Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fortaleza de Masada

La cantante lírica Ana Nebot recuerda sus semanas de ópera y aventuras en Tel Aviv y el Mar Muerto

La cantante lírica Ana Nebot.
La cantante lírica Ana Nebot.

La ópera ha llevado a Ana Nebot desde Asturias, donde nació y reside, hasta otras latitudes. Uno de los viajes que mejor recuerda la cantante es el que hizo en 2007 a Israel, donde pasó mes y medio actuando en Tel Aviv.

¿Qué ópera interpretó allí?

Fueron cinco representaciones de El viaje a Reims, de Rossini, entre octubre y noviembre de ese año. La producción estaba ambientada en el interior de un avión y cantamos en la Ópera de Tel Aviv.

¿Se llevó el bañador?

Sí, y lo usé bastante. Aunque en España en esa época ya hace fresquito, en Tel Aviv todavía da para ir a la playa.

¿Salía por su cuenta o en grupo?

A menudo iba con la otra soprano italiana que cantaba mi papel, el de Corinna. Fuimos varias veces a un restaurante junto a la playa a comer gambas con salsa de mango. Y también salíamos de excursión en grupo con los otros cantantes. Éramos casi 30, de varios países: alemanes, estadounidenses, españoles…

¿Adónde viajaron juntos?

Fuimos al yacimiento arqueológico de Masada y un día al Mar Muerto, que es más bien como un gran lago de agua salada que tiene una zona de lodo para tratar la piel.

¿Cómo es la sensación al bañarse?

Meterte en el agua y no hundirte es increíble. Allí te advierten de la alta salinidad del agua y te piden que evites que te entre en los ojos. Al salir, la piel te queda estupenda.

Nos falta Masada.

Es una gran construcción en medio de las montañas, una antigua fortaleza. Allí han rodado películas y también representan óperas como Aida, de Verdi, porque transcurre originalmente en Egipto, que tiene un paisaje similar.

Cuéntenos qué ver en Tel Aviv.

No hay que perderse la zona que concentra casi todos los edificios construidos estilo Bauhaus. También merece la pena probar el pescado en ­Jaffa, un barrio pesquero de la ciudad. Nos llevó a cenar el asistente del director de escena, que era de allí.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información