Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dormir CRÍTICA i

Selba d’Ansils, tranquilidad y vistas a las crestas pirenaicas

Un acogedor hotel rural en el oscense valle de Benasque elogiado por sus desayunos

Exterior del hotel Selba d’Ansils, en Benasque (Huesca).
Exterior del hotel Selba d’Ansils, en Benasque (Huesca).

E n cualquier época del año cabe disfrutar del Pirineo aragonés. Las altas cimas, los bosques, los lagos glaciares y los valles profundos cosidos por carreteras intrincadas, pueblo a pueblo, acrecientan el mito de la montaña para el senderista o el viajero que abandona la ciudad en busca de experiencias oxigenantes. En invierno el macizo también proporciona grandes emociones con la práctica del esquí, con una excursión con raquetas o con la simple contemplación de las cresterías nevadas. El Pirineo oscense es único, y Benasque, su campamento base.

Puntuación: 7
Arquitectura 7
Decoración 4
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 6
Ambiente 8
Desayuno 8
Atención 9
Tranquilidad 9
Instalaciones 7

En una ladera orillana al río Ésera, el matrimonio formado por Rafael Letosa y Piedad García Rodríguez se hizo construir una casona hotel del mismo porte señorial que las ya existentes en la pedanía de Anciles. Además de unas vistas generosas sobre el valle, la hectárea de pradera que constituye sus dominios ofrece al paseante una frazada de hierba fina a los pies, un pequeño estanque rodeado de tumbonas para la meditación y un pequeño bosquete con un centenar de árboles, arbustos y diversas especies botánicas naturales plantadas con mimo.

La terraza exterior forma un óvalo elevado sobre el terreno, donde dos carpas sucintas permiten resguardarse de la intemperie sin sacrificar el tónico desayuno que prepara Piedad cada mañana, y que sus huéspedes agradecen y elogian a través de las redes sociales.

Habitación del hotel Selba d’Ansils, en Benasque (Huesca). ampliar foto
Habitación del hotel Selba d’Ansils, en Benasque (Huesca).

Para el interiorismo se eligieron unos muebles de época restaurados, aunque en su intento de crear una atmósfera de cottage británico lo que se percibe es un decorado pretencioso y engolado, en la antípodas de lo campechano. Todas las habitaciones siguen la misma línea, si bien la altivez mobiliaria queda eclipsada por los detalles de confort, que se plasman en una buena cama, cómodos sillones y cuartos de baño acogedores. Las tres suites ­­—Siserera, Pomera y Tintilaina— incluyen el abrigo de una chimenea integrada en el salón.

Qué mayor regalo para una semana de esquí en Cerler que una selba (bosque, en aragonés) de habitaciones con nombre de árboles pirenaicos —Buixo, Areulo, Queixigo, Urmo o Abesurt, entre otros— bajo los cuales soñar de noche.

Selba d’Ansils

  • Categoría oficial: hotel rural. 
  • Dirección: carretera de Anciles, km 1,500, Benasque (Huesca). 
  • Teléfono: +34 974 55 20 54 y +34 636 87 62 41.
  • Web: hotelselbadansils.com
  • Instalaciones: garaje, jardín con solárium y estanque, terraza, salón con chimenea, biblioteca, guardaesquís, guardabicicletas con equipo de limpieza, bar, restaurante.
  • Habitaciones: 6 dobles, 4 familiares, 3 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 85 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información