Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Paisajes que parecen de otro mundo (pero que están en España)
20 fotos

Paisajes que parecen de otro mundo (pero que están en España)

De los farallones de Las Médulas, en León, al desierto aragonés de Los Monegros, escenarios alucinantes que se pueden visitar

  • Las Erosiones de Bolnuevo, declaradas patrimonio natural de la Región de Murcia, aparecen como un paisaje de fantasía frente a la playa homónima, en Mazarrón. Son formaciones de roca talladas y moldeadas por el agua y el viento cuyas extravagantes siluetas parecen sacadas de una película de ciencia ficción. Además son la puerta de entrada hacia las playas vírgenes que unen Bolnuevo con el poblado de Puntas de Calnegre, perteneciente al municipio de Lorca.
    1Erosiones de Bolnuevo (Mazarrón, Murcia) Las Erosiones de Bolnuevo, declaradas patrimonio natural de la Región de Murcia, aparecen como un paisaje de fantasía frente a la playa homónima, en Mazarrón. Son formaciones de roca talladas y moldeadas por el agua y el viento cuyas extravagantes siluetas parecen sacadas de una película de ciencia ficción. Además son la puerta de entrada hacia las playas vírgenes que unen Bolnuevo con el poblado de Puntas de Calnegre, perteneciente al municipio de Lorca.
  • La Laguna Verde o el Charco de los Clicos, en el parque natural de Los Volcanes, en Lanzarote, se encuentra en una zona despoblada, en el interior de un gran cráter abierto al mar conocido como El Golfo. Una laguna de color verde por la presencia de organismos vegetales en suspensión, conectada al mar por grietas subterráneas, y separada de él por una playa de arena. Debe su nombre a unos mariscos (clicos) que se extinguieron cuando soltaron dos tortugas en sus aguas. El baño está prohibido.
    2Charco de los Clicos (Lanzarote) La Laguna Verde o el Charco de los Clicos, en el parque natural de Los Volcanes, en Lanzarote, se encuentra en una zona despoblada, en el interior de un gran cráter abierto al mar conocido como El Golfo. Una laguna de color verde por la presencia de organismos vegetales en suspensión, conectada al mar por grietas subterráneas, y separada de él por una playa de arena. Debe su nombre a unos mariscos (clicos) que se extinguieron cuando soltaron dos tortugas en sus aguas. El baño está prohibido. Getty
  • Grosellas, malvas, incluso fucsias. La enorme laguna de Torrevieja (1.400 hectáreas de superficie), dentro del parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, en la comarca de la Vega Baja del Segura, al sur de Alicante, se vuelve rosada, sobre todo en verano, cuando un tipo de bacteria que prolifera pese a su salinidad tiñe sus aguas de este color. Su tonalidad puede variar y hacerse más fuerte o más clara según el tipo de luz y la hora del día. El baño está prohibido.
    3Laguna Rosa de Torrevieja (Alicante) Grosellas, malvas, incluso fucsias. La enorme laguna de Torrevieja (1.400 hectáreas de superficie), dentro del parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, en la comarca de la Vega Baja del Segura, al sur de Alicante, se vuelve rosada, sobre todo en verano, cuando un tipo de bacteria que prolifera pese a su salinidad tiñe sus aguas de este color. Su tonalidad puede variar y hacerse más fuerte o más clara según el tipo de luz y la hora del día. El baño está prohibido. Getty
  • “Los Monegros son un ecosistema singular, maduro, único en Europa, cuya riqueza biológica ha demostrado ser excepcionalmente importante”, arrancaba el Manifiesto científico por los Monegros, firmado en 1999 para exigir su protección. Una sucesión de sierras, barrancos y valles vertebrada por la sierra de Alcubierre y salpicada de lagunas saladas y balsas que forman uno de los complejos endorreicos más importantes de Europa. Está a caballo entre las provincias de Huesca y Zaragoza.
