Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

M’Ar de Ar Aqueducto, pureza portuguesa

Un palacio de evocación manuelina en Évora

Fachada del hotel M'Ar de Ar Aqueduto, en Évora (Portugal). Ampliar foto
Fachada del hotel M'Ar de Ar Aqueduto, en Évora (Portugal).

Ante este monumento del siglo XV, alineado frente al acueducto de Évora, conviene reconocer que la arquitectura hotelera portuguesa atesora a veces muchos quilates de refinamiento. Lo pone de manifiesto el cuidado con que se ha acometido la restauración del antiguo palacio de los Sepúlveda, el minucioso rescate de sus techos abovedados, el relieve de sus tres ventanas manuelinas, en la fachada principal, y la transformación en salas de conferencias de su esplendorosa capilla, secundadas por las alas del Colégio de São Manços, donde recibían educación los huérfanos de la nobleza.

Puntuación: 8
Arquitectura 9
Decoración 8
Estado de conservación 9
Confortabilidad 8
Aseos 8
Ambiente 7
Desayuno 5
Atención 9
Tranquilidad 9
Instalaciones 7

Su actual uso turístico no resta magnificencia a ningún aspecto de la obra, pese a la modernización de su estructura y al minimalismo ortodoxo de las cajas construidas para el aposento nocturno. En la tradición de los Siza Vieira y Souto de Moura, el arquitecto João Nuno Laranjo ha perseguido la simpleza tectónica y la pureza de líneas con un respeto casi reverencial a la horizontalidad del acueducto. Lo ha secundado, con la misma admiración plástica, el estudio Branco sobre Branco de las interioristas Paula Laranjo y Vera Moreira, a cargo de la decoración y la conceptualización de todas las dependencias.

Pese a sus monumentales dimensiones, el hotel se puede resumir en un spa, un restaurante, un bar muy estiloso y 64 habitaciones segmentadas en tres categorías. Apabullantes por sus cielos altos, sus puertas tajadas de suelo a techo, su racionalismo extremo. En los cuartos de baño, aparte de una bañera y una temperatura del agua regulable con mucha precisión, se regalan los sentidos con una ducha verdaderamente diluvial. Buena parte de los dormitorios miran a este castillo circular de pilastras jónicas construido en 1537 para conducir el agua hasta la Plaça do Giraldo.

Si bien es cierto que el desayuno de bufé puede desmerecer, el ofrecimiento de especialidades regionales en un comedor de bóvedas con atmósfera neutra y sedosa es casi una invitación a pasarse el día entero desayunando. La cena promete mucho más al paladar, con platos tradicionales reinterpretados y una sinfonía de espumas tan delicada como contenida.

Lo demás es aire para respirar, saborear, mirar, tocar, escuchar… Ser recibido por una plantilla con buen gusto, y la buena educación.

M’Ar de Ar Aqueducto

  • Categoría: sin clasificación oficial.
  • Dirección: Rua Cândido dos Reis, 72. Évora, Portugal.
  • Teléfono: +351 266 74 07 00.
  • Central de reservas: +351 266 73 93 02.
  • Internet: www.mardearhotels.com.
  • Instalaciones: garaje, jardín, terrazas, spa, salas de reuniones (para 200 personas), salones, bar, restaurante gastronómico.
  • Habitaciones: 60 dobles con y sin terraza, 4 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos; alquiler de bicicletas y transporte dentro de las murallas con coches eléctricos.
  • Precio: desde 128 euros la doble, desayuno e IVA incluidos.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información