Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
22 escenarios para soñar con un gran viaje

22 escenarios para soñar con un gran viaje

22 fotos

De las ondulantes formaciones rococas de Vermilion Cliffs, entre Arizona y Utah, a bucear con tiburones ballena y tiburones martillo en el atolón de Alifu, en Maldivas, enclaves maravillosos cerca y lejos que invitan a preparar la maleta al instante

  • Los bisontes proporcionaron alimento, abrigo y combustible a los indios de las praderas hasta que la caza indiscriminada casi acabó con ellos. Buffalo Bill los mató por miles durante la construcción del ferrocarril en Estados Unidos. Eran 60 millones; un siglo después, en 1900, solo quedaban unas pocas docenas. Hoy su población se ha recuperado parcialmente, y cerca de 4.000 bisontes —como el de la foto, junto a la gran laguna termal Grand Prismatic— sobreviven desperdigados por las casi 900.000 hectáreas, repartidas por Idaho, Montana y Wyoming, del parque nacional Yellowstone. El primer espacio natural protegido del mundo (fue creado en el año 1872) también concentra la mitad de los géiseres de la Tierra y un paisaje idílico de ríos, lagos, cañones y bosques habitados por osos y lobos. El hogar del simpático Oso Yogui se asienta en la caldera de Yellowstone, un supervolcán cuya última gran erupción se produjo hace 640.000 años, aunque sigue activo y controlado de cerca por los geólogos. (Estados Unidos).
    1Bisonte en la laguna termal Los bisontes proporcionaron alimento, abrigo y combustible a los indios de las praderas hasta que la caza indiscriminada casi acabó con ellos. Buffalo Bill los mató por miles durante la construcción del ferrocarril en Estados Unidos. Eran 60 millones; un siglo después, en 1900, solo quedaban unas pocas docenas. Hoy su población se ha recuperado parcialmente, y cerca de 4.000 bisontes —como el de la foto, junto a la gran laguna termal Grand Prismatic— sobreviven desperdigados por las casi 900.000 hectáreas, repartidas por Idaho, Montana y Wyoming, del parque nacional Yellowstone. El primer espacio natural protegido del mundo (fue creado en el año 1872) también concentra la mitad de los géiseres de la Tierra y un paisaje idílico de ríos, lagos, cañones y bosques habitados por osos y lobos. El hogar del simpático Oso Yogui se asienta en la caldera de Yellowstone, un supervolcán cuya última gran erupción se produjo hace 640.000 años, aunque sigue activo y controlado de cerca por los geólogos. (Estados Unidos). getty
  • Desde la apertura en 2001 del aeropuerto internacional de El Calafate –a tres horas en avión desde Buenos Aires–, esta población de algo más de 7.000 habitantes en la provincia argentina de Santa Cruz es la principal puerta de acceso al parque nacional Los Glaciares, en los Andes australes. De entre sus 350 campos de hielo, el más famoso es el Perito Moreno, un soberbio río helado de cuatro kilómetros de frente y una altura que varía entre los 30 y los 60 metros. Se deja ver de cerca (en barco o desde pasarelas) y también se puede recorrer a pie, equipados con crampones (suelas con pinchos metálicos que se ajustan a las botas y se clavan en el hielo) y ropa de abrigo. Empresas como Hielo & Aventura ( hieloyaventura.com ) organizan de noviembre a finales de marzo rutas como el Big Ice Trekking, más de tres horas de dura caminata entre sumideros, lagunas azules como la de la foto, pináculos de hielo y cavernas de cristal (182 euros, incluidos los traslados desde El Calafate).
    2Un mundo frío, bello y azul Desde la apertura en 2001 del aeropuerto internacional de El Calafate –a tres horas en avión desde Buenos Aires–, esta población de algo más de 7.000 habitantes en la provincia argentina de Santa Cruz es la principal puerta de acceso al parque nacional Los Glaciares, en los Andes australes. De entre sus 350 campos de hielo, el más famoso es el Perito Moreno, un soberbio río helado de cuatro kilómetros de frente y una altura que varía entre los 30 y los 60 metros. Se deja ver de cerca (en barco o desde pasarelas) y también se puede recorrer a pie, equipados con crampones (suelas con pinchos metálicos que se ajustan a las botas y se clavan en el hielo) y ropa de abrigo. Empresas como Hielo & Aventura (hieloyaventura.com) organizan de noviembre a finales de marzo rutas como el Big Ice Trekking, más de tres horas de dura caminata entre sumideros, lagunas azules como la de la foto, pináculos de hielo y cavernas de cristal (182 euros, incluidos los traslados desde El Calafate). Getty
  • “Viajamos de madrugada hasta el monte Saint-Michel [Francia] para fotografiarlo al amanecer, con la primera luz del sol, pero el lugar estaba cubierto por una niebla espesa”, explica Konrad Paruch, el autor de Alcanzando el cielo, la foto ganadora de los premios British Photography Awards 2019 en la modalidad de dron. “Sin embargo, decidimos no rendirnos y volar nuestro dron con cámara por encima de las nubes, donde descubrimos esta vista increíblemente hermosa”. La leyenda cuenta que en el siglo VIII el arcángel san Miguel se le apareció en sueños al obispo Aubert de Avranches, ordenándole que erigiera un templo sobre este peñasco granítico de 80 metros de altitud, en lo alto de una isla del estuario del río Couesnon, en la región de Normandía, en el noroeste de Francia, aislada de la costa durante las pleamares. En el siglo XIII, los monjes benedictinos construyeron en estilo gótico la actual abadía, uno de los monumentos más visitados de Francia. Desde 2009 solo se puede acceder a pie o mediante un servicio de autobuses lanzadera.
