Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alojamientos

Bienvenidos al hotel del futuro

Habitaciones con paredes, luces y camas inteligentes, robots conserjes y alojamientos que intuyen antes que nosotros lo que buscamos

Una habitación ambientada con una proyección submarina mediente el sistema MK Player360 de Broomx.
Una habitación ambientada con una proyección submarina mediente el sistema MK Player360 de Broomx.

El acelerón tecnológico agita el mundo de los viajes. Y, en especial, los hoteles. Completamente conectados, smartphone en mano, los viajeros comentan, valoran y retransmiten sus experiencias constantemente. Y aprovechando la información disponible —gracias al big data y al machine learning—, los hoteles intentan dar un trato más personalizado al huésped. El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) trae a Fitur algunas de las claves del hotel del futuro: más tecnológico, personalizable y autogestionable. Es dentro del espacio #techYhotel.

Experiencias audiovisuales

El reconocimiento facial para hacer el registro de los huéspedes y las llaves electrónicas que permitan controlar la temperatura, el sonido o las experiencias audiovisuales en la habitación son solo dos avances. A través de la voz o con un único dispositivo podremos calcular las horas de sueño, conocer el estado de descanso alcanzado o contratar servicios del hotel. Todo gracias a la solución de inteligencia hotelera Hi!, desarrollada por Altran, que integra tecnologías de empresas como BeCheckin, Chapp Solutions, Gennion, HP, Nethits o Zennio. Las paredes podrán cambiar de color y los colchones también serán modificables. La cadena Hilton Wordwide acaba de presentar su habitación conectada, que permite al huésped controlar diversos aspectos de su estancia desde el smartphone.

Bienvenidos al hotel del futuro ampliar foto

¡Hola, robot!

La tradicional ceremonia de hacer el check-in al llegar al hotel ahora la pueden hacer las máquinas. Es el caso de RoomMatik, un sistema que te registra, te toma la documentación, te hace firmar los papeles y hasta te da las llaves. “Es útil para el turno de noche, sobre todo en pequeños hoteles, para evitar colas cuando llega un gran número de viajeros a la vez o simplemente para personas que no disfrutan del trato humano”, dice el desarrollador Juan Vila. El sistema puede utilizarse también para comprar otras cosas: desde servicios del hotel hasta entradas para espectáculos o excursiones. Otro sistema similar es POK Hotel Check in, de Chapp Solutions, o Sixt Check-in para el alquiler de coches en Sixt.

Un viaje espacial desde la cama

En las paredes de una habitación puede surgir un nuevo mundo virtual que explorar. Con el sistema MK Player360 de Broomx, el usuario puede disfrutar de una experiencia de realidad virtual de 360º manejándola desde su smartphone y sin necesidad de gafas o cualquier otro dispositivo. “Esto permite disfrutar en familia de un viaje al fondo del mar, sobrevolar la Tierra desde una nave espacial, vivir un terremoto en primera persona o un concierto de tu artista favorito”, dice Ignasi Capelà, responsable comercial de Broomx. Se espera que pronto empiece a implantarse en hoteles.

Bienvenidos al hotel del futuro ampliar foto

Conserje de metal

Ya existen robots humanoides que realizan tareas protocolarias de recepción y guía de los clientes en muchos hoteles, y hasta en cruceros, como es el caso del androide Pepper en Costa Cruceros. En las habitaciones hay aspiradoras robóticas, que se manejan de forma autónoma y lo dejan todo bien limpio. Los hoteles Hilton andan investigando en robótica e inteligencia artificial, por ejemplo en colaboración con el sistema Watson de IBM; así, el robot Connie ayuda a los clientes a encontrar planes y resolver problemas como un conserje. Mario es el robot que ayuda a los recepcionistas en el belga Ghent Marriott Hotel. En el japonés Henn-Ha, en Nagasaki, los robots ayudan también con el equipaje y hasta tienen forma de dinosaurios. Y en el último CES (la mayor feria de electrónica de consumo), celebrado del 9 al 12 de enero, Intel presentó robots que podrían ser expresivos, mostrando ojos y sonrisa, y que serán los encargados de llevar jabones, toallas o cepillos de dientes a las habitaciones. Ya están aquí.

Bienvenidos al hotel del futuro ampliar foto

Y usted, ¿cómo se mueve?

Un hotel es como un hormiguero por el que los clientes y trabajadores se mueven constantemente. Gennion Solutions, especialista en beacons (o balizas inteligentes), desarrolla tecnologías para que, según en qué lugar del hotel y en qué momento se encuentre el cliente, reciba en su smart­phone diferentes ofertas y propuestas. Además, recopila datos sobre la utilización de los espacios: “Así se pueden monitorizar las actividades en el interior y ayudar a los hoteles a optimizar servicios como la recepción activa de clientes, los servicios de limpieza o la atención a los clientes de restauración”, explica Francisco Cabrera, CEO de la empresa.

La tecnobola de cristal

Las técnicas de big data y machine learning ya pueden aplicarse a casi todo, también a la gestión hotelera. “El machine learning permite que la máquina aprenda de todos los datos ocurridos en el pasado y pueda hacer predicciones”, explica Jordi Navarro, CEO de la empresa Cleverdata. Trabajan en estos ámbitos tecnológicos para conseguir que los hoteles se anticipen a las demandas que puedan tener sus huéspedes (animadores, personal auxiliar) basándose en datos como la nacionalidad, anticipación de la compra o el método de reserva. Lo mismo para hacer predicciones sobre las posibles cancelaciones de reservas, gestionar el hotel con mayor eficiencia y rentabilidad, así como evitar problemas de overbooking.

Bienvenidos al hotel del futuro ampliar foto

Perros en el buscador

Dependiendo del grado de compromiso de un hotel con las mascotas, reciben un travelguau, dos travelguaus o tres travelguaus. Porque no es lo mismo que metan a tu perro en una jaula a que lo dejen deambular por todo el hotel o incluso le agasajen con juguetes. “La idea surgió porque viajábamos con perro y nunca sabíamos lo que nos íbamos a encontrar”, explica Elena Álvarez, una de las creadoras del buscador de establecimientos hoteleros amigos de los animales Travelguau. No es el único buscador especializado: también los hay de actividades en la naturaleza (Nattule) o de planes LGTBI (dentro de Loottis).

Hospitalidad en la nube

“La gente no suele mirar las ofertas que hay en los folletos en las habitaciones, mucho menos si está en el vestíbulo”, opina Abel Iglesias, de la empresa Host Hotel Systems. Con su sistema Unyk Tv, el hotel puede comunicarse con el cliente a través de la televisión, en la que le muestra diferentes servicios como la salida tardía del hotel (late check-out), los tratamientos disponibles en el spa o la oferta de menús y tiendas del hotel. Incluso cualquier otra propuesta que haya en la ciudad. “Como sabemos quién ocupa cada habitación, su idioma, nombre y nacionalidad, incluso podemos segmentar la oferta y ofrecerle lo que más le interesa”, dice Iglesias. Lo llaman hospitalidad en la nube.

Más información