Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La catedral del pastrami

El hostelero Arnaud Barcelon, creador de las hamburgueserías 'gourmet' Home Burguer, se declara militante de la ciudad canadiense de Montreal, a la que viaja varias veces cada año

El hostelero Arnaud Barcelon. Ampliar foto
El hostelero Arnaud Barcelon.

Si se pudiese ser militante de una ciudad, Arnaud Barcelon, creador de las hamburgueserías gourmet Home Burger Bar (con cuatro restaurantes en Madrid), lo sería de Montreal. Pasó su infancia y juventud en la ciudad canadiense y a ella vuelve sin falta varias veces al año.

¿Montreal es el París del continente americano?

Más bien es una Nueva York en miniatura. De hecho, hay una guerra entre la ciudad estadounidense y Montreal sobre dos productos: el pastrami, que es una carne ahumada muy sabrosa, y los panecillos bagels. Los de Nueva York no tienen absolutamente nada que ver y, por supuesto, los de Montreal son muchísimo mejores: están hechos a mano y los pochan en agua caliente un pelín para después meterlos en un horno de leña

Dígame dónde probar esas delicias.

La carne ahumada, en Schwartz’s. Es realmente una institución. La cortan a mano y puedes elegir el nivel de grasa que quieres: obviamente, la que tiene más grasa es estupenda. Hay siempre cola para comer, y cuando vienen los Rolling Stones a dar un concierto los llevan allí. En cuanto a los bagels, el imperio es Fairmount Bagel. Es el sitio típico al que puedes ir a cualquier hora del día: incluso después de salir de fiesta, porque está abierto las 24 horas. Además, venden tarrinas de hummus y paté de salmón ahumado para acompañarlos.

Y para beber, ¿hay algo genuino de Montreal?

¡Claro! El Orange Julep. Lo sirven a las afueras de la ciudad, en un puesto redondo construido en los años treinta con forma de enorme naranja. Al zumo de naranja le añaden yema de huevo, vainilla y otros ingredientes secretos, y lo sirven desde un grifo que sale del techo. Es un lugar emblemático. Mi hijo siempre quiere visitarlo cuando vamos a Montreal de vacaciones. Además, una vez por semana se reúnen allí coleccionistas de coches antiguos. Es una pasada verlos montados en esos coches americanos de los años cuarenta y cincuenta.

Tanta tradición, ¿deja algún lugar para nuevos espacios?

Sí, claro. Cada vez que voy visito locales nuevos. El más reciente es el restaurante Agrikol. Lo han abierto los músicos de la banda canadiense Arcade Fire. Una de sus integrantes es de Haití, por eso sirven recetas del país caribeño, y también cócteles de ron en su maravillosa terraza.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información