Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía ‘El Viajero’ de Bangkok

Una vertiginosa megalópolis asiática que conserva intactas sus tradiciones. Templos budistas, frenéticos 'tuk tuk', mercados y puestos de rica comida callejera en la capital tailandesa

Vista del icónico Wat Arun (templo del amanecer), en Bangkok (Tailandia). Ampliar foto
Vista del icónico Wat Arun (templo del amanecer), en Bangkok (Tailandia). Getty

LA CIUDAD

La capital de Tailandia es una de las ciudades de referencia del Sudeste Asiático. Bangkok ha experimentado un gran crecimiento los últimos años pero, a diferencia de otras, uno de sus mayores atractivos es que conserva prácticamente intactas muchas de sus tradiciones. Empezando por su nombre: aunque se la conoce internacionalmente como Bangkok, antes de convertirse en la megalópolis actual –alcanza los ocho millones de habitantes– era conocida por Krung Thep Mahanakhon, que es como se dice en tailandés Ciudad de los Ángeles. Su nombre ceremonial sin embargo es 'Krungthepmahanakhon Amonrattanakosin Mahintharayutthaya Mahadilokphop Noppharatratchathaniburirom Udomratchaniwetmahasathan Amonphimanawatansathit Sakkathattiyawitsanukamprasit'. Es el nombre de ciudad más largo del mundo, pero curiosamente no aparece en el Libro Guiness de los Récords porque se trata de un topónimo en desuso.

Alrededor del 95% de la población de Bangkok se declara budista, por lo que no es de extrañar que encontremos templos diseminados por cualquier rincón de la urbe. Los más madrugadores podrán ver también cómo los monjes salen en fila del monasterio, siempre descalzos y con un cuenco de metal en las manos donde los fieles depositan ofrendas en forma de alimentos para su subsistencia. En teoría, ellos no pueden trabajar ni ganar dinero, pero en la práctica reciben también limosnas en efectivo (no solo en especie) que utilizan para pagar algunos servicios ineludibles en la sociedad moderna, como el transporte.

Vendedores en un mercado flotante en Bangkok. ampliar foto
Vendedores en un mercado flotante en Bangkok. Getty

El animismo también forma parte de la vida cotidiana de los tailandeses. Por ello las entradas de las casas y edificios cuentan con pequeños templos diminutos para dar cobijo a los espíritus que habitaban dicho lugar antes que los humanos. Su tamaño está condicionado por las dimensiones de la finca, por lo que cuanto más grande sea la construcción, mayor tamaño debe tener ese espacio dedicado a los espíritus.

Cuando visitamos Bangkok probablemente nos llame la atención la veneración de los tailandeses hacia la monarquía. Sin embargo, el nuevo rey, Maha Vajiralongkorn, no es tan popular como Bhumibol, que después de 70 años en el trono falleció el 13 de octubre de 2016. Eso sí, más de un años después su imagen sigue muy presente en las calles de Bangkok (en forma de grandes retratos oficiales) y en muchos locales comerciales. La monarquía está protegida además por una de las leyes de lesa majestad más estrictas del mundo que hace imposible cualquier discusión sobre el papel de la familia real. Según el artículo 112, las personas acusadas por difamar, insultar o amenazar al rey, la reina, el heredero o los regentes pueden enfrentarse a un pena de hasta 15 años de prisión por cada delito, aunque no especifica qué puede constituir una ofensa y cada caso se interpreta de forma particular.

Puesto de comida callejera en el barrio de Chinatown, en Bangkok. ampliar foto
Puesto de comida callejera en el barrio de Chinatown, en Bangkok.

Hay otra cosa que llamará la atención al visitante: los tailandeses comen a todas horas y casi nunca cocinan. Los mercados rebosan de aperitivos y en las calles podemos encontrar una amplia oferta de street food hasta altas horas de la noche. En algunos barrios los puestos callejeros no obstante han comenzado a desaparecer desde que la Junta militar se hizo con el poder en un golpe de Estado en 2014 e inició una campaña de limpieza para “devolver las aceras” a los tailandeses.

Una visita a Tailandia no está completa sin otros dos clásicos: un masaje tailandés y un recorrido en uno de sus populares tuk tuk, motos de tres ruedas utilizadas por locales y turistas que se han convertido en un símbolo nacional. Pero después de los largos paseos para explorar a fondo la capital tailandesa y de disfrutar de su variada gastronomía (especialmente su versión callejera), también toca escaparse de ella hasta las paradisíacas playas del sur del país y las verdes montañas del norte, hogar de algunas minorías étnicas como los Hmong, Akha, Yao o Lahu.

DORMIR

Cinco hoteles muy variopintos

Baan Yok (221 Khwaeng Pom Prap, Khet Pom Prap Sattru Phai. Metro MRT Hua Lamphong. +66 851 26 0046). Una casa antigua de estilo sino-portugués de los años 20 ubicada en el barrio tradicional Chinatown. En los bajos se encuentra el pequeño bar de tapas españolas “El Chiringuito”. Una advertencia: no confundirnos con el Soi Nana de la calle Sukhumvit).

