Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
propuestas

20 aventuras cercanas para Semana Santa

De un río subterráneo en Castellón al espectáculo acuático de la cascada de La Cimbarra, en Jaén, lugares y citas que inspiran un viaje primaveral por España

Ruta en kayak por Les Coves de Sant Josep, en Castellón. Ampliar foto
Ruta en kayak por Les Coves de Sant Josep, en Castellón.

1 Un deporte

Espeleokayak en Les Coves de Sant Josep (Castellón)

Actividad de aventura que combina la navegación en kayak con la espeleología por uno de los ríos subterráneos navegables más largos de Europa: el del complejo kárstico de Les Coves de Sant Josep, en La Vall d’Uixó (Castellón), de más de tres kilómetros de longitud. Las travesías, en grupos reducidos y equipados con trajes de neopreno y material técnico, duran unas dos horas. La excursión también incluye un paseo a pie de 250 metros por una de las galerías secas de la cueva. Organiza Viunatura, empresa de turismo activo y deportes de aventura. Precio: 35 euros por persona. A partir de 10 años.

2 Un castillo

Cornatel (Priaranza del Bierzo, León)

Vigilantes de caminos, los caballeros templarios situaron muchas de sus fundaciones a lo largo del Camino de Santiago, y en especial la ruta que atraviesa la comarca del Bierzo, uno de los tramos más temidos por los peregrinos medievales. Uno de los enclaves más misteriosos es Cornatel, en Villavieja (Priaranza del Bierzo), anclado a un angosto espigón de roca que domina el valle del Sil. Abre al público los fines de semana.

Bosque en el parque natural de Moncayo, entre Zaragoza y Soria. ampliar foto
Bosque en el parque natural de Moncayo, entre Zaragoza y Soria. alamy

3 Una montaña

El Moncayo (Zaragoza y Soria)

El parque natural del Moncayo, en los límites de las provincias de Zaragoza y Soria, se asienta en la vertiente norte del pico más alto del Sistema Ibérico, el Mons Caius de los romanos, que alcanza los 2.315 metros en el pico de San Miguel. A los pies de la montaña, cerca de Tarazona (Zaragoza), se halla la abadía cisterciense de Santa María de Veruela, del siglo XII. Entre sus muros desnudos Gustavo Adolfo Bécquer escribió entre 1863 y 1864 sus célebres Cartas desde mi celda, que harían populares leyendas como la de las brujas del vecino pueblo de Trasmoz: “Los sábados, después de que la campana de la iglesia dejaba oír el toque de las ánimas, unas sonando panderos, y otras, añafiles y castañuelas, y todas a caballo sobre escobas, los habitantes de Trasmoz veían pasar una banda de viejas, espesas como las grullas, que iban a celebrar sus endiablados ritos a la sombra de los muros de la ruinosa atalaya que corona la cumbre del monte”. Trasmoz ha transformado el sambenito de ser un pueblo embrujado en un atractivo turístico, con un Museo de la Brujería y una feria sobre magia y plantas medicinales

4 Un cielo

A Veiga (Ourense)

Peña Trevinca (2.127 metros), en el concello de A Veiga (Ourense), es uno de los 21 destinos turísticos en todo el mundo (16 de ellos en España) con certificado Starlight, que avala que es un sitio estupendo para ver las estrellas que además cuenta con una oferta de alojamiento y servicios adecuados a la actividad, como la hospedería rural Eido das Estrelas, que pone un telescopio a disposición de sus huéspedes.

5 Un sendero

Sierra Norte-Vega (Sevilla)

Una ruta circular de 240 kilómetros que enlaza 10 pueblos de las sierras sevillanas y la vega del Guadalquivir: La Puebla de los Infantes, Las Navas de la Concepción, San Nicolás del Puerto, Alanís, Guadalcanal, Cazalla de la Sierra, El Pedroso, Villanueva del Río, Minas y Lora del Río. El itinerario discurre por un paisaje de dehesas floridas y parajes como la mina del Cerro del Hierro, los berrocales de El Pedroso y Real de la Jara, la cueva de Los Covachos, las cascadas del río Huéznar o el yacimiento de medusas fósiles de Peña Escrita. Está repartido en 10 etapas, por caminos, antiguas vías pecuarias y senderos que han sido señalizados y acondicionados. La ruta se puede completar a pie, a caballo o en bici, y algunos de los tramos son accesibles en tren. En la web de la Diputación de Sevilla se pueden descargar los mapas y tracks para GPS.

