Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barrio de moda en Roma

Arte callejero, mucho diseño, nuevos restaurantes y ropa a la última en la nueva zona favorita de los bohemios romanos

  • Vibrante, caótica y bohemia, el Pigneto ofrece la cara más desenfadada de Roma. Arte callejero, diseño, terrazas soleadas, ropa a la última y modernos restaurantes, como Necci (en la foto), uno de los lugares de moda en el barrio. Heredero de la marcha del Trastevere, la efervescencia cultural del Pigneto atrae a fotógrafos, diseñadores, artistas y cazadores de tendencias. Una zona de clase obrera reconvertida en imán de los bohemios romanos.
    1Vibrante, caótica y bohemia, el Pigneto ofrece la cara más desenfadada de Roma. Arte callejero, diseño, terrazas soleadas, ropa a la última y modernos restaurantes, como Necci (en la foto), uno de los lugares de moda en el barrio. Heredero de la marcha del Trastevere, la efervescencia cultural del Pigneto atrae a fotógrafos, diseñadores, artistas y cazadores de tendencias. Una zona de clase obrera reconvertida en imán de los bohemios romanos.
  • El lugar más popular del Pigneto es el área 'pedonale' peatonal), situada al inicio de la Via del Pigneto, muy animada por la noche y llena de bares interesantes. El icono más reconocible del barrio se encuentra aquí: un mural con el rostro de Jean Paul Sartre y una de sus citas existencialistas (junto a una típica ferretería de barrio). Los aficionados al neorrealismo italiano también disfrutarán en estas calles: Pier Paolo Pasolini rodó aquí 'Accattone' en 1961.
    2El lugar más popular del Pigneto es el área 'pedonale' peatonal), situada al inicio de la Via del Pigneto, muy animada por la noche y llena de bares interesantes. El icono más reconocible del barrio se encuentra aquí: un mural con el rostro de Jean Paul Sartre y una de sus citas existencialistas (junto a una típica ferretería de barrio). Los aficionados al neorrealismo italiano también disfrutarán en estas calles: Pier Paolo Pasolini rodó aquí 'Accattone' en 1961.
  • Un buen lugar para comenzar a explorar el Pigneto es icónico restaurante Necci (en la foto). Abrió como heladería en 1924 y fue el local favorito de Pasolini (aquí comía el equipo de rodaje de 'Accatone'). Tras un incendio en 2009 hizo reformas de inspiración retro y en la actualidad está regentado por el chef británico Ben Hirst, que sirve sofisticada cocina italiana a una clientela ecléctica de todas las edades.
    3Un buen lugar para comenzar a explorar el Pigneto es icónico restaurante Necci (en la foto). Abrió como heladería en 1924 y fue el local favorito de Pasolini (aquí comía el equipo de rodaje de 'Accatone'). Tras un incendio en 2009 hizo reformas de inspiración retro y en la actualidad está regentado por el chef británico Ben Hirst, que sirve sofisticada cocina italiana a una clientela ecléctica de todas las edades.
  • Otro de los restaurantes clásicos del barrio es Primo (en la foto), que sigue siendo referencia muchos años después, con sus mesas en el exterior y cierto aire de 'brasserie' en el interior. Por aquí desfilan famosos y actores a la hora del aperitivo.
    4Otro de los restaurantes clásicos del barrio es Primo (en la foto), que sigue siendo referencia muchos años después, con sus mesas en el exterior y cierto aire de 'brasserie' en el interior. Por aquí desfilan famosos y actores a la hora del aperitivo.
  • La marcha nocturna puede comezar en Il Tiaso (en la foto), un salón decorado con sillas con estampado de cebra, paredes llenas de libros y arte independiente y biografías de Lou Reed guardadas entre las botellas. Vino a buen precio, ambiente relajado y música en directo.
    5La marcha nocturna puede comezar en Il Tiaso (en la foto), un salón decorado con sillas con estampado de cebra, paredes llenas de libros y arte independiente y biografías de Lou Reed guardadas entre las botellas. Vino a buen precio, ambiente relajado y música en directo.
  • En Yeah! Pigneto (en la foto), un bar de atmósfera bohemia, las sesiones de DJ son jazzeras y las paredes están cubiertas de portadas de discos clásicos. Hay conciertos frecuentes.
    6En Yeah! Pigneto (en la foto), un bar de atmósfera bohemia, las sesiones de DJ son jazzeras y las paredes están cubiertas de portadas de discos clásicos. Hay conciertos frecuentes.