    4Los Monegros (Huesca y Zaragoza) “Los Monegros son un ecosistema singular, maduro, único en Europa, cuya riqueza biológica ha demostrado ser excepcionalmente importante”, arrancaba el Manifiesto científico por los Monegros, firmado en 1999 para exigir su protección. Una sucesión de sierras, barrancos y valles vertebrada por la sierra de Alcubierre y salpicada de lagunas saladas y balsas que forman uno de los complejos endorreicos más importantes de Europa. Está a caballo entre las provincias de Huesca y Zaragoza. Getty
  • Dentro del parque natural de la Corona Forestal, al sur de la isla de Tenerife, hay un rincón mágico que asoma entre una alfombra de pinos: se llama Paisaje Lunar y está formado por numerosas figuras cónicas que algunos comparan con una catedral modernista, y que es obra del efecto de la erosión sobre una ladera de miles de capas inclinadas de fina ceniza volcánica de color beis. Se accede a pie por un sendero de 13 kilómetros (ida y vuelta) que parte del pueblo de montaña de Vilaflor.
    5Parque Corona Forestal (Tenerife) Dentro del parque natural de la Corona Forestal, al sur de la isla de Tenerife, hay un rincón mágico que asoma entre una alfombra de pinos: se llama Paisaje Lunar y está formado por numerosas figuras cónicas que algunos comparan con una catedral modernista, y que es obra del efecto de la erosión sobre una ladera de miles de capas inclinadas de fina ceniza volcánica de color beis. Se accede a pie por un sendero de 13 kilómetros (ida y vuelta) que parte del pueblo de montaña de Vilaflor. Getty
  • La laurisilva canaria es un tipo de bosque subtropical que se remonta a la Era Terciaria y pervive, en óptimas condiciones, en el parque nacional de Garajonay, en la isla canaria de La Gomera. Un escenario con un punto de irrealidad, envuelto en aguas y brumas, con musgos y líquenes recubriendo los troncos de los árboles y profusión de helechos, como demostración botánica de la elevada humedad del ambiente. Es patrimonio mundial y reserva de la biosfera de la UNESCO.
    6Parque nacional de Garajonay (La Gomera) La laurisilva canaria es un tipo de bosque subtropical que se remonta a la Era Terciaria y pervive, en óptimas condiciones, en el parque nacional de Garajonay, en la isla canaria de La Gomera. Un escenario con un punto de irrealidad, envuelto en aguas y brumas, con musgos y líquenes recubriendo los troncos de los árboles y profusión de helechos, como demostración botánica de la elevada humedad del ambiente. Es patrimonio mundial y reserva de la biosfera de la UNESCO.
  • Las Médulas, patrimonio mundial, son el resultado de la mayor explotación aurífera a cielo abierto de todo el Imperio romano. Se encuentran en El Bierzo, al noroeste de los Montes Aquilanos y junto al valle del río Sil, en la provincia de León. Una estampa rojiza de picudos farallones que esconden en sus entrañas (en la foto) el codiciado oro. Su atractivo paisajístico se completa con un aula arqueológica que explica una actividad minera que cesó hace siglos.
    7Las Médulas (León) Las Médulas, patrimonio mundial, son el resultado de la mayor explotación aurífera a cielo abierto de todo el Imperio romano. Se encuentran en El Bierzo, al noroeste de los Montes Aquilanos y junto al valle del río Sil, en la provincia de León. Una estampa rojiza de picudos farallones que esconden en sus entrañas (en la foto) el codiciado oro. Su atractivo paisajístico se completa con un aula arqueológica que explica una actividad minera que cesó hace siglos. age fotostock
  • Las Tuerces, declaradas Lugar de Interés Cultural, conforman un laberinto de roca que alterna grandes bloques con formas caprichosas de origen kárstico. Una pequeña ciudad pétrea y encantadora tallada por la erosión. Puentes y arcos, callejones, covachuelas por las que el viajero puede emprender un paseo tranquilo. Especialmente bonito por las tardes, debido a la luz, y en primavera, por los arbustos en flor que jalonan sus alrededores.