Basílica mozárabe de San Cipriano, en San Cebrián de Mazote (Valladolid). ampliar foto
Basílica mozárabe de San Cipriano, en San Cebrián de Mazote (Valladolid). Age fotostock

6 Una sorpresa

San Cebrián de Mazote (Valladolid)

La estepa castellana esconde tesoros como la basílica mozárabe de San Cipriano, en San Cebrián de Mazote (Valladolid), con sus tres naves separadas por arcos de herradura y columnas corintias de mármol. Con materiales romanos y visigodos, monjes constructores procedentes de la Córdoba musulmana del siglo X crearon en los montes Torozos un espacio arquitectónico que resulta conmovedor por su armonía. Una ruta que también tiene parada en la villa de Urueña, protegida por una larga muralla del siglo XII. A sus pies, la ermita románica de la Anunciada reposa sobre un pequeño valle. Intramuros, la iglesia renacentista de Santa María del Azogue más una docena de librerías, museos y centros culturales que en 2007 le valieron a Urueña el título de la Villa del Libro.

7 Un jardín

L’Albarda (Pedreguer, Alicante)

“Los jardines son la nostalgia del paraíso”, opinaba el paisajista uruguayo Leandro Silva (1930-2000), artífice de la remodelación del jardín botánico de Madrid. Y pasear por ellos al comienzo de la primavera es una delicia. Como L’Albarda, un jardín mediterráneo de 50.000 metros cuadrados que alberga más de 700 especies de plantas autóctonas y recrea los jardines renacentistas valencianos, influenciados por la cultura árabe. Creado por la Fundación Enrique Montoliu, una entidad privada sin ánimo de lucro, abre todos los días de 10.00 a 14.00 y en verano también de 18.00 a 21.00. Entrada: 5 euros.

Mirador al cañón del Ebro, en el geoparque de Las Loras, entre Burgos y Palencia. ampliar foto
Mirador al cañón del Ebro, en el geoparque de Las Loras, entre Burgos y Palencia.

8 Un paisaje

Las Loras (Burgos y Palencia)

Entre el noroeste de Burgos y Palencia se suceden los cañones fluviales y los páramos calizos de Las Loras, un poderoso paisaje de mesas calcáreas, forjado a lo largo de 250 millones de años, que ha sido incluido en la Red Europea de Geoparques (un proyecto de la Unesco que agrupa destinos que destacan por su riqueza geológica). El primer geoparque de Castilla y León y 12º de la red española se reparte entre 11 municipios burgaleses y cinco palentinos atravesados por los ríos Ebro, Rudrón y Pisuerga, con parajes como el laberinto kárstico de Las Tuerces, el campo petrolífero del páramo de La Lora o la cueva de los Franceses, en Revilla de Pomar.

9 Una ruta en bici

Vía Verde de la Sierra (Cádiz y Sevilla)

Una de las primeras rutas incluidas en el programa Vías Verdes. Discurre a lo largo de casi 40 kilómetros entre Puerto Serrano y Olvera (Cádiz), pasando por Coripe (Sevilla), siguiendo un antiguo trazado ferroviario que atraviesa 4 viaductos, 30 túneles y 5 estaciones (la de Olvera ha sido transformada en hotel) entre dehesas floridas y paisajes serranos como el peñón de Zaframagón.

10 Una inmersión

Vías Bravas (Barcelona y Girona)

Las Vías Bravas son una red de itinerarios marinos balizados y señalizados por la Costa Brava (Girona) y la del Maresme (Barcelona) que permiten practicar con seguridad actividades como la natación en aguas abiertas o el buceo con tubo. El proyecto nació en 2014 en la Costa Brava con 10 rutas; hoy cuenta con 14 itinerarios en 11 municipios de esa zona y otros 9 en Barcelona. Cada ruta se acompaña de datos sobre la longitud, dificultad, punto de acceso al agua y zonas de corrientes.

11 Un concierto

Festivales Daydream (Barcelona) y Sansan (Benicàssim, Castellón)

En Semana Santa arranca la temporada de festivales de primavera, con citas como el Sansan Festival de música indie, que celebrará su quinta edición en Benicàssim (Castellón) entre el 29 y el 31 de marzo, con actuaciones de Lori Meyers, The Royal Concept, Juanito Makandé, La M.O.D.A, Celtas Cortos, Sidonie e Iván Ferreiro, entre otros (abonos, 45 euros), o el Daydream Festival de música electrónica, el 30 y el 31 de marzo en el circuito Montmeló de Barcelona (abonos, 72 euros).

