Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Doñas del Portazgo: bizcochos en el Camino de Santiago

Un hotel con encanto en la localidad leonesa de Villafranca del Bierzo

Habitación del hotel Las Doñas del Portazgo, en Villafranca del Bierzo (León). Ampliar foto
Habitación del hotel Las Doñas del Portazgo, en Villafranca del Bierzo (León).

Llegamos a Villafranca del Bierzo por el camino de la iglesia románica de Santiago. Es fama que los que no se sienten con fuerzas para alcanzar Compostela entran por una puerta de esta ermita y salen por otra, llamada precisamente Puerta del Perdón”, escribió en 1381 Geoffroy Leroi en su célebre Diario de peregrinación. Este ritual consuetudinario entre quienes afrontan el Camino de Santiago, ya sea a pie, en bicicleta o en vehículo motorizado, otorga una credencial de incalculable valor emocional también en los tiempos actuales. Nadie se resiste a estirarse el bolsillo al correr por la calle del Agua, como atestiguó el peregrino Leroi: “De lo que nadie nos libró fue de pagar el portazgo correspondiente a la confluencia de los ríos Burbia y Valcárcel”.

Puntuación: 6
Arquitectura 6
Decoración 4
Estado de conservación 7
Confortabilidad 5
Aseos 5
Ambiente 6
Desayuno 8
Atención 8
Tranquilidad 7
Instalaciones 4

Las dueñas del peaje por quedarse una noche en esta ciudad monumental son en esta ocasión Pilar Villa Prieto y sus socias de la posada que se espalda al Burbia para recibir al viajero por la parte más abrigada del casco monumental. Es una mansión del siglo XVIII que no tiene mucha significación entre los caserones, palacios y conventos de la capital berciana. Arrebujada en su esquina, toda en piedra austera, destila hacia afuera una luz atemperada que hace sospechar al viandante calor de hogar y mucha calidez personal en su interior.

Los tonos claros perseguidos en la decoración contrastan con la oscuridad de la piedra, no siempre escamoteada en los cabeceros de las habitaciones. Se podía haber buscado más alegría en el vestíbulo de recepción, apenas amenizado por una escalera de herrajes florales. Se podía haber optado por un mobiliario menos manierista. Pero tampoco había sitio para más. La posada de Las Doñas se resume en unas habitaciones equipadas con todos los detalles al uso y una ambientación para recordar el siglo en que fue construida. Los peregrinos no necesitan más después de una caminata como la que hay desde Ponferrada y la que se intuye al día siguiente, hacia Vega de Valcarce.

Comedor de desayunos del hotel Las Doñas del Portazgo. ampliar foto
Comedor de desayunos del hotel Las Doñas del Portazgo.

Desde los tiempos del Codex Calixtinus, aquí no se requiere más que una buena cama, una ducha caliente y un desayuno abundante al despertar. La dueña y sus ayudantes se aseguran de que nada de esto falte, ni siquiera unos bizcochos caseros por los que es codiciada la posada y que los caminantes arramblan en la escarcela al emprender el camino.

Bajo cubierta, la habitación Las Doñas anticipa desde el amanecer la dureza de la siguiente etapa. Su amplio ventanal permite escudriñar al detalle la magnificencia de la villa, con el castillo al fondo y los montes purgatorios de la subida al Cebreiro.

Las Doñas del Portazgo

  • Categoría: 2 estrellas.
  • Dirección: Ribadeo, 2 (prolongación de la calle del Agua). Villafranca del Bierzo (León).
  • Teléfono: 987 54 27 42.
  • Internet: www.elportazgo.es.
  • Instalaciones: salón de estar, comedor de desayunos, restaurante concertado Antiguo El Guardia, a 100 metros de la posada, aunque en el comedor se sirven cenas bajo petición previa.
  • Habitaciones: 2 individuales, 14 dobles, 1 suite.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 64 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 7 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información