    3Amanecer en la isla de los ángeles “Viajamos de madrugada hasta el monte Saint-Michel [Francia] para fotografiarlo al amanecer, con la primera luz del sol, pero el lugar estaba cubierto por una niebla espesa”, explica Konrad Paruch, el autor de Alcanzando el cielo, la foto ganadora de los premios British Photography Awards 2019 en la modalidad de dron. “Sin embargo, decidimos no rendirnos y volar nuestro dron con cámara por encima de las nubes, donde descubrimos esta vista increíblemente hermosa”. La leyenda cuenta que en el siglo VIII el arcángel san Miguel se le apareció en sueños al obispo Aubert de Avranches, ordenándole que erigiera un templo sobre este peñasco granítico de 80 metros de altitud, en lo alto de una isla del estuario del río Couesnon, en la región de Normandía, en el noroeste de Francia, aislada de la costa durante las pleamares. En el siglo XIII, los monjes benedictinos construyeron en estilo gótico la actual abadía, uno de los monumentos más visitados de Francia. Desde 2009 solo se puede acceder a pie o mediante un servicio de autobuses lanzadera.
  • Solo 20 personas al día, elegidas por sorteo, pueden visitar los Vermilion Cliffs (acantilados bermellón), en la frontera de Arizona con Utah (al oeste de EE UU). Su mayor atracción es la Ola (en la foto), una ondulante formación de areniscas de hace 180 millones de años donde los diferentes óxidos de hierro (hematita y goetita) dibujan capas horizontales. Para verla, toca caminar tres horas.
    4Una ola de arena fosilizada Solo 20 personas al día, elegidas por sorteo, pueden visitar los Vermilion Cliffs (acantilados bermellón), en la frontera de Arizona con Utah (al oeste de EE UU). Su mayor atracción es la Ola (en la foto), una ondulante formación de areniscas de hace 180 millones de años donde los diferentes óxidos de hierro (hematita y goetita) dibujan capas horizontales. Para verla, toca caminar tres horas. GETTY IMAGES
  • Con los últimos días de frío invernal suelen despuntar las yemas en las ramas desnudas y despiertan las variedades más tempranas de los cientos de miles de melocotoneros, nectarinas, paraguayos, platerinas y otros árboles de fruta dulce —o como los llaman aquí, de pinyol (hueso)— que cubren las márgenes del Baix Segre (Lleida). Sus delicadas flores de cinco pétalos y largos filamentos convierten estas tierras en un inmenso mar rosado. Pero se trata de un espectáculo tan bello como efímero: se prolonga apenas tres semanas, y generalmente a primeros de marzo. En la localidad leridana de Aitona se organizan visitas guiadas, vuelos en globo y otras actividades relacionadas con la floración. ( fruiturisme.infoes ).
    5El mar rosado del Baix Segre Con los últimos días de frío invernal suelen despuntar las yemas en las ramas desnudas y despiertan las variedades más tempranas de los cientos de miles de melocotoneros, nectarinas, paraguayos, platerinas y otros árboles de fruta dulce —o como los llaman aquí, de pinyol (hueso)— que cubren las márgenes del Baix Segre (Lleida). Sus delicadas flores de cinco pétalos y largos filamentos convierten estas tierras en un inmenso mar rosado. Pero se trata de un espectáculo tan bello como efímero: se prolonga apenas tres semanas, y generalmente a primeros de marzo. En la localidad leridana de Aitona se organizan visitas guiadas, vuelos en globo y otras actividades relacionadas con la floración. (fruiturisme.info/es).
  • El puente colgante Peak Walk une la cima del Scex Rouge (a 3.000 metros de altura; en la foto) con el mirador del restaurante panorámico Botta 3000, obra del arquitecto suizo Mario Botta (discípulo de Le Corbusier y de Louis I. Kahn y autor del Museo de Arte Moderno de San Francisco, el Museo Tinguely de Basilea y el Centro Cultural de Tel Aviv), por encima de la estación de esquí de Les Diablerets, en los Alpes suizos. La estructura, de unos 108 metros de largo y 80 centímetros de ancho, se abrió en 2014 y ya es uno de los reclamos turísticos de Suiza. El acceso es gratuito y está abierta durante todo el año (su diseño puede soportar vientos de hasta 200 kilómetros por hora). Tanto el restaurante mirador como la pasarela forman parte del plan Glaciar 3000, un proyecto de Botta para renovar las instalaciones de la estación de Les Diablerets, donde también se puede esquiar en verano, sin alterar el medio alpino. El complejo incluye un tobogán de montaña (Rodelbahn) y un servicio de telesillas que lo comunica con las pistas de esquí.
    6Pasarela a las nubes El puente colgante Peak Walk une la cima del Scex Rouge (a 3.000 metros de altura; en la foto) con el mirador del restaurante panorámico Botta 3000, obra del arquitecto suizo Mario Botta (discípulo de Le Corbusier y de Louis I. Kahn y autor del Museo de Arte Moderno de San Francisco, el Museo Tinguely de Basilea y el Centro Cultural de Tel Aviv), por encima de la estación de esquí de Les Diablerets, en los Alpes suizos. La estructura, de unos 108 metros de largo y 80 centímetros de ancho, se abrió en 2014 y ya es uno de los reclamos turísticos de Suiza. El acceso es gratuito y está abierta durante todo el año (su diseño puede soportar vientos de hasta 200 kilómetros por hora). Tanto el restaurante mirador como la pasarela forman parte del plan Glaciar 3000, un proyecto de Botta para renovar las instalaciones de la estación de Les Diablerets, donde también se puede esquiar en verano, sin alterar el medio alpino. El complejo incluye un tobogán de montaña (Rodelbahn) y un servicio de telesillas que lo comunica con las pistas de esquí.
