Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casona de Calderón, dimensiones palaciegas

Un hotel-museo costumbrista que evoca la Osuna de tiempos pasados

Habitación de La Casona de Calderón, en Osuna (Sevilla). Ampliar foto
Habitación de La Casona de Calderón, en Osuna (Sevilla).

Hotel-museo lo denominan sus propietarios, Elena Calderón y familia, en recuerdo de aquella posada para viajeros románticos que hubo aquí desde el siglo XVII. Un museo costumbrista de aperos, hierros de marcar, divanes, teas y otros objetos de uso cotidiano que aquí, en el centro histórico y monumental de Osuna (Sevilla), adquiere un sentido más académico que lúdico, más aristocrático que popular. La villa ducal impone la gravidez renacentista de su Universidad, abierta en 1548, como si fuera un manual técnico exigible a toda rehabilitación susceptible de engrosar el patrimonio arquitectónico sevillano. Esta casona familiar lo es.

Puntuación: 6
Arquitectura 7
Decoración 5
Estado de conservación 6
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 8
Ambiente 6
Desayuno 4
Atención 7
Tranquilidad 6
Instalaciones 4

Conviene tomar aire antes de entrar en la corrala que distribuye las distintas dependencias. Todo alrededor se significa en un remordimiento histórico de arcos dobles de sillería, pilares macizos, portones cartesianos, losetas hidráulicas y galería de forja enjaezada de kentias colgantes. Hay que subir para sobrevolar el patio y apreciar la densidad del barro que cubre el pavimento, las sutilezas de la madera en los artesonados, la docilidad de las alfarjías, el gramaje de los cortinajes, la promiscuidad de las lámparas y otros adornos pendientes. El ajuar no resta valor a las antigüedades originales que dan vida al museo y a la clientela hospedada. Muchos de los parabienes que recibe en las redes sociales encuentran su justificación precisamente en su ornato.

Patio interior de La Casona de Calderón, en Osuna (Sevilla). ampliar foto
Patio interior de La Casona de Calderón, en Osuna (Sevilla).

Los 15 dormitorios, algunos de ellos entrelazados a los arcos estructurales, muestran sus poderes a costa de espacio. Sí que exhiben doseles de maderas nobles, suelos de barro o madera prensada, flecos en el somier, lamparillas de pie labrado e incluso un altillo abuhardillado en la júnior suite. Pero, sobre todo, deslumbran por sus dimensiones palaciegas, que se transforman en verdaderos salones de baño con muros de sillares y espejos poligonales de hierro forjado.

El desayuno es triste, como casi todos los desayunos de bufé menguante. Por fortuna, el tiempo de Osuna invita a alimentarse al aire libre, en el pequeño jardín trasero con alberca-piscina y frontispicio de volutas. Más categoría adquiere el restaurante Morenita, a cargo de Ramón del Toro, cuyas carrilleras al Pedro Ximénez y el costillar en salsa barbacoa le han hecho merecedor de una recomendación particular en la guía Michelin.

La Casona de Calderón

  • Categoría: 3 estrellas.
  • Dirección: plaza de Cervantes, 16. Osuna (Sevilla).
  • Teléfono: +34 954 81 50 37.
  • Web: www.casonacalderon.com
  • Instalaciones: jardín, patio interior, sala de reuniones con capacidad para 50 personas, salón, bar y restaurante.
  • Habitaciones: 13 dobles, 2 júnior suites.
  • ervicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 69 euros la doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información