Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barceló Costa Vasca, luminosidad y camas generosas

Un hotel para grandes celebraciones en San Sebastián

Habitación del hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián. Ampliar foto
Habitación del hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián.

Cerca del palacio de Miramar, en el barrio del Antiguo, este paquebote hotelero de hormigón en volutas alardea con razón de su gran capacidad para acoger eventos de todo tipo, desde conferencias gremiales a reuniones de empresas y, por supuesto, celebraciones matrimoniales. Muy cerca queda, además, el acceso a la playa de Ondarreta. Una vez superada la pomposidad del edificio, en las antípodas de lo que uno espera en la burguesa orilla de San Sebastián, el paisaje vuelve a su escala humana en el vestíbulo, la zona de recepción y los espacios dedicados a la restauración, en especial la barra del bar B-Lounge y el comedor Ulía en su cartesiana disposición. La geometría interior se hace funcional, liviana. La atmósfera, muy agradable para la conversación y el deambular de los pasajeros.

Puntuación: 6
Arquitectura 4
Decoración 5
Estado de conservación 6
Confortabilidad habitaciones 7
Aseos 7
Ambiente 5
Desayuno 6
Atención 6
Tranquilidad 7
Instalaciones 6

A un costado del edificio se encuentra la piscina exterior semiolímpica y, más adentro, el centro wellness Namaste, con aforo limitado a seis personas adultas. Nada del otro mundo, aunque suficiente para unos minutos de relajación.

El equipo profesional es cumplidor, pero hay que requerirlo porque se muestra escasamente pendiente de la clientela vacacional. Mejor en el desayuno que en otras áreas comunes, quizá por su prioridad en las celebraciones multitudinarias.

Centro 'wellness' del hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián. ampliar foto
Centro 'wellness' del hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián.

El huésped individual halla más bienestar en la privacidad de las habitaciones. Dos centenares de estancias iluminadas por balconadas desde las que se intuye —y en algunas se vislumbra— la bahía de la Concha, una de las mejores escenografías del Cantábrico. Su minimalismo atonal rehúye de cualquier compromiso estético, como si la personalidad del mobiliario pudiese incomodar a los inquilinos. A cambio, las camas otorgan vía ancha a los sueños con la posibilidad añadida de escoger almohadas al gusto personal. La ducha se abre en un efecto lluvia casi ineludible en un hotel actual, aunque recatadas detrás de su tabique. Algunas de ellas se atreven, a lo más, con unos cabeceros de fotografía mural donde cobra protagonismo visual el Peine del Viento, ese emblemático conjunto escultórico de Eduardo Chillida que ondula el oleaje cuando se desata tormenta en San Sebastián.

Barceló Costa Vasca

  • Categoría: 4 estrellas.
  • Dirección: avenida de Pío Baroja, 15. San Sebastián.
  • Teléfono: +34 943 31 79 50.
  • Web: www.barcelo.com
  • Instalaciones: garaje, jardines, piscina exterior, centro wellness con capacidad para seis personas, sala de reuniones con capacidad para 50 personas, salón, dos bares, restaurante.
  • Habitaciones: 203 dobles, algunas con terraza privada.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 72 euros la doble, IVA incluido; desayuno, 15 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información