Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hotel Palladium, elogio a la verticalidad

La fachada azul cristalino de Palma de Mallorca

Habitación del Hotel Palladium, en Palma de Mallorca. Ampliar foto
Habitación del Hotel Palladium, en Palma de Mallorca.

El paladio es el elemento químico número 46 de la tabla periódica. Andrea Palladio fue un genio de la arquitectura veneciano que inspiró el neoclasicismo. Palladium fue también un famoso club nocturno en Nueva York que perteneció al fundador del Studio 54, Ian Schrager. Palladium es, en fin, la marca hotelera del exministro español Abel Matutes cuando el éxito de los nuevos resorts musicales en Ibiza aconsejó la reconversión de su obsoleta cadena Fiesta. ¿Qué tiene entonces que ver el reluciente hotel Palladium en Palma de Mallorca con todo lo anterior? Nada en realidad, pero conviene saberlo para no confundirse de alojamiento ni de emplazamiento.

Puntuación: 6
Arquitectura 7
Decoración 6
Estado de conservación 8
Confortabilidad 6
Aseos 6
Ambiente 5
Desayuno 5
Atención 5
Tranquilidad 6
Instalaciones 6

El establecimiento que nos ocupa surgió con el boom turístico de los pasados años sesenta en un lugar preeminente de Palma, frente al torrente de Sa Riera: el paseo de Mallorca. Era, como todos los hoteles vacacionales de la época, un edificio anodino, funcional, útil para acuartelar al “turista 1.999.999” que aterrizaba en Son San Juan para acangrejarse en la playa. Hasta que a principios del siglo actual la tendencia dio un giro en la valoración del espacio cultural y comercial de las ciudades y Palma exigió hoteles de nueva generación.

Los arquitectos María José Duch y Xisco Piza Alabern entraron en faena con una profunda renovación y ampliación de las instalaciones, completadas con el diseño aéreo de una nueva fachada en doble cortina de vidrio, dotada de protección solar. Este frontis azulado, capaz de acentuar la verticalidad de sus 10 plantas, es tan vistoso desde el paseo como útil desde el interior de los dormitorios, por las vistas que ofrece del ajardinamiento de la Riera. Sin duda, lo mejor del hotel.

Hotel Palladium, en Palma de Mallorca. ampliar foto
Hotel Palladium, en Palma de Mallorca.

La apariencia del vestíbulo, decorado con muebles de diseño, luminoso y en tonalidades neutras, informa del minimalismo categórico de las interioristas Gimena Riverón y Teresa Garau. El acristalamiento ayuda a la pulcritud ambiental, que adquiere, sin embargo, menos brío en las habitaciones, oscurecidas por un panelado de rápido desgaste. Las individuales, a un costado del edificio, tienen un pequeño balcón desde el que se ve la catedral palmesana. Las demás, amplias y luminosas, están orientadas al paseo de Mallorca o al patio interior triangular.

Seguramente al personal de servicio le falta algo de simpatía, pero no de diligencia en el cumplimiento de sus tareas. La clientela es capaz de pasar por alto este detalle en vista de los buenos precios —la doble desde 88 euros— que consigue por una noche en el corazón de la capital mallorquina. A escasos metros del hotel se encuentra la parada de autobuses que lleva directo al aeropuerto. Mayor comodidad y ahorro imposibles.

Hotel Palladium

  • Categoría: 3 estrellas.
  • Dirección: Paseo de Mallorca, 40. Palma de Mallorca.
  • Teléfono: 971 71 28 41.
  • Web: www.hotelpalladium.com.
  • Instalaciones: garaje para bicis, vestíbulo-salón, sauna y gimnasio, sala de reuniones con capacidad para 50 personas, bar-cafetería • Habitaciones: 9 individuales, 50 dobles, 1 familiar.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos • Precios: desde 88 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información