  • La lagunilla del Yelmo es “una preciosa charca estacional escondida cerca del risco de escalada más concurrido de La Pedriza”, la describe el periodista Andrés Campos. Está en la vertiente madrileña de la sierra de Guadarrama, mide unos 25 metros de largo por 15 de ancho, no tiene ni tres palmos de profundidad y en verano se seca. Pero cuando los inviernos son especialmente fríos en el centro peninsular (el pasado 7 de febrero, momento de la foto, las temperaturas nocturnas alcanzaron los cinco grados bajo cero), se puede encontrar convertida en un sólido bloque de hielo La excursión, de unas cuatro horas ida y vuelta, parte del aparcamiento de El Tranco, a unos tres kilómetros de Manzanares el Real, en Madrid, para continuar por el roquedo sin perder de vista las marcas de pintura blanca y amarilla que señalan el camino.
    7Hielo efímero en La Pedriza La lagunilla del Yelmo es “una preciosa charca estacional escondida cerca del risco de escalada más concurrido de La Pedriza”, la describe el periodista Andrés Campos. Está en la vertiente madrileña de la sierra de Guadarrama, mide unos 25 metros de largo por 15 de ancho, no tiene ni tres palmos de profundidad y en verano se seca. Pero cuando los inviernos son especialmente fríos en el centro peninsular (el pasado 7 de febrero, momento de la foto, las temperaturas nocturnas alcanzaron los cinco grados bajo cero), se puede encontrar convertida en un sólido bloque de hielo La excursión, de unas cuatro horas ida y vuelta, parte del aparcamiento de El Tranco, a unos tres kilómetros de Manzanares el Real, en Madrid, para continuar por el roquedo sin perder de vista las marcas de pintura blanca y amarilla que señalan el camino.
  • La biomímesis toma la naturaleza como fuente de inspiración para crear innovación tecnológica. En la Bundesgartenschau (buga2019.de), la exhibición hortícola bienal de Alemania —que estará abierta en Heilbronn hasta el 6 de octubre—, se podrá ver un pabellón cuya estructura está inspirada en las alas de los escarabajos, un proyecto del Instituto de Diseño y Construcción por Ordenador de la Universidad de Stuttgart. Utilizando plástico reforzado con fibras de vidrio y carbono, dos robots 'tejieron' la estructura que está cubierta por una gran membrana de plástico. A pesar de sus 23 metros de diámetro, solo pesa 7,6 kilogramos. Un segundo pabellón, este realizado en madera, imita la forma de un erizo de mar. Los dos espacios acogerán parte de las actividades culturales de la feria hortícola, que ocupa con sus jardines y espacios de esparcimiento verdes 40 hectáreas y que, por ejemplo, tiene programadas 23 exposiciones florales: desde una de rododendros y azaleas hasta una muestra de 'ikebana', el arte japonés del arreglo floral
    8Bajo las alas del escarabajo La biomímesis toma la naturaleza como fuente de inspiración para crear innovación tecnológica. En la Bundesgartenschau (buga2019.de), la exhibición hortícola bienal de Alemania —que estará abierta en Heilbronn hasta el 6 de octubre—, se podrá ver un pabellón cuya estructura está inspirada en las alas de los escarabajos, un proyecto del Instituto de Diseño y Construcción por Ordenador de la Universidad de Stuttgart. Utilizando plástico reforzado con fibras de vidrio y carbono, dos robots 'tejieron' la estructura que está cubierta por una gran membrana de plástico. A pesar de sus 23 metros de diámetro, solo pesa 7,6 kilogramos. Un segundo pabellón, este realizado en madera, imita la forma de un erizo de mar. Los dos espacios acogerán parte de las actividades culturales de la feria hortícola, que ocupa con sus jardines y espacios de esparcimiento verdes 40 hectáreas y que, por ejemplo, tiene programadas 23 exposiciones florales: desde una de rododendros y azaleas hasta una muestra de 'ikebana', el arte japonés del arreglo floral
  • Etosha es una reserva natural de 22.000 kilómetros cuadrados al norte de Namibia donde el avistamiento de animales está asegurado. Basta con acercarse a alguno de los abrevaderos entre matorrales en torno al pan, un desierto salino de cegadora blancura, y esperar el desfile de elefantes, jirafas, leones, rinocerontes negros o guepardos.
