Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

En casa de Pinocho

Collodi, el pueblo de la Toscana que prestó el nombre al autor de un cuento universal

Collodi, en la Toscana, Italia Ampliar foto
Collodi, en la Toscana, pueblo donde creció el autor de 'Las aventuras de Pinocho'.

"Erase una vez… ¡Un rey!, dirán enseguida mis pequeños lectores. No, chicos, os habéis equivocado. Érase una vez un trozo de madera”. Así comienzan Las aventuras de Pinocho, un libro imperecedero publicado en 1883 y escrito por Carlo Lorenzini (1829-1890), quien eligiera como nombre artístico Collodi en honor a un pequeño pueblo ubicado en el corazón de la Toscana donde pasó su infancia. A pocos kilómetros de Florencia, y no demasiado lejos de Siena y Pisa, se encuentra esta joya medieval capaz de hacernos replantear si el desarrollo siempre reporta progreso. Ahí radica la esencia de Collodi, atrapado en el tiempo en una región cosida por hilos sumamente finos. Sus costuras atestiguan un pasado campanilista (con un apego ciego a las costumbres locales), que ocasionó grandes convulsiones en una tierra tan disputada como hermosa, donde permanecen la belleza de los viñedos de Chianti, el duomo florentino de Filippo Brunelleschi, la torre inclinada de Pisa o la energía festiva del Palio de Siena.

Una imagen de madera de Pinocho. ampliar foto
Una imagen de madera de Pinocho.

La leyenda cuenta que fue Totila, rey de los ostrogodos, quien fundó Collodi en el siglo V después de Cristo. La localidad se levanta sobre una colina que servía de lugar de refugio a los habitantes de la zona. Por su posición estratégica, se la disputaron los condados de Florencia y de Lucca entre 1329 y 1442. Tras numerosos asedios y saqueos, terminó por convertirse en avanzadilla de la República de Lucca. Actualmente, Collodi presume de la naturaleza casi ingobernable que la rodea. Se presenta al viajero como una sucesión de casas organizadas en cascada sobre una colina. En lo más alto se encuentra la antigua roca, una fortificación medieval protegida por un campanile y la iglesia Pieve di San Bartolomeo (con algunos cuadros atribuidos a la escuela de Rafael).

Setos de boj

En la parte inferior de Collodi nos sorprende la majestuosa Villa Garzoni, un hermoso recinto barroco construido sobre un castillo de la Edad Media. Angiolina Orzali, la madre del autor de Pinocho, trabajó durante años como camarera para la familia Garzoni. Retrocedemos mentalmente en el tiempo para imaginarnos al joven Carlo recorriendo estos excelsos jardines creados en el siglo XVII. Su trazado atesora un misterioso encanto que evoca el arte, el agua, las flores, la escultura, el teatro, el éxtasis sin tormento, el dolce far niente. Con reminiscencias de la Reggia di Caserta (al norte de Nápoles) y los jardines Bergpark Wilhelmshöhe en Kassel (Alemania), aquí trabajó Francesco Juvarra y se hospedaron Napoleón o Vittorio Emanuele III. Cuevas artificiales, setos de boj, esculturas, escaleras de aguas, laberintos y una casa de mariposas dibujan un panorama capaz de despertar la inspiración de cualquier escritor en potencia.

En casa de Pinocho ampliar foto

“Las mentiras, hijo mío, se conocen en seguida, porque las hay de dos clases: las mentiras que tienen las piernas cortas, y las que tienen la nariz larga. Las tuyas, por lo visto, son de las que tienen la nariz larga”. Habla el hada mientras a Pinocho le crece la nariz. Compilados los capítulos como novela en 1883 (Carlo Collodi había ido publicando el texto por entregas en una revista infantil durante dos años), el éxito de Pinocho fue fulgurante. La obra se tradujo a más de cien lenguas y se convirtió en una metáfora del hombre común (novela de aprendizaje y picaresca, cuento de hadas y comedia del arte). También se ha subrayado su italianidad, y la villa de Collodi, en una Toscana de conflictos (de los gibelinos y los güelfos medievales hasta la unificación) sirve de metáfora, con sus cicatrices, de esa historia de un trozo de madera que solo quería ser niño.

Guía

Información

» Collodi (unos 2.700 habitantes) se sitúa en la comuna de Pescia, en la región de Florencia, a 68 kilómetros en coche de la ciudad de Florencia y a unos 18 de Lucca.

» Parque de Pinocho (www.pinocchio.it). Via di S. Gennaro, 3. Collodi. Entrada, 13 euros solo el parque (10 los niños) y 22 euros (18 los niños ) incluyendo la Casa de las Mariposas y los jardines Garzoni.

» Turismo de la Toscana (www.turismo.intoscana.it).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información