La cascada de La Cimbarra, en Jaén. ampliar foto
La cascada de La Cimbarra, en Jaén. alamy

12 Un sonido

Cascada de La Cimbarra (Aldeaquemada, Jaén)

Cerca del parque natural de Despeñaperros, a unos dos kilómetros de Aldeaquemada, el río Guarrizas se despeña por un escarpe de 50 metros que en primavera, tras el deshielo, tiene su momento más fragoroso, cuando a veces por las noches el sonido de la cascada se escucha desde el pueblo como un trueno. La excursión se puede completar con una visita a las pinturas rupestres de la Tabla de Pochico.

13 Una aventura

Cursos de supervivencia para familias (Loarre, Huesca)

Aprender a hacer fuego frotando palitos o fabricar una brújula con un clip son algunas de las materias que se imparten en los cursos de supervivencia para familias de la empresa Locura de Vida en la sierra de Loarre (Huesca). Los programas de un día cuestan 50 euros para los adultos y 30 para los niños.

14 Un secreto

Petroglifos de Domingo García (Segovia)

A los pies de La Mujer Muerta, en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama, se extiende la campiña segoviana, que a comienzos de la primavera, con su oleaje verde de cereal y sus prados cubiertos de ranúnculos y chiribitas, se transforma en una fiesta para la vista. Este territorio que algunos han comparado con Siberia esconde secretos como los petroglifos del cerro de San Isidro, en la pequeña localidad de Domingo García: un conjunto de caballos, ciervos, bóvidos y figuras antropomorfas de un periodo que abarca desde el Paleolítico superior, hace más de 14.000 años, hasta finales de la Edad del Hierro.

15 Un restaurante

LAV (León)

Javier del Blanco es el chef de moda en León, ciudad elegida Capital Española de la Gastronomía 2018. En su restaurante LAV, en el hotel Alfonso V, ofrece un menú degustación abierto (37 euros) que incluye bocados sorpresa, showcooking en la cocina y varios platos a elegir. La carta suele cambiar cada mes e integra productos locales como la cecina.

La laguna Fuente de Piedra, en Málaga. ampliar foto
La laguna Fuente de Piedra, en Málaga. Age fotostock

16 Una laguna

Fuente de Piedra (Málaga)

Situada a unos 20 kilómetros de Antequera, es uno de los mayores sistemas lagunares endorreicos (no comunicados con el mar) de España. Desde el mirador de su centro de visitantes se pueden ver en primavera más de 170 especies de aves. También cuenta con la mayor colonia de cría de flamencos de la Península, su principal atractivo. Cada año atrae a sus aguas a más de 12.000 parejas. En sus cercanías, otras lagunas como las de La Ratosa, Castañuela y Dulce también sirven de apoyo a las colonias de aves de paso por estas fechas.

17 Un olor

Patio de los Naranjos (Córdoba)

La sensualidad oriental de Córdoba se manifiesta en todo su esplendor a finales de marzo, cuando abre el azahar en el Patio de los Naranjos, el jardín de la Mezquita, anunciando una eclosión vegetal de jazmines, geranios, claveles y fuentes en los patios cordobeses.

18 Un mirador

Los Gigantes (Tenerife)

Hay pocos acantilados tan poderosos como el de Los Gigantes, al sur de Tenerife, un frontón basáltico de bordes escarpadísimos y 550 metros de altura sobre el Atlántico y sus colonias de calderones. La terraza del mirador de Archipenque es uno de los mejores lugares para disfrutar de este escenario de titanes. Del puerto de Los Gigantes salen los barcos a la busca de cetáceos.

Pueblo de Calaceite, en Teruel. ampliar foto
Pueblo de Calaceite, en Teruel. Age fotostock

19 Un pueblo

Calaceite (Teruel)

Aragón es tierra de montañas y de pueblos escondidos como Calaceite. A mediados de 1970, una pequeña colonia de artistas y escritores, entre ellos el chileno José Donoso y el poeta manchego Ángel Crespo, se instaló en este pueblo hermoso, áspero y duro de la comarca turolense del río Matarraña, declarado conjunto histórico artístico en 1973 y perteneciente a la red Los Pueblos más Bonitos de España.

20 Una procesión

La Diablesa de Orihuela (Alicante)

Uno de los personajes más populares de la Semana Santa en Orihuela es La Diablesa, una representación del demonio como súcubo, con cuerpo desnudo de mujer, alas y cuernos, que se saca a la procesión del sábado. Forma parte del paso llamado El triunfo de la cruz, de Nicolás de Bussy (1695).