Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hospitalidad renovada en la Costa del Sol

Paloma Blanca es un alojamiento tranquilo en San Pedro de Alcántara con habitaciones inspiradas en Picasso

Entrada del hotel Paloma Blanca, en San Pedro de Alcántara (Marbella). Ampliar foto
Entrada del hotel Paloma Blanca, en San Pedro de Alcántara (Marbella).
Puntuación: 7
Arquitectura 6
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 7
Atención 9
Tranquilidad 7
Instalaciones 7

En 1950, el litoral malagueño era un pedregal mediterráneo moteado de pueblecitos pesqueros. Dos décadas más tarde y la industria turística se disponía a amurallar de ladrillo la primera línea de playa. A la década siguiente todo estaba copado y hubo que construir en la segunda línea de playa. Y luego, en la tercera. Y en la cuarta. Hoy, cuando no hay ya un palmo de costa donde respirar, volver a los orígenes es un lujo que solo los amantes de unas tranquilas vacaciones de verano son capaces de valorar.

Incrustado en la misma urbanización Cortijo Blanco que hace medio siglo limpió los flancos de la carretera de Marbella a San Pedro de Alcántara, a solo tres minutos de Puerto Banús, el renovado encanto de la Costa del Sol rinde tributo con su nombre —y su estética blanca— al pintor Pablo Picasso. Sus 75 habitaciones evocan el cubismo libertario y algunas texturas vibrantes del malagueño universal, así como el restaurante adopta el hieratismo poético de Dora Maar y el bar de la piscina recibe el calificativo de Palomita.

Una piscina de agua salada que recrea a su alrededor el ambiente de aquellos años iniciáticos con sus hamacas pobladas de siluetas centroeuropeas al sol, sus alineamientos de mesas y sillas para el aperitivo y sus periódicas sesiones musicales con disc jockeys y karaokes populares… El espacio está rodeado por unos balcones de inspiración mediterránea.

Hacia adentro, los dormitorios ofrecen lo justo. Una cama ancha y bien acolchonada, una ducha generosa de efecto lluvia y un minibar con dos botellas de agua fría.

Una de las habitaciones del hotel Paloma Blanca. ampliar foto
Una de las habitaciones del hotel Paloma Blanca.

El desayuno no ofrece gran cosa, pero el bufé está bien surtido y mejor atendido por un equipo de jóvenes que oficia con un estilo basado en el gusto por la hospitalidad. Se vuelcan en la conquista de una clientela procedente en su mayoría de la fría Europa boreal no mediante la sonrisa a la que obliga el manual del buen camarero, sino con la espontánea disposición de quien solo pretende agradar y hacer felices a los demás.

Paloma Blanca

  • Categoría: 4 estrellas
  • Dirección: urbanización Cortijo Blanco, San Pedro de Alcántara (Marbella)
  • Teléfono: 951 56 21 11
  • Web: palomablancahotel.com
  • Instalaciones: amplio aparcamiento exterior, jardín, piscina, sala de reuniones para 70 personas, salón de estar, bar, restaurante
  • Habitaciones: 72 dobles, 3 suites
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos
  • Precios: desde 80 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos.

Más información