Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pizza de masa fina en Roma

La capital italiana es la debilidad del periodista y escritor Màxim Huerta

El periodista y escritor Màxim Huerta.
El periodista y escritor Màxim Huerta.

En el nuevo programa de TVE-1 Destinos de película, el periodista y escritor Màxim Huerta se cuela en los rincones más cinematográficos de ciudades como Nueva York, París o Roma. Esta última es su debilidad, y aquí nos la retrata.

¿A través de qué película le gusta entrar en Roma?

Parece obvio, pero Vacaciones en Roma es la invitación perfecta para llegar a la capital italiana. Otro largometraje que me incita a visitarla de nuevo es La gran belleza, de Paolo Sorrentino.

¿No es un peligro idealizar la Roma cinematográfica?

La imaginación siempre es más poderosa que la realidad: están los que creen ver a Amèlie en París… La Roma de Fellini, que es sobre todo Via Veneto, quizá decepcione porque ahí ya no está la dolce vita de la noche italiana. Está más bien en el Trastevere. Recomiendo Roma de noche, por ese dorado que tiene la ciudad potenciado por la luz de las farolas.

Si Roma fuese una persona, ¿quién sería?

Una buena amante. Al marcharte estás satisfecho pero siempre vuelves ilusionado. Ya de adolescente me pasó, y ahora de adulto también. Roma nunca te defrauda: de repente te pierdes por sus callejuelas y aparece ahí la Fontana de Trevi dándote un bofetón de belleza.

Perderse en Roma no es un problema para usted…

Precisamente las ciudades me gustan solamente si me puedo perder en ellas. Ahí me parece que radica una diferencia entre el turista y el viajero. El primero tiene miedo a salirse del circuito; el segundo está deseando descubrir cosas callejeando.

Si se cansa de patear, ¿por qué transporte opta?

En Roma no te agota el paseo, porque no es un mero tránsito entre dos puntos, como pasa en algunas ciudades. Como el transporte público es un poco caótico, puedes alquilar una Vespa cerca del Coliseo. Si te atreves con el tráfico infernal, recorrerla en moto es magnífico.

En su Vespa llegaría hasta…

La Via Apia, porque ahí están la Giulietta Masina de Noches de Cabiria y también Espartaco. Para darse un lujo está el restaurante L’Archeologia, cuyas bodegas son las catacumbas. Aunque otros lugares más cutres, como la pizzería Montecarlo, cerca de la plaza Navona, también me gustan: su pizza de masa fina es insuperable.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información