Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castru El Gaiteru: el lujo de un buen pescado a la brasa

Una sólida carta en la localidad asturiana de Celorio, en la costa de Llanes

Castru El Gaiteru, en Celorio (Llanes). Ampliar foto
Castru El Gaiteru, en Celorio (Llanes).

A pesar de lo que afirma el rótulo expuesto a su entrada, no se trata de una sidrería al uso sino de un lugar donde se asan pescados y carnes a la brasa. Desde que hace algo más de dos años el asturiano Pello Noriega comenzara a regentar esta casona, no lejos de la playa, el local no ha dejado de consolidarse con una carta escueta pero cada vez más sólida. Mérito de este joven profesional, discípulo de otro gran cocinero, José Antonio Campoviejo (El Corral del Indianu), que posee tanto instinto para dar un punto acertado a las carnes y los pescados a la parrilla que con un instrumental muy limitado como el que ha manejado hasta ahora consigue resultados notables.

Puntuación: 6,5
Pan ,6,5
Café 6
Bodega 6
Aseos 6,5
Ambiente 6
Servicio 5,5
Cocina 7
Postres 6

Los pescados los recibe de las rulas de Llanes y Ribadesella y los presenta en rodajas o enteros con un dorado perfecto. Según el día, rodaballos, merluzas, salmonetes, pez San Martín, bonito o rey, que los clientes escogen de las vitrinas. Justo ahora, cuando llega el final de la temporada para determinadas especies, todavía se puede disfrutar de gruesas sardinas, de una ventresca de bonito jugosa, o de unas rodajas de San Martín magníficas junto a sus propias huevas cubiertas por una incisiva vinagreta. “Disfruto realzando el producto sin apenas aderezos”, insiste Noriega. Para las carnes recurre al donostiarra Imanol Jaca (Txoguitxu), quien le suministra costillares de vacas viejas gallegas, maduradas entre 30 y 70 días.

Y como complemento, tapas, raciones, platos de cuchara y guisos de caza en otoño. Especialidades que se sirven en su barra, en mesas largas con taburetes sin manteles o en el mismo comedor en consonancia con la informalidad que preside la casa. Entre las más solicitadas, los calamares fritos, las bravas con alioli y la tabla de quesos asturianos con un espléndido Cabrales. Merece la pena su ensaladilla con cogote de bonito; es correcto el torto de maíz con aguacate y centollo, y alcanzan el notable alto las croquetas de jamón, que destacan en una región como Asturias, donde se concentran grandes especialistas.

Gofre de hojaldre, berenjena asada, olivas y salsa romesco. ampliar foto
Gofre de hojaldre, berenjena asada, olivas y salsa romesco.

Noriega no se olvida de platos de cuchara tan sentidos como los callos y la fabada, dos de sus clásicos, ni tampoco de las verdinas, que suele presentar con caza. Ni del pitu de caleya (pollo de campo) con arroz, otro de sus hitos.

Lamentablemente, los postres desmerecen. El arroz con leche y la tarta de manzana casera son mejorables. La bodega, sucinta pero con marcas de toda España, contiene un apartado dedicado a los vinos asturianos. En conjunto, un local y un cocinero que despiertan buenas expectativas.

Castru El Gaiteru

  • Dirección: Ería de la Vega, s/n. Celorio, Llanes (Asturias).
  • Internet: www.castrugaiteru.es.
  • Teléfono: 985 40 20 25.
  • Cierra: miércoles.
  • Precio: entre 40 y 50 euros por persona. Croquetas de jamón, 9,50. Ventresca de bonito a la brasa, 40. Tartar de vaca gallega, 18. Arroz con leche, 5 euros.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información