Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moda y museos en Riad

La diseñadora de moda Paloma Álvarez viajó hasta Doha, en Qatar, y Riad, en Arabia Saudí, donde expuso una colección de sus creaciones

La diseñadora de moda Paloma Álvarez. Ampliar foto
La diseñadora de moda Paloma Álvarez.

Su firma de alta costura Malne, que fundó junto a Juanjo Mánez, ha llevado a Paloma Álvarez hasta Doha, en Qatar, y Riad, en Arabia Saudí, donde expuso una colección de sus diseños.

¿Cómo fue que viajó a Riad?

Fui invitada junto a otras diseñadoras europeas. Dimos charlas en el Instituto Raffles de allí. Es un organismo internacional de moda. Pero las embajadas se ocupaban de nosotras porque entrar al país es complicado. De entrada, yo era la única mujer en el avión en el que viajaba.

Cuéntenos sus primeras impresiones.

Al llegar a la aduana notaba que al verme se reían, aunque llevaba ropa negra que no marcaba el cuerpo. Me mandaron un coche de la Embajada española y el conductor me entregó una túnica negra —la abaya— y un pañuelo para la cabeza.

¿De qué habló con sus estudiantes?

De un montón de cosas. Hacían preguntas muy interesantes. Una piensa que allí las mujeres no consumen moda, pero no es cierto. Muchas firmas europeas sobreviven gracias a ellas. Hablamos del movimiento slow fashion, del futuro de la alta costura y de redes sociales y moda. Para ellas las redes son esenciales: tienen un poder emancipatorio en un país donde no se pueden mover solas fácilmente.

Y usted ¿salió a pasear sola?

Un par de veces. Una para ir al centro comercial frente al hotel. Salir es una odisea por el calor: hace 50 ºC y encima llevas la abaya puesta. Hay que refugiarse en interiores refrigerados. El centro comercial estaba lleno de firmas de lujo. Pero no había probadores en las tiendas de ropa femenina: imaginar que tras la cortina hay una mujer semidesnuda no es posible.

¿Qué se puede visitar en Riad?

Por ejemplo, el Museo Nacional, donde aprendí que el islam en su día era una religión panteísta. También vi una reproducción de cómo era Riad antes del boom del petróleo. Se podían recorrer un par de calles. Me recordó mucho a Marruecos, por las fachadas encaladas, las ánforas y los tejidos expuestos que vi.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información