    9Desfile de jirafas en Etosha Etosha es una reserva natural de 22.000 kilómetros cuadrados al norte de Namibia donde el avistamiento de animales está asegurado. Basta con acercarse a alguno de los abrevaderos entre matorrales en torno al pan, un desierto salino de cegadora blancura, y esperar el desfile de elefantes, jirafas, leones, rinocerontes negros o guepardos. GETTY IMAGES
  • En 2004 se construyó en el glaciar Trift, en Gadmen (Suiza), un puente colgante siguiendo el modelo de los nepaleses de tres cuerdas. Convertido en un imán para aventureros por el impresionante paisaje que lo rodea, el Triftbrücke fue reemplazado en 2009 por un puente más seguro y uno de los más largos y a mayor altura de los Alpes suizos: 170 metros de largo a 100 metros de altitud con una panorámica de impresión del lago y el glaciar Trift (al fondo de la imagen). La altura y un pequeño balanceo son perfectos para los adictos a la adrenalina y un mal trago para quienes padecen de vértigo.    La excursión empieza en la estación de Triftbahn, donde un teleférico acerca a la zona del puente sobrevolando también una espectacular garganta —conviene hacer la reserva con antelación ( grimselwelt.ch )—. Al bajar, espera una caminata de dificultad media y hora media de duración hasta Triftbrücke (ida y vuelta, tres horas). La mejor temporada para la aventura es de junio a octubre, cuando las temperaturas en la región son más suaves.
    10Adrenalina en el lago glaciar En 2004 se construyó en el glaciar Trift, en Gadmen (Suiza), un puente colgante siguiendo el modelo de los nepaleses de tres cuerdas. Convertido en un imán para aventureros por el impresionante paisaje que lo rodea, el Triftbrücke fue reemplazado en 2009 por un puente más seguro y uno de los más largos y a mayor altura de los Alpes suizos: 170 metros de largo a 100 metros de altitud con una panorámica de impresión del lago y el glaciar Trift (al fondo de la imagen). La altura y un pequeño balanceo son perfectos para los adictos a la adrenalina y un mal trago para quienes padecen de vértigo.

    La excursión empieza en la estación de Triftbahn, donde un teleférico acerca a la zona del puente sobrevolando también una espectacular garganta —conviene hacer la reserva con antelación (grimselwelt.ch)—. Al bajar, espera una caminata de dificultad media y hora media de duración hasta Triftbrücke (ida y vuelta, tres horas). La mejor temporada para la aventura es de junio a octubre, cuando las temperaturas en la región son más suaves.
  • Paso Robles, en California (Estados Unidos), es un destino para los amantes del vino; aquí se concentran más de 250 bodegas. Y ahora cuenta con una atracción más allá de las catas: Sensorio, un proyecto que busca fusionar arte y tecnología con la naturaleza en sus 150 hectáreas. El pasado mayo inauguró su primera fase con una instalación inmersiva de Bruce Munro. 'Field of Light' ilumina seis hectáreas con 58.800 luces en forma de tallos con esferas gracias a la energía solar. El artista británico creó su primer Field of Light en 2004 en su propio campo en Wiltshire (Inglaterra), y tras exponerlo en Bath, Edimburgo, Houston o Ciudad de México, actualmente tiene una instalación similar en Uluru (Australia; vista ya por unas 200.000 personas) e ilumina así parte de Jeju (Corea del Sur). Eso sí, la de California, abierta hasta el 5 enero de 2020, es la más grande. Un campo de flores que cambian de color por el que pasear y degustar después un vino de la región o reservar mesa en una terraza con vistas a este espectáculo (unos 24 euros;  sensoriopaso.com ).
    11Paseo entre las luces Paso Robles, en California (Estados Unidos), es un destino para los amantes del vino; aquí se concentran más de 250 bodegas. Y ahora cuenta con una atracción más allá de las catas: Sensorio, un proyecto que busca fusionar arte y tecnología con la naturaleza en sus 150 hectáreas. El pasado mayo inauguró su primera fase con una instalación inmersiva de Bruce Munro. 'Field of Light' ilumina seis hectáreas con 58.800 luces en forma de tallos con esferas gracias a la energía solar. El artista británico creó su primer Field of Light en 2004 en su propio campo en Wiltshire (Inglaterra), y tras exponerlo en Bath, Edimburgo, Houston o Ciudad de México, actualmente tiene una instalación similar en Uluru (Australia; vista ya por unas 200.000 personas) e ilumina así parte de Jeju (Corea del Sur). Eso sí, la de California, abierta hasta el 5 enero de 2020, es la más grande. Un campo de flores que cambian de color por el que pasear y degustar después un vino de la región o reservar mesa en una terraza con vistas a este espectáculo (unos 24 euros; sensoriopaso.com).
  • A unos 70 kilómetros de la ciudad mexicana de Oaxaca, junto a la población de San Isidro Roaguía y no muy lejos del yacimiento zapoteca de Mitla, se extienden las pozas blancas y azules de Hierve el Agua, un sistema de cascadas petrificadas, de entre 12 y 30 metros de altura, formado por la precipitación del carbonato de calcio disuelto en el agua a lo largo de miles de años. Contradiciendo su hirviente nombre, aquí el agua no quema: se mantiene a una confortable temperatura de 24 grados. El manantial que dio origen a las cascadas se aprovechó para formar una gran alberca que actualmente funciona como balneario natural por sus aguas termales. El lugar también posee un complejo sistema de irrigación y terrazas construido por los zapotecas hace más de 2.000 años. Hierve el Agua suele incluirse en las excursiones de un día desde Oaxaca, junto al Árbol del Tule, de 58 metros de perímetro por 40 metros de altura y una edad de más de 2.000 años, y las ciudades prehispánicas de Monte Albán y Mitla.
