Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 destinos de yoga muy apetecibles en España

Este jueves, 21 de junio, es el día internacional del yoga y proponemos 10 plácidos destinos donde poder practicarlo, del Pirineo Aragonés a Canarias

Una mujer practica yoga en Suryalila Yoga Retreat Centre, en Villamartín (Cádiz).
Una mujer practica yoga en Suryalila Yoga Retreat Centre, en Villamartín (Cádiz).

“Se ofrece espacio en paraje idílico y sin conexión para practicar yoga y descansar la mente durante unos días”. No es esto exactamente lo que anuncian los alojamientos que ofrecen vacaciones con clases de yoga, relajación y meditación, pero es eso lo que muchos viajeros encontrarán. Cada año gana más adeptos la fórmula de escaparse de vacaciones y desconectar. Hay lugares que están abiertos todo el año y otros que eligen una temporada concreta. Los destinos suelen compartir la misma esencia: estar en medio de la naturaleza. Cerca del mar o en la montaña, en un pueblo o una pequeña aldea y con opciones de poder hacer senderismo o visitas culturales. Este jueves, 21 de junio, es el día internacional del yoga y estos son 10 plácidos destinos en España donde poder practicarlo.

El alojamiento Casas de Zapatierno, en Huesca.
El alojamiento Casas de Zapatierno, en Huesca.

1. Casas de Zapatierno

Dirección: carretera de Bielsa al Parador, Kilómetro 5. Espierba (Huesca). Web: casasdezapatierno.com

Estas dos casas de montaña se encuentran en el valle de Pineta (en el Pirineo Aragonés) muy cerca del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Ofrecen cursos de meditación, mindfulness (consciencia plena) o de cocina, excepto en verano, que funciona solo como alojamiento rural. Carmen Cazcarra y su hija María Marco, ambas profesoras de yoga, están a cargo de las casas y de los cursos, que suelen ser de dos días completos en los que se incluyen las actividades, que van desde las clase hasta paseos por el valle, meditaciones… Las casitas fueron rehabilitadas por la familia; empezaron por lo que era un pajar y ahora acaban de inaugurar su propia sala de yoga, aunque también practican al aire libre. Sus próximos retiros serán en junio y en septiembre, y el precio de un fin de semana por persona es a partir de los 200 euros, que incluye la estancia, la comida y las actividades.

Clase de yoga en la 'shala' de Casa Cuadrau, en Huesca.
Clase de yoga en la 'shala' de Casa Cuadrau, en Huesca.

2. Casa Cuadrau

Dirección: calle Unica. Vió (Huesca). Web: casacuadrau.org

En el valle de Vió, en el Pirineo de Huesca, se encuentra esta casa fundada por Daniel Benito y Katya Ríos que ofrecen retiros de yoga, meditación y senderismo todo el año (excepto los dos meses más fríos). Uno de los puntos fuertes son las actividades en el corazón de la zona. Preparan excursiones de 2 o 3 días, muchas de las cuales se hacen en silencio, en un formato parecido a los baños de bosque para poder disfrutar y entender el momento. Casa Cuadrau ofrece alojamiento compartido o individual (sin espejos), clases de yoga (los atardeceres en la shala de 80 metros cuadrados donde se practica yoga son únicos) y un fantástico menú vegano con alimentos de proximidad y ecológicos. También tienen cursos en familia (el próximo, del 23 al 29 de julio). El precio depende del curso (a partir de 615 euros en dormitorio compartido).

La Hospedería del Silencio, en Cáceres. ampliar foto
La Hospedería del Silencio, en Cáceres.

3. La Hospedería del Silencio

Dirección: paraje de las Cañadas. Robledillo de la Vera (Cáceres). Web: hospederiadelsilencio.com

Ubicada en el corazón de la sierra de Gredos, a dos horas de Madrid, su entorno recuerda a una película, con bosques, saltos de agua y remansos. Una atmósfera que invita al olvido y a la calma. Sus dueños llaman a dejarse la prisa fuera de la hospedería y a disfrutar de sus cabañas (para dos o cuatro personas), su comedor vegetariano y la relajante piscina exterior de la finca. Además de clases de yoga, meditación y distintos talleres, organizan actividades al aire libre. Unas “vacaciones alternativas”, según los definen, que se pueden disfrutar en soledad, en familia o con amigos. Hay retiros y cursos durante todo el verano: biodanza, yoga, tantra, gestión de emociones… Dormir en sus cabañas cuesta desde 53 euros la noche en temporada baja. Los precios de los cursos varían en función de su duración.

