Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanlúcar de Barrameda, paisaje cultural gaditano

Una bola con sabor a nube en Helados Toni o un café en el jardín del palacio de Medina Sidonia. La ciudad de paredes encaladas deslumbra en la desembocadura del Guadalquivir

Una visita guiada en el parque nacional de Doñana. Ampliar foto
Una visita guiada en el parque nacional de Doñana.

Caballero Bonald cita en un poema “la edénica antigüedad del gran río”. El escritor, asiduo a Sanlúcar de Barrameda, donde ha vivido por temporadas desde la niñez, mira la desembocadura del Guadalquivir y piensa en “un paisaje cultural” donde tantas cosas han ocurrido a través de la historia. Desde Tartessos y el mundo árabe a la carrera de Indias y su “ajetreo constante de idas y venidas de América”. La luminosa ciudad gaditana, de 67.000 habitantes, puede presumir de su pasado, de una exquisita gastronomía marinera, un casco urbano que mezcla palacios y bodegas, y, además, del inigualable entorno natural con el parque de Doñana.

Sanlúcar de Barrameda, paisaje cultural gaditano

9.00 Café en la calle Ancha

Desayunamos en La Casa Sanlúcar (1) (+34 617 57 59 13), un pequeño hostal con encanto de solo ocho habitaciones. Se ubica en la misma vía (calle Ancha) donde nos encontramos con la mayoría de las cafeterías para tomar el primer café de la mañana. Otro lugar recomendable para alojarse en Sanlúcar es la Posada de Palacio. En la Calzada de la Duquesa Isabel se encuentra la oficina de turismo (2).

10.00 Dragones alados

Para ir por libre, cruzamos la plaza del Cabildo hacia la Cuesta de Belén. Subiendo por esta calle disfrutamos de Las Covachas (3) —edificio tardogótico del siglo XV, con sus dragones alados en piedra—; el auditorio de la Merced (4) —del siglo XVII, un antiguo convento— y el palacio de Orleans y Borbón (5), del siglo XIX, residencia estival de los duques de Montpensier, donde se encuentra el Ayuntamiento.

11.15 El palacio ducal

Hasta las 13.15 se puede visitar la parroquia de Nuestra Señora de la O (6), una iglesia del siglo XIV con un magnífico artesonado en su portada mudéjar (grupos con reserva previa: +34 627 82 66 39). Y el palacio de Medina Sidonia (7), de estilo renacentista, cuyas visitas guiadas comienzan a partir del mediodía (si quiere desayunar o tomar un tentempié, su cafetería, con un extraordinario jardín, abre a partir de las 9.00).

Barricas de las bodegas Barbadillo, ubicadas en un edificio histórico de 1773.
Barricas de las bodegas Barbadillo, ubicadas en un edificio histórico de 1773.

12.00 Visita a las bodegas

La oferta en rutas del vino y del brandi de Jerez es abrumadora, con visitas tanto de día como nocturnas, y catas de degustación de su afamada manzanilla. Destacan Barbadillo (8), de 1821, que ofrece visita guiada a la bodega y al museo de la manzanilla, y degustación de cuatro vinos por 10 euros; e Hidalgo-La Gitana (9), con una visita de 75 minutos o dos horas (10 y 25 euros, respectivamente) que incluye cata de cinco vinos y, en el segundo precio, también aperitivos.

14.00 Tortillitas de camarones

Si se le ha abierto el apetito, no se vaya de Sanlúcar sin tapear por la plaza del Cabildo en alguna taberna típica sanluqueña (La Gitana, Cabildo o Barbiana). Pruebe la famosa tortilla de camarones de Casa Balbino (10), donde recomendamos compartir la unidad de tres euros y combinar con otras raciones. Y a no perderse los helados de Toni, con más de un siglo y sabores como helado de nube.

15.00 Donde Isabel vio el mar

En el castillo de Santiago (11), del siglo XV, destaca su torre de forma hexagonal, a la que se puede acceder como parte de la visita guiada (siete euros) con entrada al museo, donde se exponen trajes originales de los siglos XVIII, XIX y principios del XX. También ofrecen una visita con exhibición de aves de cetrería incluida. Desde este castillo se dice que Isabel la Católica vio por primera vez el mar.

15.45 Aves a la vista

Para disfrutar de la naturaleza, con sus más de 54.000 hectáreas de superficie, el parque nacional de Doñana (12) representa una de las zonas húmedas más importantes de Europa, patrimonio mundial y reserva de la biosfera. Como el acceso al interior del parque es restringido, deberá reservar con antelación, donde ofrecen un singular itinerario (35 euros; dos horas y media) que recorre todos los ecosistemas del parque en barco (cruzando el Guadalquivir y descendiendo por el río al regresar) y coches todoterreno. El punto de partida es el centro de visitantes Fábrica de Hielo (13) (en la avenida de Bajo de Guía), donde permanece abierta una exposición de acceso gratuito. Si lo prefiere, disfrute de rutas a caballo; en bicicleta o descensos en kayak por la desembocadura del Guadalquivir y paseos en vela con cata de vinos (www.sanlucarsmile.com).

El palacio de Medina Sidonia, en Sanlúcar de Barrameda. ampliar foto
El palacio de Medina Sidonia, en Sanlúcar de Barrameda.

20.00 Noches de manzanilla

Si no pudo probar la manzanilla al mediodía, varias bodegas ofrecen visitas nocturnas, como Delgado Zuleta (14), por 12 euros (los sábados al mediodía su cata incluye un espectáculo ecuestre) y Herederos de Argüeso (15) los viernes (21.00; 12 euros), además de visitas teatralizadas (14 euros).

21.00 Paseo por Bajo de Guía

Si se encuentra en la zona de Bajo de Guía, aproveche para recorrer el paseo marítimo y hacer una parada gastronómica obligatoria: la cocina marinera tradicional de la taberna Casa Bigote (16), donde podrá probar la hamburguesa de bacalao o el pincho moruno de atún. Exquisita igualmente es la morcilla de atún de Avante Claro (17).

23.00 Copas en la azotea

Para acabar la jornada, nada mejor que relajarse en la terraza de la azotea del reformado hotel Guadalquivir (18). Desde allí tendrá una magnífica vista. O también acercarse a la bodega-taberna La Cigarrera para cenar y ver un espec­táculo de flamenco. Recomendable asimismo para cenar El Espejo, el restaurante de la Posada de Palacio.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.