    12El ‘spa’ de los zapotecas A unos 70 kilómetros de la ciudad mexicana de Oaxaca, junto a la población de San Isidro Roaguía y no muy lejos del yacimiento zapoteca de Mitla, se extienden las pozas blancas y azules de Hierve el Agua, un sistema de cascadas petrificadas, de entre 12 y 30 metros de altura, formado por la precipitación del carbonato de calcio disuelto en el agua a lo largo de miles de años. Contradiciendo su hirviente nombre, aquí el agua no quema: se mantiene a una confortable temperatura de 24 grados. El manantial que dio origen a las cascadas se aprovechó para formar una gran alberca que actualmente funciona como balneario natural por sus aguas termales. El lugar también posee un complejo sistema de irrigación y terrazas construido por los zapotecas hace más de 2.000 años. Hierve el Agua suele incluirse en las excursiones de un día desde Oaxaca, junto al Árbol del Tule, de 58 metros de perímetro por 40 metros de altura y una edad de más de 2.000 años, y las ciudades prehispánicas de Monte Albán y Mitla. AGE
  • Los tiburones ballena y tiburones martillo son las especies más espectaculares que pueden verse en las aguas del atolón de Ari o Alifu (al que pertenece el islote deshabitado de la foto), la segunda zona en importancia turística, tras el atolón de Malé, de Maldivas, una cadena (Maldivas, en sánscrito, significa guirnalda) de anillos de coral que ciñen islas diminutas —1.190, repartidas en 26 atolones, de las que solo 200 están habitadas—, con playas tan blancas como el talco y un centenar de 'resorts' donde está prohibido el estrés. La mejor época para viajar allí es durante la estación seca, entre diciembre y abril.
    13Mil islas contra el estrés Los tiburones ballena y tiburones martillo son las especies más espectaculares que pueden verse en las aguas del atolón de Ari o Alifu (al que pertenece el islote deshabitado de la foto), la segunda zona en importancia turística, tras el atolón de Malé, de Maldivas, una cadena (Maldivas, en sánscrito, significa guirnalda) de anillos de coral que ciñen islas diminutas —1.190, repartidas en 26 atolones, de las que solo 200 están habitadas—, con playas tan blancas como el talco y un centenar de 'resorts' donde está prohibido el estrés. La mejor época para viajar allí es durante la estación seca, entre diciembre y abril. GETTY IMAGES
  • The Spur es la nueva parte del High Line de Nueva York inaugurada el pasado 4 de junio. Es la zona más ancha de este parque urbano de Manhattan que sigue el trazado de las viejas vías de un tren elevado. Ahora, al final del paseo, en las alturas de 10th Avenue con 30th Street, espera 'Brick House', una escultura de bronce de cinco metros de alto de una mujer afroamericana con un torso que combina las formas de una falda y una casa de arcilla típica del oeste de África. La artista Simone Leigh (que ha expuesto en la Tate Modern de Londres y, en septiembre, en la bienal del Museo Whitney de Nueva York) homenajea así “la belleza negra” en este lugar con vistas al barrio de Hudson Yards. A diferencia del resto del High Line, en el que priman las plantas, The Spur se ha concebido como una plaza al estilo europeo. Una zona dedicada al arte y articu­lada en torno a High Line Plinth (El pedestal de High Line), donde se expondrá una obra central que irá rotando cada 18 meses. La de Leigh estará hasta septiembre de 2020 en este parque que acaba de cumplir diez años.
    14El High Line crece con arte The Spur es la nueva parte del High Line de Nueva York inaugurada el pasado 4 de junio. Es la zona más ancha de este parque urbano de Manhattan que sigue el trazado de las viejas vías de un tren elevado. Ahora, al final del paseo, en las alturas de 10th Avenue con 30th Street, espera 'Brick House', una escultura de bronce de cinco metros de alto de una mujer afroamericana con un torso que combina las formas de una falda y una casa de arcilla típica del oeste de África. La artista Simone Leigh (que ha expuesto en la Tate Modern de Londres y, en septiembre, en la bienal del Museo Whitney de Nueva York) homenajea así “la belleza negra” en este lugar con vistas al barrio de Hudson Yards. A diferencia del resto del High Line, en el que priman las plantas, The Spur se ha concebido como una plaza al estilo europeo. Una zona dedicada al arte y articu­lada en torno a High Line Plinth (El pedestal de High Line), donde se expondrá una obra central que irá rotando cada 18 meses. La de Leigh estará hasta septiembre de 2020 en este parque que acaba de cumplir diez años. GETTY IMAGES
  • Rügen, la mayor isla alemana, a orillas del mar del Este (Ostsee), que se extiende por la costa del Báltico entre Lübeck y Usedom, tiene 85 kilómetros de playas salvajes y espacios naturales como la reserva de la biosfera de Südost-Rügen o Jasmund, 3.000 hectáreas de pantanos, bosques de hayas y abruptos desfiladeros de creta conocidos sobre todo por un cuadro: fue aquí donde en 1818 el artista romántico Caspar David Friedrich pintó una de sus obras más famosas, Acantilados blancos en Rügen (en alemán, Kreidefelsen auf Rügen). Jasmund se convirtió en parque nacional en 1990, año de la reunificación alemana. Otra seña de identidad de Rügen es su arquitectura bañista, y en especial el muelle de ocio de la playa de Sellin (Ostseebad Sellin, en la foto), construido en 1906 al este de la isla y clausurado en la década de 1970 debido a su deterioro. En 1998 fue restaurado y se le devolvió su antiguo esplendor, con un pabellón restaurante sobre el mar unido a tierra por una escalinata de madera.
