Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Café en El Poblado

José Murciano, director del festival de cine Madrid Fashion Film, nos cuenta su viaje a la ciudad colombiana de Medellín

José Murciano, director del Madrid Fashion Film Festival. Ampliar foto
José Murciano, director del Madrid Fashion Film Festival.

El festival de cine que dirige, Madrid Fashion Film Festival, centrado en el mundo de la moda, tiene un apartado especial LGTBI hasta mañana en El Paracaidista (calle de la Palma, 10) coincidiendo con las fiestas del Orgullo Gay en Madrid. Tras participar en la primera edición de un festival similar celebrado en Medellín en 2016, José Murciano nos cuenta su viaje a la ciudad colombiana.

¿Le dio tiempo a verlo todo?
Lamentablemente, no. Estuvimos tan liados con la organización del festival que no llegué a subirme en el teleférico. A cambio, seguí dos recomendaciones: visitar el parque Explora y el pueblito Paisa.

Comencemos por el parque.
Es un centro de interpretación de la naturaleza con planetario. Es interactivo y participativo. Allí puedes hacer tu propio programa de televisión, te enseñan el proceso de doblaje de una película. También te enseñan a hacer compost para el jardín con restos orgánicos. Es muy auténtico.

Y Paisa lo será más aún.
Lo es. Se trata de una reconstrucción de un pueblo de principios del siglo XX a escala real. Está en la cima del cerro Notibara y tiene su pequeña iglesia, su placita… Enseñan cómo vivían los habitantes de las tierras de Antioquia, que es la región donde está Medellín.

Algún museo visitaría también…
El Museo de Antioquia y el de arte moderno. En el primero hay muchas obras de Botero. También hay murales y esculturas de otros artistas.

¿Tuvo tiempo para probar el café colombiano?
Sí, porque hay una cultura muy fuerte alrededor del café. En el barrio llamado El Poblado, que es por donde salíamos de noche, hay cafeterías un poco hipster que merecen la pena, con decoración muy cuidada. Normalmente me pedía un expreso, pero también me dejaba aconsejar para probar los tipos de café que me recomendasen.

Se traería toneladas…
Pues finalmente no. Lo único que me compré fue una ilustración en una galería de arte local.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información