Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El café de Yunnan

La sinóloga Ana Aranda ha pasado largas temporadas en China, aunque fue su segundo viaje al país asiático el que la llevó hasta esta región del sur

Para lograr traducir del chino clásico los textos de ‘El arte de la guerra’ de Sunzi incluidos en el libro El arte del engaño (Ariel, 2018), Ana Aranda ha pasado largas temporadas en China. Aunque fue su segundo viaje al país asiático el que la llevó hasta la región de Yunnan.

¿Es mejor Yunnan que Pekín para aprender chino?

Es más tranquilo. Si bien dicen que el acento de Pekín es el más cool, yo buscaba un lugar con pocos extranjeros. Me hablaron de la ciudad de Kunming en Yunnan, cerca de Vietnam, y decidí instalarme allí unos meses.

¿Le gustó?

Mucho. Los paisajes son preciosos y atraen a muchos artistas chinos. La llaman la ciudad de la primavera por su clima. Pero estaba toda en obras, en plena construcción del metro.

¿Eso no se lo esperaba?

No, por eso decidí continuar mi estancia en Dali, otra ciudad de Yunnan. Es un sitio de postal, con lago y montañas. Me alojé en una antigua casa típica de la etnia bai. Me enamoré del sitio nada más verlo.

¿Vivía allí sola?

No, era una especie de hotel con muy pocas habitaciones. Se alojaban algunos artistas de Pekín y me hice muy amiga de uno de ellos, Yang Wen.

¿Fue fácil conocer gente en Dali?

Facilísimo. Con la recepcionista del hotel comía a menudo. También hice un par de viajes con Yang Wen.

¿Qué visitó?

Principalmente templos budistas. Peregrinamos al de Jizu Shan, en la montaña. Lo típico es caminar hasta allí por la noche, ver amanecer en el templo y pedir un deseo, pero yo estaba agotada y subimos por la mañana temprano. Aquella noche dormimos en otro templo.

¿Les dejaron dormir allí?

Sí, es costumbre alojarse en los templos. Los gestiona gente mayor, que no son monjes, sino guardianes. Les pagas algo y te dan habitación. Recuerdo que la cama era durísima y que no pegué ojo por haber bebido mucho café, que en Yunnan es muy rico porque tienen plantaciones.

Más información