    15Verano en el mar del Este Rügen, la mayor isla alemana, a orillas del mar del Este (Ostsee), que se extiende por la costa del Báltico entre Lübeck y Usedom, tiene 85 kilómetros de playas salvajes y espacios naturales como la reserva de la biosfera de Südost-Rügen o Jasmund, 3.000 hectáreas de pantanos, bosques de hayas y abruptos desfiladeros de creta conocidos sobre todo por un cuadro: fue aquí donde en 1818 el artista romántico Caspar David Friedrich pintó una de sus obras más famosas, Acantilados blancos en Rügen (en alemán, Kreidefelsen auf Rügen). Jasmund se convirtió en parque nacional en 1990, año de la reunificación alemana. Otra seña de identidad de Rügen es su arquitectura bañista, y en especial el muelle de ocio de la playa de Sellin (Ostseebad Sellin, en la foto), construido en 1906 al este de la isla y clausurado en la década de 1970 debido a su deterioro. En 1998 fue restaurado y se le devolvió su antiguo esplendor, con un pabellón restaurante sobre el mar unido a tierra por una escalinata de madera.
  • “Apegada a mis brazos como una enredadera, las hojas recogían tu voz lenta y en calma. Hoguera de estupor en que mi sed ardía. Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma”. Pablo Neruda no fue el único poeta inspirado por estas efímeras, frágiles y fragantes flores pendulares de color azul lavanda que crean cada primavera espectaculares alfombras monocromáticas. Sus campanillas azules —en inglés se llaman precisamente bluebell— se elevan poco más de 10 centímetros del suelo. Cuando florecen, en los meses de abril y mayo, pintan los húmedos lechos de muchos bosques del norte de Europa (en la foto, tomada el 19 de abril de 2019, el de Hallerbos, en la localidad belga de Halle). En el Reino Unido los jacintos tienen rango de institución cultural y están protegidos (es delito desenterrar los bulbos silvestres y venderlos). Según el National Trust británico, aproximadamente la mitad de los ejemplares del mundo florecen en los campos y bosques británicos. En la  web de la organización  se encuentra una lista de lugares donde admirarlos.
    16El azul efímero de los jacintos “Apegada a mis brazos como una enredadera, las hojas recogían tu voz lenta y en calma. Hoguera de estupor en que mi sed ardía. Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma”. Pablo Neruda no fue el único poeta inspirado por estas efímeras, frágiles y fragantes flores pendulares de color azul lavanda que crean cada primavera espectaculares alfombras monocromáticas. Sus campanillas azules —en inglés se llaman precisamente bluebell— se elevan poco más de 10 centímetros del suelo. Cuando florecen, en los meses de abril y mayo, pintan los húmedos lechos de muchos bosques del norte de Europa (en la foto, tomada el 19 de abril de 2019, el de Hallerbos, en la localidad belga de Halle). En el Reino Unido los jacintos tienen rango de institución cultural y están protegidos (es delito desenterrar los bulbos silvestres y venderlos). Según el National Trust británico, aproximadamente la mitad de los ejemplares del mundo florecen en los campos y bosques británicos. En la web de la organización se encuentra una lista de lugares donde admirarlos. AP
  • En el vestuario de la última versión cinematográfica de Cenicienta, dirigida en 2015 por Kenneth Branagh, se emplearon 1,7 millones de cristales de Swarovski. El zapato de cristal que la protagonista del cuento (interpretada por Lily James) pierde en el baile también fue diseñado y fabricado por la famosa firma de cristal tallado, un negocio familiar fundado por Daniel Swarovski en 1895 en Wattens, a unos 20 kilómetros de Innsbruck. Esta localidad del Tirol austriaco es también la sede del Swarovski Kristallwelten (conocido en español como Los Mundos de Cristal), un espacio de fantasía diseñado por el artista André Heller que se inauguró en 1995, en el centenario de la empresa, y hoy es una de las atracciones turísticas más visitadas de Austria. En sus 17 salas se mezclan obras de artistas como Keith Haring o Niki de Saint Phalle e instalaciones como la Crystal Dome (en la foto), una cúpula geodésica con 595 espejos diseñada por Tord Boontje y Alexander McQueen ambientada con música de Brian Eno (entrada, 19 euros. Más información:  kristallwelten.swarovski.com ).
    17Reflejados en 595 cristales En el vestuario de la última versión cinematográfica de Cenicienta, dirigida en 2015 por Kenneth Branagh, se emplearon 1,7 millones de cristales de Swarovski. El zapato de cristal que la protagonista del cuento (interpretada por Lily James) pierde en el baile también fue diseñado y fabricado por la famosa firma de cristal tallado, un negocio familiar fundado por Daniel Swarovski en 1895 en Wattens, a unos 20 kilómetros de Innsbruck. Esta localidad del Tirol austriaco es también la sede del Swarovski Kristallwelten (conocido en español como Los Mundos de Cristal), un espacio de fantasía diseñado por el artista André Heller que se inauguró en 1995, en el centenario de la empresa, y hoy es una de las atracciones turísticas más visitadas de Austria. En sus 17 salas se mezclan obras de artistas como Keith Haring o Niki de Saint Phalle e instalaciones como la Crystal Dome (en la foto), una cúpula geodésica con 595 espejos diseñada por Tord Boontje y Alexander McQueen ambientada con música de Brian Eno (entrada, 19 euros. Más información: kristallwelten.swarovski.com).
