Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

La Valeta de Renzo Piano

Los proyectos del arquitecto italiano revitalizan la capital de Malta

Panorámica de La Valeta, la capital de Malta. Ampliar foto
Panorámica de La Valeta, la capital de Malta.

Piense en el Mediterráneo. Elija entre las islas italianas, Gibraltar, la costa de Túnez o la isla griega de Rodas. Si no consigue decantarse por ninguna opción, viaje a Malta. Allí, por momentos, creerá haberse acercado a todos esos lugares. Le asaltarán el italiano y el inglés en los nombres de las calles, los letreros de los comercios y las costumbres de los habitantes. También el árabe que colea en el maltés moderno. Por instantes, se dará de bruces con iglesias barrocas, ciudades amuralladas, arquitectura de vanguardia y ruinas megalíticas. Todo eso encierra una isla con el tamaño de una ciudad. Malta es el lugar más densamente poblado de Europa. Un punto estratégico en medio de un archipiélago con el mismo nombre que en 1964 dejó de ser lugar de paso para presentarse al mundo como nación independiente. Un nuevo Parlamento diseñado por Renzo Piano celebra ahora esa rica unión de culturas y legados. Y, como no podía ser de otra manera, se llega a él por la calle principal de La Valeta, la de la República, antes conocida como Kings Way y antes aún como la Strada Reale.

Edificio de Renzo Piano para el Parlamento maltés en La Valeta. ampliar foto
Edificio de Renzo Piano para el Parlamento maltés en La Valeta.

Una nueva puerta en la muralla y el nuevo Parlamento alteran la fachada de La Valeta y alumbran una idea: cómo renovarse sin perderse por el camino. La respuesta la dan las intervenciones de Renzo Piano. El Parlamento es a la vez plaza pública y gobierno del país. A trozos parece esculpido, como hecho por el paso del tiempo. Levantado para ceder terreno al paseo de los ciudadanos, está construido con la piedra caliza color miel que marca el tono cálido de los edificios de la isla.

Fue Carlos I el que arrendó este lugar a los famosos Caballeros de la orden de Malta, los Caballeros Hospitalarios, cuando estos fueron expulsados de la isla de Rodas por el sultán otomano Solimán el Magnífico. Por entonces, la Corona de Aragón dominaba Malta y el monarca español les cobraba un halcón al año. El nombre de la capital llegaría poco después. Corría 1565 cuando los turcos sitiaron la isla. El gran maestre Jean Parisot La Valette comandó la resistencia a la invasión. Y venció. El barrio Vittoriosa —convertido en ciudad por Napoleón— rinde homenaje a ese triunfo. La capital fortificada que levantaron para prevenir futuras invasiones también: fue bautizada con el nombre del gran maestre, cuya estatua, a la espalda del Parlamento, domina las ruinas de la antigua ópera neoclásica transformada por Piano en un teatro al aire libre.

Caravaggio, en la catedral

'La decapitación de San Juan', cuadro de Caravaggio que se encuentra en la concatedral de San Juan de Malta. ampliar foto
'La decapitación de San Juan', cuadro de Caravaggio que se encuentra en la concatedral de San Juan de Malta.

Vaya a ver arquitectura, a perderse en una ciudad barroca y neoclásica, a tumbarse en una playa o a comer pescado en el puerto, de La Valeta no puede uno irse sin acercarse a uno de los más notables lienzos que pintó Caravaggio. Retrata la decapitación de Juan Bautista. Está en el oratorio de la concatedral y es el único lienzo que el pintor lombardo firmó en su vida. Lo hizo en la sangre que brota de la cabeza del primo de Jesucristo. En la catedral busquen también su san Jerónimo. Y los sepulcros de los Cotoner mallorquines y del quinto Barón de Dos Aguas, valenciano, todos grandes maestres de la orden de Malta.

Aunque la presencia de los caballeros salpica la isla, los franceses, de la mano de Napoleón, acabaron con su dominio. También con el trato discriminatorio a judíos y musulmanes. No todo fue sensato. Napoleón arrasó las arcas y los caballeros no ofrecieron resistencia porque habían jurado no levantarse en armas contra príncipes cristianos. De esa ocupación quedaron algunos barrios recatalogados como urbes. Así, las famosas Tres Ciudades son las poblaciones de Cospicua, Senglea y Vittoriosa, donde los caballeros instalaron la capital.

Después de los franceses llegaron los ingleses. Carteles anunciando Guest House o Brid­ge Bar delatan cuánto se integraron, pero es el interior de una vivienda en el centro de La Valeta, la Casa Roca Piccola, lo que mejor resume otros tiempos. También el humor con el que algunos aristócratas se adaptan a los cambios. Es el noveno marqués de Piro el que bromea con su papagayo cuando esta periodista visita la casa. No es una excepción. Es un hombre sociable y prefiere hablar con los visitantes que encerrarse en sus aposentos. De su vivienda se visita la cripta —tres refugios antibombas—, el jardín, los dormitorios y los salones. Las mesas están puestas. Mantelerías, vajillas, cristalerías y faisanes de plata decoran el despliegue preparado solo para los ojos de los turistas.

La Valeta de Renzo Piano ampliar foto

De la película Munich, de Spielberg, a El código Da Vinci, de Ágora a Pinocho, son legión los filmes que se han rodado en Malta. En Mdina, la antigua capital, a 20 minutos de La Valeta, se filmó la primera temporada de Juego de tronos. Tiene sentido, la primera ciudad amurallada de la isla, hoy residencia de nobles decadentes, parece más un escenario que un lugar real. Tejida con calles estrechas y palacios renacentistas, por ella no circulan los coches. Con razón la llaman la ciudad del silencio. Así, el cine es lo que mejor resume lo que es Malta. Cleopatra, Astérix y Obélix o El expreso de medianoche sucedieron en Egipto, La Galia o Turquía. Pero también en Malta. Queda claro que este país, isla y archipiélago podría ser muchos sitios. Pero es uno solo, compuesto por todos y concentrado en pocos metros.

Guía

Cómo ir

» Ryanair (www.ryanair.com) vuela directo a Malta desde Madrid, ida y vuelta desde 107 euros.

Información

» Oficina de turismo de Malta (www.visitmalta.com/es).

» www.parlament.mt.

» www.stjohnscocathedral.com.

» Casa Rocca Piccola, palacio del siglo XVI de la familia Piro (casaroccapiccola.com).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información