    8Las Tuerces (Palencia) Las Tuerces, declaradas Lugar de Interés Cultural, conforman un laberinto de roca que alterna grandes bloques con formas caprichosas de origen kárstico. Una pequeña ciudad pétrea y encantadora tallada por la erosión. Puentes y arcos, callejones, covachuelas por las que el viajero puede emprender un paseo tranquilo. Especialmente bonito por las tardes, debido a la luz, y en primavera, por los arbustos en flor que jalonan sus alrededores. age fotostock
  • El paisaje semidesértico de Bardenas Reales, cerca de Tudela, al sureste de Navarra, es reserva de la biosfera de la UNESCO. Un espectáculo insólito de formas caprichosas que la erosión ha ido esculpiendo en suelos de arcillas, yesos y areniscas. Barrancos, mesetas planas, cerros que se alzan en solitario. Un escenario casi lunar, pero con enormes valores naturales, que puede verse en películas como 'Airbag' y en series de televisión como 'Juego de Tronos'.
    9Bardenas Reales (Navarra) El paisaje semidesértico de Bardenas Reales, cerca de Tudela, al sureste de Navarra, es reserva de la biosfera de la UNESCO. Un espectáculo insólito de formas caprichosas que la erosión ha ido esculpiendo en suelos de arcillas, yesos y areniscas. Barrancos, mesetas planas, cerros que se alzan en solitario. Un escenario casi lunar, pero con enormes valores naturales, que puede verse en películas como 'Airbag' y en series de televisión como 'Juego de Tronos'.
  • Hace 200 millones, el actual paraje natural de El Torcal, en Antequera, provincia de Málaga, era lecho marino. Hoy es un impresionante paisaje kárstico, patrimonio mundial, modelado por el viento, el hielo y el agua. Existen itinerarios guiados temáticos para conocerlo mejor, como por la ruta de los ammonites (fósiles marinos, algunos de gran tamaño), la del laberinto kárstico o la del patrimonio. Y una cuarta propuesta, bajo la luna llena, para vivir su halo de misterio.
    10El Torcal de Antequera Hace 200 millones, el actual paraje natural de El Torcal, en Antequera, provincia de Málaga, era lecho marino. Hoy es un impresionante paisaje kárstico, patrimonio mundial, modelado por el viento, el hielo y el agua. Existen itinerarios guiados temáticos para conocerlo mejor, como por la ruta de los ammonites (fósiles marinos, algunos de gran tamaño), la del laberinto kárstico o la del patrimonio. Y una cuarta propuesta, bajo la luna llena, para vivir su halo de misterio. Getty
  • La ruta del Flysch, que discurre entre las localidades guipuzcoanas de Zumaia y Deba, y forma parte del Geoparque de la Costa Vasca, pasa por ser unas de las más bonitas del País Vasco. Tanto que estas impresionantes formaciones de origen sedimentario que se adentran en el mar, como rocas aradas por un rastrillo gigante, aparecen en la séptima temporada de la serie 'Juego de Tronos'. Se pueden disfrutar en barco o en una caminata senderista que solo es posible cuando la marea está baja.
    11'Flysch' de Zumaia (Gipuzkoa) La ruta del Flysch, que discurre entre las localidades guipuzcoanas de Zumaia y Deba, y forma parte del Geoparque de la Costa Vasca, pasa por ser unas de las más bonitas del País Vasco. Tanto que estas impresionantes formaciones de origen sedimentario que se adentran en el mar, como rocas aradas por un rastrillo gigante, aparecen en la séptima temporada de la serie 'Juego de Tronos'. Se pueden disfrutar en barco o en una caminata senderista que solo es posible cuando la marea está baja.
  • Campos de lava y sedimentos. Y unas fantásticas vistas al Teide, el Valle de la Orotava, Izaña y el Circo de las Cañadas. Recorrer el sendero Arenas Negras, en el parque nacional del Teide (Tenerife), es sumergirse en un paisaje volcánico mágico de terrenos de piedra pómez y laderas de lapilli. La ruta comienza en el centro de visitantes de El Portillo, asciende bordeando la Montaña del Cerrillar para descender por el Volcán de las Arenas Negras.
