Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crucero a Túnez

El músico Yoni Camacho recuerda las paradas esenciales de su escapada por el Mediterráneo

Es el cantaor de la banda vasca Sonakay, que emociona con sus versiones de cante jondo en euskera. Tras la salida de su primer álbum, Sonakay Denontzat, Yoni Camacho rememora un crucero que hizo por el Mediterráneo con su pareja y que le llevó hasta Túnez.

¿Era estrecho el camarote?

En absoluto: tenía una terraza con vistas al mar y estaba en la planta 11ª del barco, que en total tenía 17 pisos. Cuando atracábamos en el puerto amanecíamos con vistas a la ciudad a la que acabábamos de llegar.

¿Es llevadero navegar tanto?

Se suele viajar de noche, para así aprovechar el día en los distintos lugares de llegada, por ejemplo, Nápoles, Túnez o Marsella. Y además, el barco es como una casa: hay piscina, aquapark, pista de baloncesto, pista de tenis...

¿Echó de menos la música?

No, porque me acompañaba por donde iba. En Nápoles había unos músicos callejeros estupendos: tocaban bandoneón, contrabajo y saxo. Y escuchábamos el canto a la oración desde las mezquitas de Túnez. En el barco también había un cuarteto de cuerda de mujeres ucranianas, eran buenísimas.

El destino favorito de los que visitó.

Me quedo con Túnez. Por sus cúpulas y azulejos, había lugares que me recordaban al mundo de Aladino o Ali Babá. También viajamos por el desierto en autobús y fuimos a un bazar donde pudimos regatear.

Algo compraría allí…

Tantas cosas que después pagué exceso de equipaje. Lo más valioso fue un tablero de ajedrez de madera con sus piezas. Era como una mesa pequeñita con sus patas, y el tablero tenía cajoncitos para guardar las piezas, que estaban talladas con mucho detalle.

¿Pasó mucho calor?

Hacía calor, pero aprendí que beber té caliente ayuda a combatirlo, y aún sigo esa costumbre. En cambio, en Palma de Mallorca tomábamos muchos refrescos y agua con hielo y de poco nos servía.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información