Cozy Bangkok (41/146-148, Soi Sunthon Pinol, Rama 4 Road, Rong Muang. Metro MRT Hua Lamphong. +66 261 19 178). Ubicado a tres minutos caminando del autobús y a 10 minutos del metro, se trata de un hotel familiar con buena relación calidad precio.

Riverline Guest House (Samsen Road Soi 1. +66 228 27 464). Probablemente es uno de los hostales más económicos de la ciudad, cuya azotea tiene unas bonitas vistas al río. Eso sí, ubicado en una pequeña bocacalle de la calle Samsen no cuenta con metro ni estación de tren elevado cerca.

Narai (222 Silom Road. +66 223 70 100). Un cuatro estrellas muy bien situado (en la céntrica calle Silom), se encuentra entre el tren elevado BTS de Saladaeng y Chong Nonsi, no muy lejos del embarcadero de Sathorn.

Pullman Hotel G (188 Si Lom, Bangrak, Khet Bang Rak, Krung Thep Maha Nakhon 10500. +66 235 24 000). Un hotel de diseño (y cinco estrellas) en la calle Silom con amplios ventanales y vistas espectaculares de la capital tailandesa. Está a siete minutos a pie de la estación de tren aéreo BTS Chong Nonsi y cerca de la estación de MRT Silom.

COMER

Cinco restaurantes y un paraíso 'streetfood'

Bo.Lan (24 Sukhumvit 53 Alley, Khwaeng Khlong Tan Nuea. Tren elevado Thong Lor, salida 1. +66 226 02 962). Conocido desde hace años como uno de los mejores de la ciudad y ubicado en el área de Thonglor, el menú está inspirado en la comida tradicional tailandesa, preparada con ingredientes orgánicos de producción local. Los platos están muy bien elaborados, deslumbrando al comensal con su presentación y, sobre todo, su sabor. Desde 680 bahts (17 euros) por persona.

Le Du (399/3 Soi Silom 5. Tren aéreo Chong Nonsi, salida 4. +66 929 19 9969). En la zona de Chong Nonsi, su nombre significa “temporada en tailandés”. Cuenta con un menú de raíces tailandesas y toques internacionales. El lugar es algo difícil de encontrar, está escondido en una pequeña bocacalle entre las calles Silom y Sathorn. El precio para una cena de cuatro platos ronda los 990 bahts (26 euros).

Err (394/35 Maharaj Road, en una bocacalle sin nombre que conduce al río. +66 26 222 2912). En este restaurante informal los precios de los platos oscilan entre los 60 bahts (1,5 euros) de los aperitivos hasta los 360 bahts (9,5 euros) del plato más caro de la carta. El comedor es pequeño, pero tiene mucho encanto, mezclando antigüedades con juguetes para niños. Está situado detrás del conocido Wat Pho, en la Ciudad Vieja.

Suppanniga (160/11 Soi 55 Sukhumvit Road, Klongton Nuer Wattana. Tren elevado Thong Lor. +66 271 47 508). Dentro del área de Thong Lor, se inspirado en las recetas de la abuela del propietario. Los platos son una variedad de comida tradicional de la costa este y noreste de Tailandia. La decoración es elegante y los precios asequibles: los platos rondan los 150 bahts (4 euros).

Pad Thai Thip Samai (313 Mahachai Road.+66 222 16 280) Este modesto local en la zona de Phra Nakhon es conocido por preparar el mejor pad thai de la ciudad, ya que se elabora utilizando carbón en lugar de gas. La cola comienza desde que encienden los fogones a las cinco de la tarde. El precio ronda los 80 bahts (2 euros) por persona.

La mejor comida callejera

Entre los lugares más populares para disfruta del famoso street food de Bangkok se encuentra la calle Sukhumvit Soi 38 (salida 4 de la parada de tren elevado Thong Lor), el mercado de Charoen Krung (parada Saphan Taksin), la calle Silom 20 (salida 2 de la parada Chong Nonsi) y el mercado de Phetchaburi del Soi 5soi es el término utilizado para designar una bocacalle–, en la parada Ratchathewi.

LA NOCHE

Cuatro azoteas alucinantes

Sky bar (The Dome at Lebua, 42 Road, Bangrak, 1055 Silom Road. +66 262 49 999). La azotea está en la planta 64 del hotel Lebua y tiene vistas al río. Se ha convertido en una visita obligada tras la caída del sol. Está a 10 minutos caminando del tren elevado BTS de Saphan Taksin.

Vértigo y Moon bar. (21/100 Banyan Tree Hotel, South Sathon Road. Tren elevado BTS Sala Daeng. +66 267 91 200). Está azotea en la planta 61 del hotel Banyan Tree está ocupada al completo por el bar y el restaurante. Por su diseño uno tiene la impresión de encontrarse en una nave espacial. Eso sí, a bordo no se permiten ni pantalones de playa ni las chanclas. El bar abre desde las 17.00 hasta la 1.00 de la madrugada.

