Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escondite en Llanes

El Indiana es un cuidado hotel en una casa de indianos de principios del siglo XX rodeado de paisajes verdes

El hotel El Indiana, en la localidad asturiana de Llanes. Ampliar foto
El hotel El Indiana, en la localidad asturiana de Llanes.
Puntuación: 6,5
Arquitectura 6
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 5
Ambiente 6
Desayuno 7
Atención 9
Tranquilidad 7
Instalaciones 7

Pegado a la antigua carretera nacional, lo que lo habría vuelto inhabitable años atrás, este hotel de 14 habitaciones invita al descanso desde que la nueva autovía del Norte ha alejado el tráfico de esta pedanía neoindustrial en las afueras de Llanes. La casa original, conocida como la de Doña Gloria, responde a la arquitectura indiana de primeros del siglo XX, cuando no pocos asturianos regresaban de “hacer las Américas” para aposentar prestigio y fortuna en el mismo enclave del que partieron. Tras una remodelación sustancial de la vivienda y la construcción de un anexo en el prado contiguo, la periodista vasca Begoña Arenas Fernández y su marido, Jorge Fernández, tomaron las riendas del negocio como un paso más en el itinerario hotelero emprendido con el Piedrafita Lodge, en el valle pirenaico de Tena. Seguramente habrían pensado en un diseño muy diferente de hotel, pero aceptaron lo construido y supieron hacer de ello un hogar acogedor para ellos y sus huéspedes. Habrían empezado con una morfología de instalaciones no tan marcadamente hotelera, quizá algo más informal, más amigable. Unos ventanales más amplios abrirían la estancia a los espontáneos matices del verde, presente en la misma finca y en todo su entorno (a un kilómetro en línea recta de la costa se encuentra la sierra del Cuera).

Una de las habitaciones del hotel El Indiana. ampliar foto
Una de las habitaciones del hotel El Indiana.

Franqueada la angostura del acceso desde la carretera, aparece bien marcado y ordenado el aparcamiento al aire libre de El Indiana. Al fondo, el panel indica el camino a la recepción. Mucha expresividad para tan poco hotel, salvo la luminosidad botánica del jardín privado. Ocho dormitorios se incrustan en la mansión original. Los otros seis se desdoblan en torno a ella a distintas alturas y en sucesivos recovecos. Ninguno escatima detalles y servicios, ni siquiera un sofá para ver orballar en el exterior. Es verdad que los colchones son algo blandos. Y que la bañera es estrecha y de manejo indescifrable (hay que experimentar con el mando hasta lograr la temperatura e intensidad deseadas). Pero el espacio es un lujo a precio rústico. La atención personalizada de Begoña y Jorge, otra pompa mayor.

Temprano, sin prisas, el desayuno obsequia al huésped con vistas a los montes bajo una luminosa claraboya. Además de algunas elaboraciones caseras ordenadas en bufé libre, se pueden solicitar sin cargo platos calientes a la carta. Vale la pena probar alguno.

El Indiana

  • Categoría: 4 estrellas
  • Dirección: Barrio La Concha, s/n. San Roque del Acebal, Llanes, Asturias
  • Teléfono: 985 41 75 41
  • Web: hotelelindiana.com 
  • Instalaciones: aparcamiento exterior protegido, salón, bar, comedor de desayunos
  • Habitaciones: 12 dobles, 2 júnior suites
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos bienvenidos
  • Precios: desde 75 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 12 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información