Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Buenos días amigo panda!

@enriquealex se despide de China con tres visitas muy especiales: Xian y sus guerreros de terracota, el monte sagrado de Emei y Chengdú, refugio de uno de los iconos del país, los osos panda

Estas dos últimas semanas en China han sido radicalmente diferentes a las dos primeras. De Shanghái y Pekín hemos pasado a Xian y los alrededores de Chengdu, dos zonas más tradicionales y con una naturaleza espectacular. En Xian, una de las cunas de la civilización, la visita a los 8.000 guerreros de terracota es obligada, aunque el paseo nocturno por la muralla de la ciudad no puede faltar, y ofrece una vista de la ciudad imbatible. De camino a Chengdu nos desviamos para llegar hasta el Monte Emei (Emeishan), donde se puede subir hasta la Cima Dorada y admirar un espectacular complejo de templos entre las nubes. Y, por supuesto, no podíamos terminar este mes en China sin hacer una visita al centro de conservación de pandas(incluyendo pandas rojos). Pese a décadas de fracasos en su reproducción y reintroducción al medio salvaje, el número de ejemplares crece ahora a buen ritmo y por fin se ha conseguido empezar a introducirlos en el lugar del que nunca se les debió haber sacado, su hábitat natural, en la provincia china de Sichuán.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información