Exterior del Hostal Spa Empúriesem Girona.
Exterior del Hostal Spa Empúriesem Girona.

4. Hostal Spa Empúries

Dirección: playa Es Portitxol. L'Escala (Girona). Web: hostalempuries.com

Se llama todavía hostal, pero es un hotel de cuatro estrellas con spa en la Costa Brava. Si mantienen su antiguo nombre es para recordar sus orígenes —que se remontan a 1907—: se construyó para los arqueólogos que estaban explorando las ruinas de Empúries. El yoga no es una actividad exclusiva de los huéspedes del hotel. Hay clases regulares, aunque durante la temporada alta se añaden más talleres. Próximamente tendrán uno de supyoga, que consiste en practicar este deporte sobre tabla de paddle surf. Los precios van desde 15 euros una sola clase hasta los 140 euros al mes con clases ilimitadas. El hotel, de 55 habitaciones y que cuenta con certificaciones ecológicas, se encuentra junto a la playa de Es Portitxol y ofrece otras experiencias, como salir a navegar en velero o en kayak. También disponen de bicicletas para los huéspedes que quieran descubrir el Empordà pedaleando.

Taller de meditación al atardecer de Inspira Yoga, en Ibiza.
Taller de meditación al atardecer de Inspira Yoga, en Ibiza.

5. Inspira Yoga

Ibiza y Menorca. Web: inspira-yoga.com

Las islas Baleares es un destino frecuente para retiros por su cercanía con el mar y la naturaleza del interior. Inspira Yoga los organiza en Menorca e Ibiza. Y durante el año se desplazan a la montaña, al parque natural de La Garrotxa (Girona) o a la sierra de Gredos. Laura Ruiz, una de las dos fundadoras del centro, cuenta que su propuesta es una alternativa a la fiesta de Ibiza. “Hay rincones tranquilos y preciosos, embarcaderos escondidos, acantilados agrestes, excursiones por el interior y por la costa, rutas para ir en bici y caminando…”. Destaca también otros lugares de “elevada frecuencia energética” como el islote de Es Vedrà, Sa Pedrera (Atlantis), cala Conta o la cueva de Tanit, la diosa de la isla. Sus retiros consisten en excursiones con yoga y pícnic para meditar al atardecer o para ver amanecer por el mar, con yoga y desayuno en la playa. Un retiro de cinco días cuesta unos 500 euros. Próximas fechas: del 30 junio al 6 julio en Casa Solara (al noroeste de Ibiza) y en Menorca del 2 al 8 de agosto y del 9 al 15 del mismo mes, en la Casa de la Mare Terra de Mahón.

Clase de yoga en el centro OmShala, en Tarifa.
Clase de yoga en el centro OmShala, en Tarifa.

6. OmShala Tarifa

Dirección: Mar Adriático, 9. Tarifa (Cádiz). 

Hasta hace poco, Tarifa era el destino para los deportistas náuticos. Pero siempre mantuvo ese espíritu más salvaje, más hippy, así que era cuestión de tiempo que el yoga pasara también a primera fila. OmShala, dirigido por Francisca Giuliucci y Celine Salha, atrae gente todo el año y a finales del verano empezarán a dar alojamiento a los visitantes en forma de retiro. Antes de eso, el 7 de julio, organizan un festival de yoga (a 30 euros la entrada) frente al mar, en Beach House Tarifa. “En invierno tenemos la shala llena y ya no es solo gente de Tarifa sino de los alrededores y de fuera. Durante todo el año tenemos profesores internacionales”, explica Francisca. Se practican todo tipo de estilos de yoga y, además, hay otras actividades como meditación y masaje tai.

Clase de yoga en Suryalila Yoga Retreat Centre, en Villamartín (Cádiz).
Clase de yoga en Suryalila Yoga Retreat Centre, en Villamartín (Cádiz).