  • Cuando Curro, el inefable oficinista de la famosa campaña publicitaria de una agencia de viajes, se fue al Caribe, allá por 1996, cambió los hábitos vacacionales de muchos españoles. La fórmula, un combinado de vuelos y estancia en hoteles de playa con piscinas, restaurantes y bares con todo incluido a precios asequibles, hizo posible el sueño de colgar una hamaca entre dos palmeras, y las playas de Punta Cana, en el extremo oriental de la República Dominicana, se convirtieron en el destino estrella del Caribe gracias a los 'resorts' que construyeron las grandes cadenas hoteleras españolas como Barceló, Iberostar, Ríu, Meliá o el Grupo Piñero. Situada a unos 20 kilómetros al sur de las grandes urbanizaciones turísticas de Punta Cana, Playa Juanillo (en la foto) es todavía un lugar con pocos turistas, una playa de arena blanquísima, con cocoteros que se inclinan lánguidamente y donde practicar esnórquel, kayak o kite surf en aguas de color larimar, un tipo de ámbar azul claro procedente de las montañas de Barahona, al sur de la isla.
    18Sueños de color larimar Cuando Curro, el inefable oficinista de la famosa campaña publicitaria de una agencia de viajes, se fue al Caribe, allá por 1996, cambió los hábitos vacacionales de muchos españoles. La fórmula, un combinado de vuelos y estancia en hoteles de playa con piscinas, restaurantes y bares con todo incluido a precios asequibles, hizo posible el sueño de colgar una hamaca entre dos palmeras, y las playas de Punta Cana, en el extremo oriental de la República Dominicana, se convirtieron en el destino estrella del Caribe gracias a los 'resorts' que construyeron las grandes cadenas hoteleras españolas como Barceló, Iberostar, Ríu, Meliá o el Grupo Piñero. Situada a unos 20 kilómetros al sur de las grandes urbanizaciones turísticas de Punta Cana, Playa Juanillo (en la foto) es todavía un lugar con pocos turistas, una playa de arena blanquísima, con cocoteros que se inclinan lánguidamente y donde practicar esnórquel, kayak o kite surf en aguas de color larimar, un tipo de ámbar azul claro procedente de las montañas de Barahona, al sur de la isla. awl
  • Cada verano desde el año 2000, el pabellón efímero de Serpentine Galleries es una cita clásica en Londres para los amantes de la arquitectura. Este 2019, ha sido encargado al japonés Junya Ishigami. Aunque se trata de arquitectura temporal, algunos proyectos tienen una segunda vida. Es el caso del que firmaron en 2015 José Selgas y Lucía Cano y cuyo pabellón es el primero en viajar hasta Estados Unidos. Se trata de una especie de laberinto hecho de tubos fabricados con capas traslúcidas de un plástico de última generación llamado ETFE, cuyos colores cambian con la luz del sol. El Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles y Social Home, compañía británica centrada en proyectos creativos, se han aliado con el estudio Selgascano para instalarlo en La Brea Tar Pits, en el corazón de la ciudad californiana. Hasta el 24 de noviembre, The Second Home Serpentine Pavilion ofrecerá conciertos, 'performances', charlas y proyecciones. Abierto todos los días de 11.00 a 19.00 (viernes, hasta las 21.00), la entrada es gratuita, aunque hay que reservarla en su web  (pavilion.secondhome.io).
    19Juego de colores en Los Ángeles Cada verano desde el año 2000, el pabellón efímero de Serpentine Galleries es una cita clásica en Londres para los amantes de la arquitectura. Este 2019, ha sido encargado al japonés Junya Ishigami. Aunque se trata de arquitectura temporal, algunos proyectos tienen una segunda vida. Es el caso del que firmaron en 2015 José Selgas y Lucía Cano y cuyo pabellón es el primero en viajar hasta Estados Unidos. Se trata de una especie de laberinto hecho de tubos fabricados con capas traslúcidas de un plástico de última generación llamado ETFE, cuyos colores cambian con la luz del sol. El Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles y Social Home, compañía británica centrada en proyectos creativos, se han aliado con el estudio Selgascano para instalarlo en La Brea Tar Pits, en el corazón de la ciudad californiana. Hasta el 24 de noviembre, The Second Home Serpentine Pavilion ofrecerá conciertos, 'performances', charlas y proyecciones. Abierto todos los días de 11.00 a 19.00 (viernes, hasta las 21.00), la entrada es gratuita, aunque hay que reservarla en su web (pavilion.secondhome.io).
  • Cada año, a finales de agosto, revive en el desierto de Nevada (Estados Unidos), a unos 150 kilómetros de Reno, la ciudad efímera de Black Rock City, escenario de uno de los eventos más difíciles de clasificar del planeta: el Burning Man. En 2018 (en la foto una de las instalaciones de dicha edición) congregó a 69.493 habitantes (participantes), que convivieron intensamente bajo los 10 mandamientos que rigen: la inclusión, los regalos incondicionales, la desmercantilización (no hay dinero, ni publicidad, ni patrocinios), la autosuficiencia, la autoexpresión, el espíritu comunitario, el civismo, el no dejar rastro (basura, daños), la participación y la inmediatez. A medio camino entre experimento social, laboratorio de contracultura y evento cultural, las instalaciones en la edición 2019 se presentaron bajo el título 'Metamorphoses', en homenaje a Ovidio y su célebre 'Omnia mutantur', nihil interit (todo cambia, nada desaparece). Uno de los momentos más esperados de cada edición del Burning Man, y que le da nombre al festival, llega con la quema de una escultura de un hombre hecha de madera.