    12Arenas negras del Teide (Tenerife) Campos de lava y sedimentos. Y unas fantásticas vistas al Teide, el Valle de la Orotava, Izaña y el Circo de las Cañadas. Recorrer el sendero Arenas Negras, en el parque nacional del Teide (Tenerife), es sumergirse en un paisaje volcánico mágico de terrenos de piedra pómez y laderas de lapilli. La ruta comienza en el centro de visitantes de El Portillo, asciende bordeando la Montaña del Cerrillar para descender por el Volcán de las Arenas Negras. Getty
  • Las más de 400 hectáreas de la reserva natural especial de las Dunas de Maspalomas engloban una playa, un campo de dunas vivas de arena orgánica (en la foto), un bosque de palmeras y una laguna salobre. Desierto y oasis en la costa del extremo sur de Gran Canaria, rodeado todo por los servicios turísticos del núcleo de Maspalomas. El centro de información y el mirador se ubican en el hotel Riu Palace, en el sector nordeste, conocido como playa del Inglés.
    13Maspalomas (Gran Canaria) Las más de 400 hectáreas de la reserva natural especial de las Dunas de Maspalomas engloban una playa, un campo de dunas vivas de arena orgánica (en la foto), un bosque de palmeras y una laguna salobre. Desierto y oasis en la costa del extremo sur de Gran Canaria, rodeado todo por los servicios turísticos del núcleo de Maspalomas. El centro de información y el mirador se ubican en el hotel Riu Palace, en el sector nordeste, conocido como playa del Inglés. Getty
  • El parque nacional de Timanfaya, en Lanzarote, está formado por numerosas estructuras geomorfológicas, de gran interés para los vulcanólogos, surgidas de las erupciones ocurridas entre 1730 y 1736, y en 1824. El paisaje volcánico manda en el único parque nacional español eminentemente geológico. Rojos, pardos, ocres, negros, naranjas y nada de verde, debido a la ausencia de vegetación, sobre formas rugosas y la silueta de más de 25 volcanes. Y la costa abrupta con el mar de fondo.
    14Parque nacional de Timanfaya (Lanzarote) El parque nacional de Timanfaya, en Lanzarote, está formado por numerosas estructuras geomorfológicas, de gran interés para los vulcanólogos, surgidas de las erupciones ocurridas entre 1730 y 1736, y en 1824. El paisaje volcánico manda en el único parque nacional español eminentemente geológico. Rojos, pardos, ocres, negros, naranjas y nada de verde, debido a la ausencia de vegetación, sobre formas rugosas y la silueta de más de 25 volcanes. Y la costa abrupta con el mar de fondo.
  • Cuando el otoño llega a la Selva de Irati, uno de los mayores bosques de haya y abeto de Europa, en el Pirineo oriental navarro, el verde de los líquenes que trepan por raíces y troncos contrasta con la gama de rojos de las hojas caídas, creando una atmósfera onírica que envuelve al viajero. A esta enorme mancha forestal de unas 17.000 hectáreas, que cambia de color con cada estación, se accede desde Orbaitzeta, en el valle de Aezkoa, y desde Ochagavía, en el valle de Salazar.
    15Selva de Irati (Navarra) Cuando el otoño llega a la Selva de Irati, uno de los mayores bosques de haya y abeto de Europa, en el Pirineo oriental navarro, el verde de los líquenes que trepan por raíces y troncos contrasta con la gama de rojos de las hojas caídas, creando una atmósfera onírica que envuelve al viajero. A esta enorme mancha forestal de unas 17.000 hectáreas, que cambia de color con cada estación, se accede desde Orbaitzeta, en el valle de Aezkoa, y desde Ochagavía, en el valle de Salazar. Getty
  • Vistas en perspectiva, son enormes agujas de roca roja sobresaliendo de un suelo arcilloso. Estas cárcavas –ladera de profundos barrancos arañados por las avenidas de agua de lluvia– se sitúan en el término municipal de Valdepeñas de la Sierra, cerca del Pontón de la Oliva, presa de mediados del XIX hoy en desuso situada en la sierra de Ayllón, al noreste de la Comunidad de Madrid y al noroeste de la provincia de Guadalajara.
