Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casa Shelly, aires del Norte con ecos morunos

Un patio minimalista en la zona alta de Vejer de la Frontera, en Cádiz

Una de las habitaciones del Casa Shelly. Ampliar foto
Una de las habitaciones del Casa Shelly.

Dice Chris Pettersson Rolf, uno de los dos propietarios, que su emprendimiento evoca la plácida vida de una casa de provincias del siglo XIX bajo la luz atlántica. Nosotros añadiríamos a ello la austeridad escandinava en un patio de esencia moruna. Porque a esos arcos cautelares, a esas balconadas interiores, a esas hornacinas discretas, se les ha yuxtapuesto un abrigo decorativo nórdico, minimalista y funcional, exigente con los acabados y cartesiano como un invierno báltico.

Puntuación: 7,5
Arquitectura 8
Decoración 8
Estado de conservación 9
Confortabilidad 8
Aseos 7
Ambiente 8
Desayuno 5
Atención 7
Tranquilidad 9
Instalaciones 6

No en vano Pettersson es un sueco que profundizó en el conocimiento del Sur (Aracena, Ubrique, Casares, Gaucín, los pueblos de la serranía de Ronda) hasta dar con esta casa arrebujada en la zona alta de Vejer, palanca de su nueva vida (había sido jefe de ventas de una gran empresa de muebles), la pausa del ser andalusí.

Un portón anónimo da entrada al patio vertebrador de todas las estancias, radiante en su alicatado de escaques, blanco de primera comunión, con detalles exquisitos para mirar y sofás y butacones para soñar. Tejidos naturales, grises y azules pálidos, carmesíes descoloridos, puro sosiego a la vista por obra y gracia de la decoradora sevillana Amparo Garrido.

En los sótanos se esconden la cocina y el salón comedor, con salida a otro patio ajardinado con una fuente de azulejos verdosos. A la espera de permisos administrativos, el desayuno es mínimo, para salir del paso.

Los siete dormitorios siguen la tónica relajante de las dependencias comunes. Con ventiladores de aspas, alicatados con figuras geométricas y esterillas de enea en el suelo para ir fijando conceptos. Los colchones proponen viajes oníricos a otros mundos. Quizá algo calurosos para estas latitudes meridionales, los edredones recuerdan la ascendencia sueca de la casa. No hay televisión, pero sí visión a distancia de lo que piden hoy los viajeros: acceso de banda ancha a Internet y mucho sosiego para contar en Facebook el inexplicable sincretismo del Norte y el Sur bajo un solo techo.

Casa Shelly

  • Categoría oficial: hospedería.
  • Dirección: Eduardo Shelly, 6. Vejer de la Frontera, Cádiz.
  • Teléfono: 639 11 88 31.
  • Internet: www.casashelly.com.
  • Instalaciones: patio exterior ajardinado con fuente, patio interior convertido en vestíbulo, cocina común, comedor de desayunos.
  • Habitaciones: cinco dobles, dos suites; todas con calefacción, ventilador de techo, teléfono, wifi gratuita, secador de pelo Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos; solo para adultos mayores de 15 años.
  • Precios: desde 80 euros la habitación doble, desayuno e IVA incluidos; estancia mínima, 2 noches.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información