Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pizza napolitana y los islotes bravíos de ‘Star Wars’

De los escenarios de ‘La guerra de las galaxias’ y ‘Juego de tronos’ en Irlanda e Islandia a Mánchester y la celebración del centenario del voto femenino. Festivales, efemérides y novedades que inspiran grandes viajes por el continente en 2018

Performance en el Museo Real de Bellas Artes de Amberes (delante del cuadro de Rubens 'Cristo en la cruz entre los dos ladrones').
Performance en el Museo Real de Bellas Artes de Amberes (delante del cuadro de Rubens 'Cristo en la cruz entre los dos ladrones').

Fitur es una de las ferias de turismo más importantes y, si nos atenemos a Europa, sigue llamando la atención que países como Alemania, Francia, Reino Unido, Irlanda o Suiza no tengan representación de sus oficinas de turismo nacionales. Bien es verdad que, en contrapartida, sí asisten empresas privadas (turoperadores, agencias, hoteles…) e incluso algunas regiones y municipios. Ya sea en Fitur o no, enero es el mes perfecto para presentar las citas y apuestas para 2018. Algunos de esos países oficialmente ausentes de la feria celebran acciones propias para mostrar sus novedades en fechas coincidentes o próximas. Y en lo que todos coinciden es en señalar un aumento notable de visitantes en el ejercicio precedente.

Aniversarios y fiestas

Dentro de las novedades que se presentan, algunas rúbricas podrían considerarse como “clásicos”. Es el caso de las capitales europeas de la cultura, que ponen en marcha una rueda importante de eventos; este año el honor recae en la capital de Malta, La Valeta, y en la ciudad holandesa de Leeuwarden. Además de los programas en esa ciudad frisia, Holanda celebra los 200 años del lujoso barrio litoral y balneario de Scheveningen (denhaag.com). Capital cultural de Italia será Palermo, y con tal motivo será la anfitriona de Manifesta 12, bienal europea de arte contemporáneo; además, contará con vuelos directos con España gracia a Iberia Express, lo mismo que la ciudad de Matera (capital europea de la cultura en 2019). Y no olvidemos el anno rossiniano con motivo del 150º aniversario de la muerte de Rossini, con eco sobre todo en Pésaro, lugar de nacimiento del compositor de óperas como El barbero de Sevilla.

Obra de Juan Sebastián Peláez en la última Bienal de Berlín. ampliar foto
Obra de Juan Sebastián Peláez en la última Bienal de Berlín.

Otra de las etiquetas obligadas es la de los aniversarios o conmemoraciones. Este año, la República Checa y Eslovaquia celebran el centenario de su fundación como países independientes: formaron uno solo al principio, Checoslovaquia, hasta 1992, cuando acordaron separarse. Aniversario de coloración también política (y mucha actualidad) es el que celebra Reino Unido por el centenario del voto femenino (parliament.uk/vote100): desde el 6 de noviembre de 1918 pudieron votar las mujeres mayores de 30 años. Las celebraciones tendrán eco sobre todo en Mánchester, que fue foco sufragista destacado, y en Essex. Les gusta mucho a los británicos eso de remover fechas, y así celebran también el 250º aniversario del primer viaje del capitán Cook por el Pacífico, Australia y Nueva Zelanda a bordo del Endeavour; el segundo centenario de Emily Brontë (autora de Cumbres borrascosas) y también de la publicación del Frankenstein de Mary Shelley, esta última efemérides con especial repercusión en Dundee y Bath.

Un campo geotérmico en Islandia. ampliar foto
Un campo geotérmico en Islandia.

Carácter netamente cultural tendrá el centenario múltiple que celebra por todo lo alto Austria: en 1918 (el mismo año agitado en que nacía la moderna República de Austria) fallecían los pintores Gustav Klimt y Egon Schiele, el arquitecto Otto Wagner y el diseñador Kolo Moser; un abanico enorme de exposiciones y actividades, agrupadas bajo el lema Belleza y abismo. La ronda del modernismo vienés, se desplegará sobre todo en Viena. En esa ciudad, por cierto, abre este año un nuevo Museo Beethoven, en su domicilio de Probusgasse, 6 (tuvo un montón de domicilios allí, y esta es ya su tercera casa-museo en la ciudad). Anecdótico si se quiere, pero muy celebrado en Salzburgo y siete pueblos afectados: el segundo centenario del más universal de los villancicos, Noche de paz (stillenachtland.at).

