Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Emma France estampando una camiseta en los raíles del tranvía de Oporto.
Emma France estampando una camiseta en los raíles del tranvía de Oporto.
12 fotos

Las calles de Oporto o Berlín en tu camiseta

La artista Emma France estampa los relieves de alcantarillas, aceras y tapas de riego de varias ciudades europeas en ropa, bolsos y pósters

  • Emma France Raff, cuyo nombre artístico es Raubdruckerin (algo así como la impresora furtiva), vive en Berlín. Crea camisetas, sudaderas, bolsos de tela y pósters en los que imprime relieves de alcantarillas, suelos o tapas de riego de las ciudades a las que viaja. Las colecciones son pequeñas, de unas pocas piezas, excepto en el caso de los artículos hechos en la capital alemana, donde la artista tiene su taller ( raubdruckerin.de ), abierto al público. Además de en su web, allí se pueden comprar sus prendas, sin duda un 'souvenir' único y muy original.
    1Emma France Raff, cuyo nombre artístico es Raubdruckerin (algo así como la impresora furtiva), vive en Berlín. Crea camisetas, sudaderas, bolsos de tela y pósters en los que imprime relieves de alcantarillas, suelos o tapas de riego de las ciudades a las que viaja. Las colecciones son pequeñas, de unas pocas piezas, excepto en el caso de los artículos hechos en la capital alemana, donde la artista tiene su taller (raubdruckerin.de), abierto al público. Además de en su web, allí se pueden comprar sus prendas, sin duda un 'souvenir' único y muy original.
  • “De haber vivido en otra ciudad que no fuera Berlín, mi proyecto no habría salido adelante”. Así de tajante responde Raubdruckerin, la joven artista que inició en 2006 este proyecto de imprimir el relieve de las calles del mundo en piezas de ropa y complementos (Street-Printing). “Mis padres son artistas y siempre me animaron a hacer realidad las ideas, sin miedo. Y mis ideas eran experimentos en tela”, explica Emma France. Con su padre ideó este proyecto en su estudio del Alentejo, cuando ambos vivían en Portugal. En la imagen, en plena impresión de una camiseta sobre las vías del tranvía en Oporto (Portugal).
    2“De haber vivido en otra ciudad que no fuera Berlín, mi proyecto no habría salido adelante”. Así de tajante responde Raubdruckerin, la joven artista que inició en 2006 este proyecto de imprimir el relieve de las calles del mundo en piezas de ropa y complementos (Street-Printing). “Mis padres son artistas y siempre me animaron a hacer realidad las ideas, sin miedo. Y mis ideas eran experimentos en tela”, explica Emma France. Con su padre ideó este proyecto en su estudio del Alentejo, cuando ambos vivían en Portugal. En la imagen, en plena impresión de una camiseta sobre las vías del tranvía en Oporto (Portugal).
  • Estudió Diseño Textil y lo de estampar le llegó “por accidente”. Empezó como una ocupación para alguien que no tenía empleo, pero la valentía y la creatividad han acabado triunfando. Tapas de alcantarilla, de riego, de gas… cualquier indicación en forma de relieve se convierte en una prensa para esta artista y diseñadora que ha montado un negocio que hoy tiene un equipo de siete personas alrededor de lo que empezó como una aventura de guerrilla.
    3Estudió Diseño Textil y lo de estampar le llegó “por accidente”. Empezó como una ocupación para alguien que no tenía empleo, pero la valentía y la creatividad han acabado triunfando. Tapas de alcantarilla, de riego, de gas… cualquier indicación en forma de relieve se convierte en una prensa para esta artista y diseñadora que ha montado un negocio que hoy tiene un equipo de siete personas alrededor de lo que empezó como una aventura de guerrilla.
  • Hoy sus diseños se venden en su taller de Berlín (Boddinstr, 9, abierto los jueves y viernes de 16.00 a 19.00, aunque también se puede pedir cita). Además tiene abierta una tienda 'online'  (https:raubdruckerin.deenshop) , donde muchas de sus prendas cuelgan el cartel de agotadas. Los precios: camisetas de manga corta desde 49 euros y bolsos de asas desde 20 euros.
