Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DORMIR CRÍTICA i

Resotel, el espíritu de la carretera

Un original alojamiento junto a una gasolinera de las afueras de Salamanca

Una de las habitaciones de Resotel, a las afueras de Salamanca. Ampliar foto
Una de las habitaciones de Resotel, a las afueras de Salamanca.
Puntuación: 6
Arquitectura 6
Decoración 6
Estado de conservación 7
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 5
Ambiente 6
Desayuno 5
Atención 7
Tranquilidad 4
Instalaciones 6

Las gasolineras son un icono redundante en la cultura del viaje. Y si estas fulguran de noche en llamativas tonalidades azules, rojas y anaranjadas es que identifican a Repsol, patrocinador oficial de las grandes competiciones del motor. Pues bien, en las afueras de la académica Salamanca la petrolera española tiene estampados sus colores en uno de los hoteles más originales del espectro peninsular, mimetizado por obra y gracia de un empresario local entre los atributos de la gasolinera, sin que tenga absolutamente nada que ver con la multinacional. Enfrascado en un paralelepípedo de vidrio azul, pegado a los surtidores y a las bombas de presión de aire y agua, el Resotel, propiedad de Juan Carlos García, es un edificio transparente de 11 habitaciones, ideal para quienes prefieren ahorrarse las dificultades de aparcar en el centro histórico de la ciudad.

Más que subsidiario de la estación de servicio, el hotel es la propia gasolinera. Comparte su recepción con el mostrador del cajero y la tienda, donde se expande el vestíbulo, decorado con fotos de la actividad deportiva y petrolera del equipo Repsol. El ambiente aquí lo produce la música que ameniza el repostaje, el tráfico de la carretera de acceso a Salamanca, el revuelo de automovilistas y, ocasionalmente, los clientes del alojamiento con sus maletas. Es genuino y divertido, representativo de esa liturgia de la carretera escasamente idealizada en España, pero mística en Estados Unidos.

Decoración automovilística en uno de los pasillos de Resotel.
Decoración automovilística en uno de los pasillos de Resotel.

Una mesa de vidrio nos recibe con una estructura concebida desde un bloque de motor de 12 cilindros. En los descansillos de las escaleras hay un cartel antañón de la firma Pegaso, un viejo surtidor de gasolina y una legendaria Bultaco Frontera colgada de la pared, junto a un expresivo neón:“Four wheels move the body, two wheels move the soul” (Cuatro ruedas transportan el cuerpo, dos ruedas transportan el alma). El interior de los cuartos es extremadamente funcional, decorado con mesillas luminosas, objetos de diseño contemporáneo y lencería en los consabidos registros corporativos, azules y naranjas. Una junior suite invita a soñar con su bañera oval y una televisión que emerge a los pies de la cama.

Antes de salir, la vista se queda enganchada en un titular del laureado piloto Mario Andretti: “Si todo está bajo control es que no vas lo suficientemente rápido”. Por si acaso, afuera nos espera el radar.

Resotel

  • Categoría oficial: 2 estrellas
  • Dirección: paseo de las Delicias, 27. Villares de la Reina (Salamanca)
  • Teléfono: 923 28 77 39
  • Web: resotel.es
  • Instalaciones: gasolinera, aparcamiento privado, supermercado, terraza solárium, piscina exterior, restaurante
  • Habitaciones: 9 dobles, 1 junior suite, 1 suite
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos; aparcamiento vigilado por 10 euros
  • Precios: desde 62 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos

RESERVA ONLINE

Todas las habitaciones incluyen: TV de pantalla plana vía satélite, aire acondicionado, minibar y baño privado

Valoración media en Booking: 9,6 (1.118 comentarios).

Desde 65€ por noche en Booking

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información