Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En lancha por el Paraná

La aventura argentina de José Luis Casado, locutor y divulgador musical

José Luis Casado, locutor y divulgador musical. Ampliar foto
José Luis Casado, locutor y divulgador musical.

De lunes a viernes dirige y presenta Madrid con los cinco sentidos, el magacín musicultural de M21 Radio. Cuando no está en la emisora, José Luis Casado procura viajar muy lejos. Hace 10 años visitó Argentina y aún recuerda su excursión al delta del río Paraná, situado en la localidad de Tigre.

¿Por qué le gustó tanto?

Porque tuvimos una buena idea: al salir de la estación de tren de Tigre, el plan era subir al barco que tomaba casi todo el mundo, uno grande que te lleva por el delta, pero finalmente mis amigos y yo decidimos contratar una lanchita con motor fuera borda. Era ideal para meterse por meandros y zonas más retiradas.

¿Cómo es el trayecto?

El primer tramo es una zona llena de islotes. De repente llega un río enorme, con caudal fuerte y sin islitas. Después vuelves a otra zona de delta e islotes… Así varias veces. En ese primer tramo vimos la zona donde la gente tiene sus casas. Fue perfecto para quitarse el estrés de patearse Buenos Aires. Vimos también la casa histórica del expresidente Sarmiento, que está dentro de una urna gigante de cristal.

Y les dio la hora de comer.

En efecto. Y ahí nuestra lancha paró en una casa medio familiar, como un chalet con su parcelita de césped alrededor. Comimos allí al sol y la sobremesa la hicimos tumbados en hamacas. Nos empezó a gustar el plan, estábamos ya más aislados. Era como pasar un domingo en el campo al lado del río.

La aventura seguiría…

Volvimos a la lancha, que seguía introduciéndose por los caminos de agua que había en medio… De repente dejó de haber casas y solo veíamos vegetación selvática. Ya estaba atardeciendo cuando el señor que conducía la lancha decidió seguir la corriente del río hacia la desembocadura del delta. Llegamos a unas islitas recién formadas que eran meros sedimentos de arena. Nos pusimos a andar por una de ellas y desde lejos parecía que estábamos caminando sobre las aguas, porque estaban a ras de río. Y teníamos las luces y rascacielos de Buenos Aires justo delante: fue la imagen más potente de la excursión.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información