    16Cárcavas del Pontón de la Oliva (Guadalajara) Vistas en perspectiva, son enormes agujas de roca roja sobresaliendo de un suelo arcilloso. Estas cárcavas –ladera de profundos barrancos arañados por las avenidas de agua de lluvia– se sitúan en el término municipal de Valdepeñas de la Sierra, cerca del Pontón de la Oliva, presa de mediados del XIX hoy en desuso situada en la sierra de Ayllón, al noreste de la Comunidad de Madrid y al noroeste de la provincia de Guadalajara. age fotostock
  • La Montaña de Sal de Cardona, en la provincia de Barcelona, es un fenómeno natural único de crecimiento vertical de la sal, llamado diapiro, que se puede conocer mediante visitas guiadas que se adentran hasta los 86 metros de profundidad, permitiendo disfrutar de un espectáculo de formas y texturas. Este macizo salino fue, hasta 1990, una de las minas de sal potásica más importantes del mundo. Siete años después de su cierre se transformó en un parque cultural que explica el yacimiento.
    17Montaña de Sal de Cardona (Barcelona) La Montaña de Sal de Cardona, en la provincia de Barcelona, es un fenómeno natural único de crecimiento vertical de la sal, llamado diapiro, que se puede conocer mediante visitas guiadas que se adentran hasta los 86 metros de profundidad, permitiendo disfrutar de un espectáculo de formas y texturas. Este macizo salino fue, hasta 1990, una de las minas de sal potásica más importantes del mundo. Siete años después de su cierre se transformó en un parque cultural que explica el yacimiento. Getty
  • Alrededor del curso alto del río Tinto, en la provincia de Huelva, se sitúa el mayor yacimiento a cielo abierto de Europa, explotado por los tartesos y, sobre todo, por los romanos. Esta actividad minera prolongada a lo largo de siglos ha originado un paisaje que parece de otro mundo. Una sensación que se acentúa con el color rojizo del río, del que deriva su nombre, y que pasa a ocre en sus orillas; se debe a su alto contenido en sales ferruginosas y sulfato férrico.
    18Riotinto (Huelva) Alrededor del curso alto del río Tinto, en la provincia de Huelva, se sitúa el mayor yacimiento a cielo abierto de Europa, explotado por los tartesos y, sobre todo, por los romanos. Esta actividad minera prolongada a lo largo de siglos ha originado un paisaje que parece de otro mundo. Una sensación que se acentúa con el color rojizo del río, del que deriva su nombre, y que pasa a ocre en sus orillas; se debe a su alto contenido en sales ferruginosas y sulfato férrico. Alamy
  • Las lomas sin apenas vegetación del desierto de Tabernas, en la provincia de Almería, se parecen a las montañas de papel ocre arrugado con las que los niños decoran sus belenes en Navidad. Cárcavas, taludes, torrenteras, ramblas. En este paraje natural, considerado el único desierto de Europa, y en este clima mediterráneo subárido, con precipitaciones inferiores los 250 milímetros anuales y temperaturas medias superiores a los 17 grados centígrados, vive fauna y flora endémica.
    19Desierto de Tabernas (Almería) Las lomas sin apenas vegetación del desierto de Tabernas, en la provincia de Almería, se parecen a las montañas de papel ocre arrugado con las que los niños decoran sus belenes en Navidad. Cárcavas, taludes, torrenteras, ramblas. En este paraje natural, considerado el único desierto de Europa, y en este clima mediterráneo subárido, con precipitaciones inferiores los 250 milímetros anuales y temperaturas medias superiores a los 17 grados centígrados, vive fauna y flora endémica. Getty
  • Saltos y cascadas; marmitas gigantes, que son grandes pozas excavadas en la roca por la erosión de la lluvia, especialmente destacables en la zona de Los Pilones (considerada una de las zonas de baño naturales más bellas del mundo). La reserva natural de la Garganta de los Infiernos es un espectáculo de piedra gris y agua que oscila entre el transparente, el verdoso y el blanco de espuma, en el valle del Jerte, al norte de la provincia de Cáceres. Es uno de los parajes más visitados de Extremadura.
    20La Garganta de los Infiernos (Cáceres) Saltos y cascadas; marmitas gigantes, que son grandes pozas excavadas en la roca por la erosión de la lluvia, especialmente destacables en la zona de Los Pilones (considerada una de las zonas de baño naturales más bellas del mundo). La reserva natural de la Garganta de los Infiernos es un espectáculo de piedra gris y agua que oscila entre el transparente, el verdoso y el blanco de espuma, en el valle del Jerte, al norte de la provincia de Cáceres. Es uno de los parajes más visitados de Extremadura. Getty