Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 pistas deliciosas en San Sebastián

De las patatas fritas de San Jerónimo al bacalao gratinado de Atari, una mundo de ricas viandas en La Parte Vieja

El casco antiguo de San Sebastián da para mucho. Proponemos una ruta para comprobarlo, mitad moderna, mitad clásica. Tras un intenso año de capitalidad cultural europea en 2016, la ciudad vasca ha recuperado el sosiego. Sobre todo en una de sus zonas más turísticas: la Parte Vieja o Lo Viejo, el casco antiguo.

Tapear y comer

1. Sándwiches helados 

Los pintxos encuentran su expresión vanguardista en A Fuego Negro (31 de agosto, 31; 650 13 53 73). Lo pusieron en marcha a cuatro manos Edorta Lamo e Íñigo Cojo, ganadores del II Campeonato de Pintxos de Euskadi, allá por 2007. Hoy se sirve aquí un tartar de bonito y sandía con yema rallada. O una minihamburguesa de ternera wagyu sobre pan de kétchup, con mayonesa de salmorejo y chips de plátano frito. De postre encontramos un sándwich helado de maíz y chocolate. A unos metros, el vecino restaurante Kokotxa (Campanario, 11; 943 42 19 04), con una estrella Michelin, seduce con su cocina vasca de mercado.

Interior del bar Néstor, en la Parte Vieja de San Sebastián. ampliar foto
Interior del bar Néstor, en la Parte Vieja de San Sebastián.

2. ¿Tortilla o ‘txuletón’? 

Proseguimos nuestra ruta entre las ordenadas calles empedradas de fachadas con balcón, encajadas entre el Bulevar y las faldas del monte Urgull. Nuestro destino: un pequeño y exitoso local, el Bar Néstor (Pescadería, 11; 943 42 48 73), que sirve desde 1980 una riquísima tortilla de cebolla. Y también un sabroso txuletón con ensalada de pimientos o tomates. A un paso está también el Txuleta (plaza de la Trinidad, 2).

Comprar

3. Tablas y biquinis surferos

Para hacer alguna compra a la última conviene callejear hasta dejarse caer por Pukas Surf Shop (Mayor, 5, y Fermín Calbetón, 49; 943 42 72 28). Son fabricantes y expertos en tablas de alto rendimiento. También fabrican bañadores y biquinis (floreados, estampados, lisos, a rayas, algodonados, de ganchillo…). Y venden sudaderas y gorras surferas. Tienen dos tiendas en Lo Viejo, y otras dos en Gros (en avenida de Zurriola, 24, y Ramón y Cajal, 1).

4. Libros para todos 

Un multiespacio con más de 30 años de vida y más de 10.000 ejemplares de prosa, poesía, filosofía y libros de texto en dos plantas. Librería Elkar (Fermín Calbetón, 21; 943 42 26 96) incorpora una zona de juegos y lectura infantil, y un nutrido mueble gastronómico con libros de pintxos de Pedro Martín o Peio García Amiano.

5. Modelos florales

Husmeamos en este local que concentra modelos de firmas francesas, bolsos y otros accesorios. En D’Closet (Mayor, 12; 943 42 67 82) mandan los motivos florales y frutales. Cerca, encontramos la firma navarra Kukuxumusu (Mayor, 15). El diseñador Josue Bernal Cruz expone en la boutique Wicca (Narrika, 27; 943 42 59 36) originales sudaderas de bandas musicales míticas y vestidos de fiesta. La vecina The Bohemian Shop (Iñigo, 1) pone un punto british.

6. ‘Txapelas’ 

En este local la ropa blanca traída de Ibiza convive con indumentaria tradicional vasca. Podremos encontrar en Hogar Blanco (San Juan, 5 y San Jerónimo, 17; 667 51 83 90) desde un vestido de volantes a una tradicional txapela, un pañuelo baserritarra (el clásico de campesino) o el de los sanfermines.

Puesto de frutas y verduras en el mercado de Bretxa, en San Sebastián. ampliar foto
Puesto de frutas y verduras en el mercado de Bretxa, en San Sebastián.

7. Chocolates con queso y jamón

A media tarde puede tentarnos esta deliciosa pastelería de chocolates de Valhrona, la prestigiosa firma francesa. En Aramendia (Narrika, 22; 943 44 19 87) vemos trufas, bombones, tabletas, lingotines, piruletas… Los lingotes crujientes de chocolate llevan queso Idiazabal o jamón serrano y almendras.

8. Patatas artesanas del monte

En este minúsculo comercio elaboran patatas fritas artesanas traídas de los montes de Uzurbil. En Patatas San Jerónimo (San Jerónimo, 2) las preparan en una freidora, con sal y aceite de oliva virgen extra. De una tostadora vecina salen cacahuetes, avellanas, almendras, larguetas…

Cenar y copear

9. Cócteles con paraguas 

En la calle Mayor paramos para hacernos un selfie con la iglesia de Santa María del Coro al fondo y su peculiar fachada churrigueresca. A sus pies encontramos Atari Gastroteka (Mayor, 18; 943 44 07 92), con vitrinas repletas de exquisitos pintxos que se comen con la vista, como el de bacalao gratinado. Hay brochetas, y carrilleras que se sirven en miniplatos. Se acompañan de vermú; cervezas o zuritos (medio vaso), y txacolí, el vino blanco de la tierra. Fuera, los altos taburetes invitan a proseguir la tarde o incluso la noche entre copas y viandas. Justo al lado abrieron Sirimiri (Mayor, 18; 943 44 03 14), en honor a la fina lluvia donostiarra. Un bar de cócteles, con vermús, pinchos y rica carta en la barra. Más allá, en la plaza de la Constitución, 5 (943 43 39 36), el Gott desterró definitivamente al kalimotxo a base de mojitos, caipiriñas, daiquiris…

Dormir

10. Dormir de cine

Entre hoteles de lujo con leyenda damos en la Parte Vieja con un hostal con encanto de una estrella y nueve estancias rústicas y cuidadas. Las habitaciones resultan acogedoras. Pensión Edorta (Puerto, 15; 963 42 37 73) es un hostal muy solicitado por el público del festival de cine. Cerca, encontramos Pensión Goiko (Puerto, 6). Lo mejor de ambas es estar situadas a un paso de los cubos del Kursaal de Rafael Moneo, el mítico teatro Victoria Eugenia y el hotel María Cristina.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información