Above Eleven (38/8 Soi Sukhumvit 11, Khlong Tan Nuea, Khet Vadhana. Tren elevado BTS Nana. +66 835 42 1111). Un local moderno que se encuentra en la planta 32 de uno de los edificios de Sukhumvit soi 11. Los cócteles tienen un precio algo elevado.

Octave rooftop (57 Sukhumvit Road, Klongtan-Nua, Khet Watthana, Krung Thep Maha Nakhon 10110. +66 2 797 0400). Situado en la azotea del hotel Marriott, es un buen lugar para ver la puesta del sol con una panorámica de 360 grados. Abre a las 17.00 y aunque está algo apartado de las zonas más turísticas, la estación de tren elevado BTS Thong Lor quda a penas a tres minutos.

De clubs

Sing Sing Theater (Sukhumvit 45, Bangkok 10110. Tren elevado BTS Thong Lor). Esta divertida sala de fiestas de diseño creativo tiene dos bares y una pista de baile central para actuaciones en directo. El precio de una cerveza es de 180 bahts (4,7 euros). Está abierto de 20.00 a 2.00.

Spicy. (Rong Muang 1, Rong Mueang, Bangkok 10330. Tren elevado BTS National Stadium). Uno de los clubs más populares de la ciudad, conocido por su amplia pista de baile. La entrada, eso sí, cuesta 300 bahts (7,9 euros) e incluye una bebida.

Mixx (Intercontinental Hotel, 973 Ploenchit Road, Siam. Tren elevado BTS Chit Lom). Este club tiene dos salas: en la principal pinchan hip hop y música pop, mientras que la más pequeña está reservada al house. La entrada cuesta 350 bahts (9 euros) con una bebida.

Studio Lam (10110, 51 Sukhumvit Rd, Khwaeng Khlong Tan Nuea, Khet Watthana, Krung Thep Maha Nakhon 10110. Tren elevado BTS Thong Lor). Una pequeña sala con una decoración básica y conocida por sus sesiones de DJ y música en vivo.

Moustache (Ratchada Soi 7. Metro MRT Thailand Cultural Centre). La noche en Bangkok termina temprano, en torno a las 2.00, por eso after-club se ha convertido en una alternativa para los más juerguistas: permanece abierto desde las 21.00 bien entrada la madrugada.

QUÉ HACER

Seis planes irresistibles

Navegando el Chao praya

Una travesía fluvial por el río de Bangkok es una actividad imprescindible en la capital tailandesa. Desde el muelle central de Sathorn salen todos los días cruceros organizados con cena, música y copas a bordo, en una terraza abierta. También podemos vivir la experiencia de forma más cotidiana en uno de los barcos públicos utilizados por los tailandeses en su transporte diario.

Masaje tailandés

El Thai massage forma parte de la cultura tailandesa. Se realiza utilizando pulgares, rodillas, codos, pies y estiramientos. Los centros de masajes se encuentran en cada barrio, prácticamente en cada calle. Los precios oscilan entre 100 (2,6 euros) y 500 bahts (13,2 euros), en función de la zona y las comodidades que ofrezca el local.

Chatuchak

El popular mercado de Chatuchak abre los sábados y los domingos de 6.00 a 18.00. Es el más grande de Tailandia con una extensión de 140 mil metros cuadrados y 8.000 mil puestos al aire libre donde se encuentra prácticamente todo tipo de ropa, objetos de decoración y souvenirs. Está situado junto a la parada de tren elevado Mo Chit y el metro Chatuchak.

Chinatown

Creado por la población comunidad china emigrante en 1782, se diferencia perfectamente de otros puntos de la ciudad gracias a sus edificios bajos que mantienen toda su autenticidad. Cuenta con numerosos mercados y puestos de comida callejera. La calle más popular del barro chino de Bangkok más conocida es Yaowarat, especialmente cuando cae el sol y se encienden los neones.

Gran Palacio

Es el gran símbolo de la monarquía. Ubicado en la parte vieja de Bangkok, a orillas del río Chao Praya, sirvió como residencia oficial hasta el reinado del rey Chulalongkorn, a finales del siglo XIX. Entre los puntos más destacados de la visita se encuentra el templo Wat Phra Kaew, que contiene al Buda de Esmeralda.

Mercado flotante

Aunque actualmente los mercados sobre el río son en su mayoría muy turísticos, merece la pena conocerlos. El más grande y popular es el de Damnoen Saduak, situado a 100 kilómetros al suroeste de la ciudad. Se puede llegar hasta aquí con una excursión organizada o bien en transporte público desde la estación del sur. Otros mercados flotantes menos conocidos son el Wat Bamphen Nuea y Wat Bamphen.

Más información