Isla de Great Skellig (Irlanda). ampliar foto
Isla de Great Skellig (Irlanda). Alamy

Ciudades y cultura

Si algo peculiar vende Europa es cultura y ciudades, que muchas veces viene a ser el mismo producto turístico. A este respecto destaca el protagonismo de varias ciudades belgas: en Amberes, un festival, titulado Amberes Barroco 2018: Rubens Inspira, engloba un sinfín de iniciativas dentro de un ambicioso programa que se extiende hasta 2020. Se suman otras ciudades flamencas, como Brujas con su Trienal de Arte Contemporáneo, Gante con su Festival de la Luz (licht­festival.stad.gent/en) y Lovaina con las polifonías de su Pasión de Voces o sus fines de semana de la cerveza.

En el corazón de Francia, varias ciudades del valle del Loira ofrecen novedades artísticas: en Orleans, la I Bienal de Arquitectura ocupa sitios emblemáticos de la ciudad, como el vanguardista FRAC, y se extiende a lugares próximos, como Les Tanneries d’Amilly. Un exquisito centro de vanguardia acaba de abrir en Tours, y en la cercana Amboise celebran el quinto centenario de los años que Leonardo da Vinci trabajó allí hasta su muerte, en un palacete conectado bajo tierra con el castillo de su mentor Francisco I. En el estuario del Loira abrirá en julio el Centre de Découverte Loirestua, en un vanguardista edificio eco de Bruno Mader. Impresionante es también el nuevo y reciente edificio del estudio noruego Snohetta para las pinturas rupestres de Lascaux, en Montignac (Dordogne), sin duda toda una referencia museística para el futuro.

También las ciudades alemanas rebosan ofertas culturales. A destacar en la capital la Berlinale (festival de cine) y la 10 Bienal de Arte Contemporáneo de Berlín; una magna exposición del pintor Schmidt-­Rottluff en el Bucerius Kunst Forum de Hamburgo (de enero a mayo), o las celebraciones en Leipzig con motivo de los 325 años de su ópera, poniendo en escena autores tan poco frecuentes como Albert Lortzing, Judith Weir, Erich Korngold… Hablando de ciudades, no se puede pasar por alto que Lisboa ha sido premiada en los últimos World Travel Awards como mejor destino del mundo para una escapada urbana (Portugal, Madeira y Alentejo fueron también distinguidos, respectivamente, como mejor país, mejor destino insular y mejor región senderista). También Tel Aviv ha sido elegida por la revista Travel+Leisure como uno de los mejores destinos para 2018, por su ocio nocturno, su cocina creativa, sus nuevos hoteles (como el novísimo W) o su vida cultural, especialmente animada por inquietos creadores cinematográficos como Eytan Fox, Amos Guttman, Ari Folman, Eran Kolirin o Shlomi Elabetz.

Cine, gastronomía y vuelos

Hablando de cine: pocas cosas sirven tanto para promocionar un destino como el hecho de que esos lugares hayan sido escenario de películas o series de éxito. En Irlanda, los islotes bravíos de Skellig, en el condado de Kerry, son ahora un déjà vu gracias a las nuevas entregas de Star Wars, y en el Museo del Ulster, en Belfast, se muestra un tapiz de 77 metros de largo que hace referencia a Juegos de tronos, serie para la cual se han rodado escenas en diversos lugares de Irlanda del Norte. También se filmaron episodios de la serie en Islandia, gracias a su geografía a trechos onírica, y en Croacia, plató además de otras películas como Mamma mia! o la 25ª entrega de James Bond, que se filmará durante 2018. El cine sirve así de anzuelo para promocionar otros reclamos, como el legado vikingo del Este o la Ruta Atlántica en Irlanda, los miles de islas de Croacia, o sus ciudades históricas, sus festivales de música, sus llamadas a la aventura y el deporte.

Otro atractivo importante es la gastronomía. Italia ha elegido 2018 como Año de la Gastronomía o Anno del Cibo (beniculturali.it) para destacar sus productos alimentarios. Y Nápoles trata de sacar todo el partido posible al hecho de que la pizza acaba de ser declarada patrimonio inmaterial de la humanidad. También Galway y su bahía (galwaytourism.ir), en Irlanda, explotan su nombramiento como área de especial interés gastronómico en 2018. La región francesa de Nueva Aquitania ha sido designada este año como primera región gastronómica Goût de France / Good France. Holanda, por su parte, ha visto distinguida la región de Brabante como región gastronómica europea 2018. Y la región portuguesa del Alentejo presenta en Fitur su Ruta de los Vinos del Alentejo en estand propio y como invitada de honor en el de Enoturismo de España.

Otra cosa que ayuda mucho a promocionar un destino: los vuelos directos, y mejor aún si además son de bajo coste. Grecia, que ya contaba con vuelos directos de Iberia Express a Santorini y Creta, tendrá, por ejemplo, conexiones directas con Miconos a partir del verano. Pueden incluso servir de promoción turística acontecimientos como el fútbol (Mundial de Fútbol en Rusia) o Eurovisión: encontrar alojamiento en Lisboa en la semana del 7 al 13 de mayo será una misión difícil.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información