  • Las compras en el Pigneto es otra cosa. Podremos indagar en templos culturales como Tuba Bazar, una librería comprometida y con una buena colección de libros eróticos y sobre feminismo, contemplar la interesante mezcla entre galería de arte y tienda de decoración vintage de Li.boh o comprar moda italiana hecha a mano en Ex Merceria (en la foto).
    7Las compras en el Pigneto es otra cosa. Podremos indagar en templos culturales como Tuba Bazar, una librería comprometida y con una buena colección de libros eróticos y sobre feminismo, contemplar la interesante mezcla entre galería de arte y tienda de decoración vintage de Li.boh o comprar moda italiana hecha a mano en Ex Merceria (en la foto).
  • Antes del Pigneto, el barrio de Monti, bajando la colina del Esquilino, fue también la zona de referencia. Donde estuvo la Suburra romana (zona de prostitución y lugar de nacimiento de Julio César), se extiende un área encantadora con baldosas de piedra (sanpietrini) tapizando las calles, librerías de viejo, tiendas vintage, casas con relieves y desconchones y restaurantes de kilómetro cero, como Urbana 47.
    8Antes del Pigneto, el barrio de Monti, bajando la colina del Esquilino, fue también la zona de referencia. Donde estuvo la Suburra romana (zona de prostitución y lugar de nacimiento de Julio César), se extiende un área encantadora con baldosas de piedra (sanpietrini) tapizando las calles, librerías de viejo, tiendas vintage, casas con relieves y desconchones y restaurantes de kilómetro cero, como Urbana 47.
  • En Monti encontraremos también una de las joyas artísticas de Roma: la Basílica di San Pietro in Vincoli, del siglo V, que alberga el colosal 'Moisés' de Miguel Ángel (en la foto). La otra joya de esta iglesia son los grilletes con los que, supuestamente, se encadenó a San Pedro cuando fue encarcelado en el Carcere Mamertino (cerca del Foro romano). De hecho, esta basílica se construyó expresamente para albergar dicha reliquia.
    9En Monti encontraremos también una de las joyas artísticas de Roma: la Basílica di San Pietro in Vincoli, del siglo V, que alberga el colosal 'Moisés' de Miguel Ángel (en la foto). La otra joya de esta iglesia son los grilletes con los que, supuestamente, se encadenó a San Pedro cuando fue encarcelado en el Carcere Mamertino (cerca del Foro romano). De hecho, esta basílica se construyó expresamente para albergar dicha reliquia.
  • A Monti le sucedió San Lorenzo (también cercano al Pigneto) como barrio de moda romano, aunque sin llegar a su grado de refinamiento. De ambiente y vida unversitarios, por la noche muestra su verdadera animación, con estupendos bares y restaurantes. El corazón del barrio es la Piazza di Santa Maria Inmacolata, que parece sacada de una película de Fellini, y el local más de moda es el Pastificio San Lorenzo (en la foto), un restaurante al estilo 'brasserie' ubicado en la esquina de una antigua fábrica de pasta reconvertida en centro de arte contemporáneo.
    10A Monti le sucedió San Lorenzo (también cercano al Pigneto) como barrio de moda romano, aunque sin llegar a su grado de refinamiento. De ambiente y vida unversitarios, por la noche muestra su verdadera animación, con estupendos bares y restaurantes. El corazón del barrio es la Piazza di Santa Maria Inmacolata, que parece sacada de una película de Fellini, y el local más de moda es el Pastificio San Lorenzo (en la foto), un restaurante al estilo 'brasserie' ubicado en la esquina de una antigua fábrica de pasta reconvertida en centro de arte contemporáneo.
  • Quienes busquen un toque más elegante deben pasar por Said (en la foto), local instalado en una fábrica de chocolate de los años 20. Incluye una espectacular tienda de chocolate en la que se venden delicias como pralinés de té rosa japonés, así como un restaurante de corte urbano muy acogedor, con sofás desgastados, antigüedades industriales y cocina creativa.
    11Quienes busquen un toque más elegante deben pasar por Said (en la foto), local instalado en una fábrica de chocolate de los años 20. Incluye una espectacular tienda de chocolate en la que se venden delicias como pralinés de té rosa japonés, así como un restaurante de corte urbano muy acogedor, con sofás desgastados, antigüedades industriales y cocina creativa.
  • 12