7. Suryalila Yoga Retreat Centre

Dirección: Pago de Pajarete. Villamartín (Cádiz). Web: suryalila.com

Vidya Jacqueline Heisel, la responsable de esta casa, situada en mitad de la nada, llevan dando clases de yoga desde hace más de 40 años y en todo el mundo. Dice haberse enamorado de la ubicación donde se encuentra ahora, muy cerca del parque natural Sierra de Grazalema, y junto a un río. Su centro de retiro ofrece vacaciones de yoga porque cree que “todo el mundo tiene que poder desconectar”. Además, añaden a la oferta visitas a la naturaleza y culturales, muchas de ellas de folclore local, porque tienen muchos visitantes del norte de Europa. También ofertan cursos para principiantes, lo que es poco habitual en estos casos. Cocinan orgánico y vegetariano, con los productos de su propio huerto. Un retiro de una semana puede costar entre 800 y 1.200 euros por persona. Existen opciones de hospedaje desde hamacas entre los olivos hasta tiendas de glamping.

Retiro de yoga en el hotel Añaterve de la isla canaria de La Gomera.
Retiro de yoga en el hotel Añaterve de la isla canaria de La Gomera.

8. La Gomera

Dirección: hotel Añaterve, calle la Rodadera. Vallehermoso (La Gomera)

La ubicación, la sobriedad y los paisajes únicos de las islas Canarias las convierten en un destino muy demandado para practicar yoga. Lanzarote, especialmente en la zona de la Caleta de Famara, tiene algunas escuelas de yoga y surf. La Gomera es un destino frecuente para escaparse a practicar y hay profesores que viven allí que invitan a tomar clases y ayudan a organizar el alojamiento en hoteles rurales de la zona, como por ejemplo Trudie Speke (yogagomera.com), que los organiza en el hotel Añaterve. “Son clases de iyengar y yoga nidra, dos horas cada mañana de 8.00 a 10.00 antes del desayuno. Todas las comidas en el hotel son vegetarianas. El resto del día lo tienen libre para organizar caminatas, por ejemplo al parque nacional Garajonay con un guía local concienciado con el turismo sostenible”.

Uno de los platos preparados en el taller de cocina ecológica impartidos en The Green Shelters.
Uno de los platos preparados en el taller de cocina ecológica impartidos en The Green Shelters.

9. The Green Shelters

Ubicación itinerante. Web: thegreenshelters.com

The Green Shelters es el proyecto de Juan Arance, que hace unos años decidió dejar su trabajo en París para montar retiros de yoga y vida saludable itinerantes. Su formato es de cuatro días y tres noches “porque suele venir gente muy ocupada”, asegura. El concepto es el de escapada y cura de alimentación y masajes. En este caso, está menos centrado en la espiritualidad y más en el cuidado, el bienestar y el lujo. Por eso no tienen cursos intensivos de yoga, sino talleres variados como respiración, cocina saludable, yoga y senderismo. Eligen los sitios de su retiro por la ubicación (de ahí el nombre, que en castellano quiere decir refugio). Sus próximos retiros son el próximo octubre en el Algarve portugués y, en noviembre, en Mallorca, pero suelen hacerlos también en el Bajo Empordà (Girona). Un fin de semana cuesta alrededor de 700 euros por persona.

Clase de yoga en el exterior del hotel Aigua Clara de Formentera.
Clase de yoga en el exterior del hotel Aigua Clara de Formentera.

10. Hostal Aigua Clara

Dirección: Venda Ca Marí, s/n. Migjorn, Formentera (Islas Baleares). Web: hostalaiguaclara.com

Abierto en la década de 1970, este hotel familiar ofrece retiros de yoga durante casi todas las épocas del año y clases todos los días. Además de las instalaciones y la cercanía del mar, se practica la alimentación consciente. Los retiros incluyen sesiones, talleres, charlas y naturaleza y comienzan en octubre, justo cuando acaba la temporada de verano. Habrá uno del 2 al 8, a partir de los 1.200 euros, y otro del 6 al 9. Este segundo lo ofrece la escuela Shambala Yoga Urbano, situada en Madrid, y la oferta incluye clases de Vinyasa y Yin Yoga, respiración y tratamientos personalizados. 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información