    20La ciudad efímera del desierto Cada año, a finales de agosto, revive en el desierto de Nevada (Estados Unidos), a unos 150 kilómetros de Reno, la ciudad efímera de Black Rock City, escenario de uno de los eventos más difíciles de clasificar del planeta: el Burning Man. En 2018 (en la foto una de las instalaciones de dicha edición) congregó a 69.493 habitantes (participantes), que convivieron intensamente bajo los 10 mandamientos que rigen: la inclusión, los regalos incondicionales, la desmercantilización (no hay dinero, ni publicidad, ni patrocinios), la autosuficiencia, la autoexpresión, el espíritu comunitario, el civismo, el no dejar rastro (basura, daños), la participación y la inmediatez. A medio camino entre experimento social, laboratorio de contracultura y evento cultural, las instalaciones en la edición 2019 se presentaron bajo el título 'Metamorphoses', en homenaje a Ovidio y su célebre 'Omnia mutantur', nihil interit (todo cambia, nada desaparece). Uno de los momentos más esperados de cada edición del Burning Man, y que le da nombre al festival, llega con la quema de una escultura de un hombre hecha de madera. AP
  • En una repisa con vistas asombrosas a los prealpes del cantón suizo de Appenzell, junto a una cueva en la que se han hallado huesos de osos y herramientas de piedra del Paleolítico, un monje capuchino levantó en el siglo XVII una pequeña capilla. Poco después, los ermitaños que acudían hasta el enclave construyeron una pequeña cabaña, donde también se refugiaban a veces pastores. De la tradición de brindar bebida y comida nació en 1884 la casa de montaña (de las más viejas de toda Suiza), convertida en el famoso restaurante Aescher (aescher.ch). Aunque se trate de un lugar remoto, en la actualidad resulta relativamente fácil acceder. Un teleférico sube desde la localidad de Wasserauen hasta la Ebenalp, donde un paseo lleva hasta la ermita y el restaurante. Para emular el espíritu ermitaño de sus primeros habitantes, existe una pequeña cabaña donde se puede pernoctar solo o en pareja. Eso sí, 
el baño matinal exige caminar media hora hasta un increíble lago alpino, el Seealpsee. Un despertar único.
    21Appenzell, como los ermitaños En una repisa con vistas asombrosas a los prealpes del cantón suizo de Appenzell, junto a una cueva en la que se han hallado huesos de osos y herramientas de piedra del Paleolítico, un monje capuchino levantó en el siglo XVII una pequeña capilla. Poco después, los ermitaños que acudían hasta el enclave construyeron una pequeña cabaña, donde también se refugiaban a veces pastores. De la tradición de brindar bebida y comida nació en 1884 la casa de montaña (de las más viejas de toda Suiza), convertida en el famoso restaurante Aescher (aescher.ch). Aunque se trate de un lugar remoto, en la actualidad resulta relativamente fácil acceder. Un teleférico sube desde la localidad de Wasserauen hasta la Ebenalp, donde un paseo lleva hasta la ermita y el restaurante. Para emular el espíritu ermitaño de sus primeros habitantes, existe una pequeña cabaña donde se puede pernoctar solo o en pareja. Eso sí, 
el baño matinal exige caminar media hora hasta un increíble lago alpino, el Seealpsee. Un despertar único. (Aescher)
  •  Cycling through the Trees  (Pedaleando por los árboles) es una nueva atracción en el bosque de Bosland, en Bélgica, ideal para disfrutar de la naturaleza. Inaugurado en junio en la provincia de Limburgo, unos 100 kilómetros al noreste de Bruselas, el recorrido consiste en dos anillos superpuestos de un diámetro de 100 metros camuflado entre los árboles. El recorrido suma 700 metros, y uno los asciende poco a poco hasta alcanzar los 10 metros de altura. La estructura se fusiona con un entorno en el que predominan las coníferas (plantadas a principios del siglo XX para producir madera para la industria minera). Un plan apetecible para hacer también con niños, pues en las 5.137 hectáreas de Bosland hay numerosas zonas con actividades para ellos. Esta es la segunda experiencia ciclista que se ha puesto en marcha en la provincia belga para poner en valor su naturaleza. Hace dos años abrió en la cercana ciudad de Bokrijk  Cycling through Water , ruta que atraviesa un lago, y no por la superficie, sino por un camino sumergido en el agua (que queda a la altura de la cabeza).
    22El bosque en 360 grados Cycling through the Trees (Pedaleando por los árboles) es una nueva atracción en el bosque de Bosland, en Bélgica, ideal para disfrutar de la naturaleza. Inaugurado en junio en la provincia de Limburgo, unos 100 kilómetros al noreste de Bruselas, el recorrido consiste en dos anillos superpuestos de un diámetro de 100 metros camuflado entre los árboles. El recorrido suma 700 metros, y uno los asciende poco a poco hasta alcanzar los 10 metros de altura. La estructura se fusiona con un entorno en el que predominan las coníferas (plantadas a principios del siglo XX para producir madera para la industria minera). Un plan apetecible para hacer también con niños, pues en las 5.137 hectáreas de Bosland hay numerosas zonas con actividades para ellos. Esta es la segunda experiencia ciclista que se ha puesto en marcha en la provincia belga para poner en valor su naturaleza. Hace dos años abrió en la cercana ciudad de Bokrijk Cycling through Water, ruta que atraviesa un lago, y no por la superficie, sino por un camino sumergido en el agua (que queda a la altura de la cabeza).