Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asador Bedua, una ensalada recién recolectada de la huerta

El restaurante familiar que sirvió de plató de ‘Ocho apellidos vascos’ en la guipuzcoana Zumaya

Años atrás, los clientes de este asador llegaban hasta aquí en pequeñas embarcaciones desde el puerto de Zumaya para disfrutar de nuestra tortilla de patatas con pimientos verdes”, afirma Isabel Antía, que junto con su marido, José Mari Iriondo, y su hijo Xabier regentan el Asador Bedua, situado en un meandro del río Urola.

Puntuación: 6
Pan 5
Bodega 6
Café 6
Ambiente 6
Aseos 5,5
Servicio 5
Cocina 6,5
Postres 6

Una casa-lonja del siglo XII que cumple cuatro generaciones en manos de la misma familia. Construcción en piedra con terraza al pie del río, que no necesitaba de la popularidad adicional que le ha proporcionado el rodaje en sus comedores de algunas escenas de la película Ocho apellidos vascos.

Mérito de su cocina, radicalmente de la tierra, de la que salen platos sencillos elaborados con buenas materias primas. En este caso, con el plus adicional de contar con huerta propia. Basta cruzar el diminuto puente que da acceso a una isla para tropezar con los surcos en los que crecen hortalizas de temporada, pimientos, tomates, puerros y lechugas que la familia recolecta cada mañana para abastecer a sus cocinas. Verduras que los clientes pueden adquirir para llevar a casa.

En la carta, respetuosa con las temporadas, no solo figuran carnes y pescados a la brasa, sino también ensaladas y pescados rebozados, aparte de mariscos y setas. Imposible pasar por alto algunas de las especialidades que más fama le han proporcionado al asador. Entre ellas, la ensalada de lechuga y cebolla recién recolectadas. A su lado, la tortilla de patatas con forma alargada, similar a una francesa, que mejora en compañía de pimientos verdes de Bedua.

En sus parrillas se dan puntos correctos a besugos, rapes y, sobre todo, grandes rodaballos. Piezas que se presentan en las mesas bañadas por el clásico refrito de aceite y ajos. Pero el verdadero hito de la casa lo aportan sus chuletones de carnes rojas con grasilla entreverada, entre 1 y 1,2 kilogramos cada uno, con menos de un mes de maduración en cámara. Piezas que Iriondo asa con maestría, presenta con dos texturas marcadas y acompaña de los clásicos pimientos del piquillo.

Lechugas en la huerta del Asador Bedua, en Zumaya.
Lechugas en la huerta del Asador Bedua, en Zumaya.

Y como alternativa, chipirones a lo Pelayo, o unas croquetas de jamón mejorables. Son muy finas las cocochas y la merluza rebozadas; soberbias las anchoas frescas con guindilla, y suaves los hongos boletos con yema.

Para concluir, algunos dulces caseros, flan, pantxineta y una encandilante torrija.

Con el comedor a rebosar, cosa habitual los fines de semana, el servicio de sala se resiente.

Asador Bedua

  • Dirección: Barrio Bedua. Zumaya, Gipuzkoa.
  • Web: www.bedua.es
  • Teléfono: +34 943 86 05 51.
  • Cierra: domingos noche.
  • Precio: entre 50 y 60 euros por persona. Tortilla de patatas, 15 euros. Cocochas rebozadas, 22 euros. Chuletón, 50 euros el kilo. Torrija, 5,50 euros.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información