    4Hoy sus diseños se venden en su taller de Berlín (Boddinstr, 9, abierto los jueves y viernes de 16.00 a 19.00, aunque también se puede pedir cita). Además tiene abierta una tienda 'online' (https://raubdruckerin.de/en/shop/), donde muchas de sus prendas cuelgan el cartel de agotadas. Los precios: camisetas de manga corta desde 49 euros y bolsos de asas desde 20 euros.
  • Casi todos los barrios de Berlín tienen su guiño en la tienda de Raubdruckerin, que ha viajado para inmortalizar sus formas en prendas de ropa a Lisboa (en la imagen), a Madrid (donde aprovechó el dibujo de la mítica tapa del metro), a Oslo, Ámsterdam, Bruselas, Viena, Budapest, París, Atenas o Barcelona (donde imprimió el característico relieve de la flor de sus adoquines y el de Aguas de Barcelona).
    5Casi todos los barrios de Berlín tienen su guiño en la tienda de Raubdruckerin, que ha viajado para inmortalizar sus formas en prendas de ropa a Lisboa (en la imagen), a Madrid (donde aprovechó el dibujo de la mítica tapa del metro), a Oslo, Ámsterdam, Bruselas, Viena, Budapest, París, Atenas o Barcelona (donde imprimió el característico relieve de la flor de sus adoquines y el de Aguas de Barcelona).
  • “Ahora somos una organización, buscamos sitios para estampar y cómo hacerlo. Se puede buscar 'in situ' o por Internet y aprovechamos viajes para poder hacer las estampaciones”, cuenta France. En sus maletas siempre caben camisetas y bolsos de tela (las llamadas ‘tote bags’) lisos, además de tinta y rodillo. Al llegar al sitio señalado, lo primero es limpiar el espacio. “Retiramos chicles, por lo que también llevamos encima un martillo”.
    6“Ahora somos una organización, buscamos sitios para estampar y cómo hacerlo. Se puede buscar 'in situ' o por Internet y aprovechamos viajes para poder hacer las estampaciones”, cuenta France. En sus maletas siempre caben camisetas y bolsos de tela (las llamadas ‘tote bags’) lisos, además de tinta y rodillo. Al llegar al sitio señalado, lo primero es limpiar el espacio. “Retiramos chicles, por lo que también llevamos encima un martillo”.
  • Su técnica de impresión es simple y se hace a mano. “Ni siquiera es necesario una prensa para imprimir y el consumo de recursos y materiales se reduce al mínimo”, explica en su web sobre su proceso de creación. Tras limpiar el espacio, lo cubren con tinta (siempre orgánica) y le sobreponen la tela o la prenda (todas 100% algodón). Hoy France tiene dos personas que trabajan estampando las prendas, y cuenta con la ayuda de colaboradores. Y para asegurar el futuro de su movimiento, al final del proceso todo debe quedar limpio de tinta de nuevo.
    7Su técnica de impresión es simple y se hace a mano. “Ni siquiera es necesario una prensa para imprimir y el consumo de recursos y materiales se reduce al mínimo”, explica en su web sobre su proceso de creación. Tras limpiar el espacio, lo cubren con tinta (siempre orgánica) y le sobreponen la tela o la prenda (todas 100% algodón). Hoy France tiene dos personas que trabajan estampando las prendas, y cuenta con la ayuda de colaboradores. Y para asegurar el futuro de su movimiento, al final del proceso todo debe quedar limpio de tinta de nuevo.
  • ¿Y cómo reaccionan los transeúntes? “Pues dependiendo de la calle o la hora, se paran y preguntan cosas. Pero, sobre todo, caen en la cuenta de la cantidad de patrones que hay por todas partes. Y ahora muchos empiezan a leer las ciudades en clave de estampación”, se enorgullece. Para Raubdruckerin su trabajo es también “enseñar a la gente a mirar la ciudad, a romper la rutina”.
