Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las calas secretas de Monteferro

El músico Abraham Boba recuerda sus veranos en las Rías Baixas

El vocalista del grupo León Benavente está a punto de irse de gira con Nacho Vegas. Latinoamérica espera a Abraham Boba este otoño, pero él sigue añorando el viaje a Galicia que hizo el pasado agosto, a la comarca de Val Miñor, en las Rías Baixas.

¿Hace mucho que veranea allí?

Es donde he pasado mis veranos desde que nací. Mis padres compraron un terreno en la aldea de Priegue, en el concello de Nigrán, y allí se construyeron una casa.

¿Qué le gusta de allí?

Muchas cosas, sobre todo las playas. Toda esa costa tiene como punto de referencia las islas Cíes: se ven desde distintos ángulos, según donde estés. Ahora suelo ir a Bayona, porque mis padres ya no tienen la casa.

¿Le gusta repetir planes?

Tengo mis rutinas, que repito a menudo. Por ejemplo, ir a unas calas tranquilas en una minipenínsula llamada Monteferro. En ellas hay playa o deja de haberla, dependiendo de cómo te toque la marea ese día. Aunque la marea baja tiene el inconveniente de las algas, pero a mí no me molestan.

¿También hace planes campestres?

Claro, Monteferro es un buen lugar para caminar. En cuanto empiezas a subir, se ve todo el mar desde arriba. También están las pozas de Mougás, que no están muy concurridas.

¿Qué hace cuando se pone el sol?

Me quedo esperando ver atardecer en la playa. Sobre todo en la playa d’Abra, con su chiringuito estupendo de igual nombre desde donde se ven las Cíes. La vida nocturna allí no la practico, que ya lo hago el resto del año. Prefiero ir a cenar lo que me cocina mi madre, que eso no lo tengo a menudo.

Algún albariño se tomará…

Casi a diario. Hay un lugar donde lo sirven riquísimo: en un pueblo cercano a A Guarda llamado Oia. Está a la orilla del mar y tiene un monasterio. Allí, junto a él, está el estanco, donde te puedes tomar unos vinos de la zona a precio de risa. El estanco tiene unos bancos de piedra fuera donde puedes sentarte con tu vino a mirar la puesta de sol y el mar. Una maravilla.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información