Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cabaret en la noche lisboeta

El actor y director teatral Alberto Castrillo-Ferrer recuerda sus días de Erasmus en la capital portuguesa

El actor y director teatral Alberto Castrillo-Ferrer.
El actor y director teatral Alberto Castrillo-Ferrer.

Acaba de estrenar Cyrano de Bergerac como director en el teatro Reina Victoria de Madrid, una obra muy francesa que le viene al pelo a Alberto Castrillo-Ferrer, pues estudió teatro en Francia, Madrid y también en Lisboa. Nos cuenta sus días como estudiante Erasmus en la capital del Tajo.

¿Cómo era su día a día en Lisboa?

Vivía en una residencia de estudiantes. Iba a la escuela de teatro y por la tarde me gustaba pasear y perderme. La noche lisboeta es muy atractiva, sobre todo en el barrio de Alfama, donde se mantiene la tradición del fado itinerante.

¿Había muchos turistas?

En 2001 aún no. Excepto en vacaciones o puentes españoles. Incluso en el café A Brasileira no había demasiada gente. Lisboa es tranquila: es más bien para sus habitantes.

Parece que le gustaron los lisboetas.

Mucho. Además, son muy cultos. Todos hablan varios idiomas. Y tienen muy buen gusto sin derrochar recursos.

Si salía del centro, ¿por dónde se movía?

La zona de Belém me parecía muy atractiva, y recuerdo visitar la parte boscosa de Sintra. Era muy telúrica, con bosques muy frondosos. Desde la altura se ven Lisboa y el océano. Y solía cruzar el Tajo en las barcazas porque era muy económico: por menos de un euro te hacías un viajecito.

¿Vio mucho teatro?

Iba a menudo al Teatro da Comuna. Es un lugar fascinante: por el día es un bar donde los abuelos juegan a las cartas, pero por la noche es un teatro donde se hace cabaret y llegan propuestas internacionales alternativas.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información