    8¿Y cómo reaccionan los transeúntes? “Pues dependiendo de la calle o la hora, se paran y preguntan cosas. Pero, sobre todo, caen en la cuenta de la cantidad de patrones que hay por todas partes. Y ahora muchos empiezan a leer las ciudades en clave de estampación”, se enorgullece. Para Raubdruckerin su trabajo es también “enseñar a la gente a mirar la ciudad, a romper la rutina”.
  • Lo suyo es ‘street art to go’ (arte urbano para llevar), o eso cuenta ella, que bromea con el término. “En realidad nosotros no hacemos nada, sino que quitamos o sacamos esa parte de la ciudad”. El proyecto ha creado además una red de seguidores que cuentan a Raubdruckerin qué sitios podría añadir a su lista. “Nos encantaría retratar el mundo entero, pero hay que ir por partes”. Sus próximas paradas, que anuncia en  su perfil de Facebook , serán Roma, Barcelona, Ámsterdam, Londres, Suecia, Moscú y sueña con Japón.
    9Lo suyo es ‘street art to go’ (arte urbano para llevar), o eso cuenta ella, que bromea con el término. “En realidad nosotros no hacemos nada, sino que quitamos o sacamos esa parte de la ciudad”. El proyecto ha creado además una red de seguidores que cuentan a Raubdruckerin qué sitios podría añadir a su lista. “Nos encantaría retratar el mundo entero, pero hay que ir por partes”. Sus próximas paradas, que anuncia en su perfil de Facebook, serán Roma, Barcelona, Ámsterdam, Londres, Suecia, Moscú y sueña con Japón.
  • Los viajes se financian con su presupuesto y también con “intercambios”, no hacen publicidad ni se asocian con otros. “No creemos en el trabajo con marcas, porque sería renunciar a nuestra esencia, a nuestra forma de trabajar, dejaríamos de ser artistas. Vamos a un sitio y encontramos sinergias. Hay personas que nos dan alojamiento o nos invitan a comer y lo cambiamos por nuestros diseños”.
    10Los viajes se financian con su presupuesto y también con “intercambios”, no hacen publicidad ni se asocian con otros. “No creemos en el trabajo con marcas, porque sería renunciar a nuestra esencia, a nuestra forma de trabajar, dejaríamos de ser artistas. Vamos a un sitio y encontramos sinergias. Hay personas que nos dan alojamiento o nos invitan a comer y lo cambiamos por nuestros diseños”.
  • Detrás de sus creaciones late la filosofía del trabajo lento y consciente, está en contra de la fabricación en masa. “A la gente se le ha olvidado cómo se hacen y de dónde vienen las cosas. En una tienda normal las prendas aparecen por arte de magia, pero aún se hace mucho a mano. En nuestro caso las camisetas se hacen en la calle”, dice France.
    11Detrás de sus creaciones late la filosofía del trabajo lento y consciente, está en contra de la fabricación en masa. “A la gente se le ha olvidado cómo se hacen y de dónde vienen las cosas. En una tienda normal las prendas aparecen por arte de magia, pero aún se hace mucho a mano. En nuestro caso las camisetas se hacen en la calle”, dice France.
  • Emma France hace hincapié en la naturaleza de su nombre artístico: “Es femenino”, insiste. “En Alemania casi todas las palabras son masculinas así que quería que este arte llevara nombre de mujer. Además, el significado de las palabras es provocativo porque tiene de fondo ese momento pirata, como las películas o los discos: lo que copias ya existe, y te lo estás llevando”.
    12Emma France hace hincapié en la naturaleza de su nombre artístico: “Es femenino”, insiste. “En Alemania casi todas las palabras son masculinas así que quería que este arte llevara nombre de mujer. Además, el significado de las palabras es provocativo porque tiene de fondo ese momento pirata, como las películas o los discos: lo que copias ya existe, y te lo estás llevando”.

Más información