, encantada de saludar al que llegue. O su hijo Enrique, querencioso por establecer conversación con la clientela que suele frecuentar el negocio: pacientes de alguna de las clínicas de la zona, docentes de escuelas internacionales o familiares de ejecutivos foráneos instalados por un tiempo en la capital catalana.

Una de las habitaciones del Primero Primera. ampliar foto
Una de las habitaciones del Primero Primera.

En la parte trasera del Primero Primera está la piscina, un lujo de verano. Más british imposible, el salón honesto (autoservicio, los clientes son quienes anotan su consumición) invita a relajarse frente a la chimenea. Silvia Quintero se ocupa de la alimentación con el título en Hospitalidad de la Universidad de Boston. La magnificencia del desayuno así lo acredita: tés, cafés, cereales, repostería casera, fruta fresca y cuantas elaboraciones finas solicite el huésped. En el comedor o en la cama. Como en casa.

Los dormitorios ofrecen un mínimo de 20 metros cuadrados, que es mucho más de lo que se estila en categorías similares. Ninguno se parece a otro. Ni en las vistas al jardín o a la calle, ni en el mobiliario de madera noble, ni en los tejidos o las pieles, ni en los detalles personales que privilegian a cualquiera.

Primero Primera

  • Categoría oficial: 4 estrellas
  • Dirección: Doctor Carulla, 25. Barcelona
  • Teléfono: 934 17 56 00
  • Web: primeroprimera.com
  • Instalaciones: garaje, zaguán, terraza, piscina exterior, jardín, sala de reuniones con capacidad de hasta 20 personas, salón de estar, biblioteca, honesty-bar, restaurante
  • Habitaciones: 27 dobles, 1 júnior suite, 1 suite, 1 apartamento
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; lavandería y tintorería; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 155 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 14 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información