Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grandes lagos italianos

Del Maggiore al lago de Como, imán para 'celebrities', un recorrido por paisajes increíbles rodeados de cumbres nevadas y villas espectaculares

  • Artistas, viajeros y escritores, desde Goethe hasta Ernest Hemingway, se enamoraron de los lagos del norte de Italia, por razones obvias. Las aguas del Maggiore, Orta, Garda y Como, rodeadas de cumbres nevadas y villas espectaculares, han sido destino de veraneantes y viajeros desde los tiempos de los romanos. Descanso, belleza y y paisajes increíbles. Se llega a ellos cómodamente desde Turín o Milán y lo difícil realmente es escoger cuál nos gusta más. Recorremos los cinco más bonitos.
    1Artistas, viajeros y escritores, desde Goethe hasta Ernest Hemingway, se enamoraron de los lagos del norte de Italia, por razones obvias. Las aguas del Maggiore, Orta, Garda y Como, rodeadas de cumbres nevadas y villas espectaculares, han sido destino de veraneantes y viajeros desde los tiempos de los romanos. Descanso, belleza y y paisajes increíbles. Se llega a ellos cómodamente desde Turín o Milán y lo difícil realmente es escoger cuál nos gusta más. Recorremos los cinco más bonitos.
  • Los palacios de las islas Borromeas, en el lago Maggiore (en la foto, vistas desde 'isola' Bella), parecen una flota de barcos reales anclada sobre las aguas. Han conservado el ambiente 'belle époque' de sus días de esplendor turístico, cuando, seducida por el clima suave y el fácil acceso mediante el ferrocarril de 1855, la alta burguesía europea se lanzó a construir villas grandiosas en sus orillas.
    2Los palacios de las islas Borromeas, en el lago Maggiore (en la foto, vistas desde 'isola' Bella), parecen una flota de barcos reales anclada sobre las aguas. Han conservado el ambiente 'belle époque' de sus días de esplendor turístico, cuando, seducida por el clima suave y el fácil acceso mediante el ferrocarril de 1855, la alta burguesía europea se lanzó a construir villas grandiosas en sus orillas.
  • Stresa, una de las localidades principales a orillas del lago Maggiore, invita a disfrutar de una de las vistas más evocadoras de la zona mientras nos tomamos un 'Manhattan' en las terrazas del Grand Hotel des Borromées (en la foto). Cuando Hemingway fue herido en la I Guerra Mundial siendo voluntario en el ejército italiano, se alojó en este hotel para recuperarse y escribió la novela 'Adiós a las armas'.
    3Stresa, una de las localidades principales a orillas del lago Maggiore, invita a disfrutar de una de las vistas más evocadoras de la zona mientras nos tomamos un 'Manhattan' en las terrazas del Grand Hotel des Borromées (en la foto). Cuando Hemingway fue herido en la I Guerra Mundial siendo voluntario en el ejército italiano, se alojó en este hotel para recuperarse y escribió la novela 'Adiós a las armas'.
  • La segunda gran población del lago Maggiore es Verbania, en cuyas afueras se encuentra la Villa Taranto, y su increíble jardín (en la foto). En 1931, el arquero real y capitán escocés Neil McEacharn compró la mansión a la familia Saboya y empezó a plantar unas 20.000 especies vegetales. En la actualidad está considerado uno de los mejores botánicos de Europa.
    4La segunda gran población del lago Maggiore es Verbania, en cuyas afueras se encuentra la Villa Taranto, y su increíble jardín (en la foto). En 1931, el arquero real y capitán escocés Neil McEacharn compró la mansión a la familia Saboya y empezó a plantar unas 20.000 especies vegetales. En la actualidad está considerado uno de los mejores botánicos de Europa.
  • Al otro lado del lago Maggiore, en Arona, está el Sacro Monte di San Carlo, formado por una iglesia, tres capillas y una estatua enorme de San Carlos Borromeo, conocida popularmente como San Carlone. En realidad, está hueca y se puede ascender por su interior para disfrutar de un panorama de ensueño a través de los ojos de este santo gigante.
    5Al otro lado del lago Maggiore, en Arona, está el Sacro Monte di San Carlo, formado por una iglesia, tres capillas y una estatua enorme de San Carlos Borromeo, conocida popularmente como San Carlone. En realidad, está hueca y se puede ascender por su interior para disfrutar de un panorama de ensueño a través de los ojos de este santo gigante.
  • Resguardado bajo una montaña en el Valle Cannobina, el pueblo medieval de Cannobio (en la foto), a cinco kilómetros de la frontera con Suiza, parece sacado de otra época. Invita a pasear por el mercado dominical de la Piazza di Vittorio Emanuele III y, en el centro del casco antiguo, en lo que fue un monasterio en el siglo XV, visitar el pintoresco Hotel Pironi, cuyas habitaciones de techos abovedados están decoradas con frescos y buen gusto.
    6Resguardado bajo una montaña en el Valle Cannobina, el pueblo medieval de Cannobio (en la foto), a cinco kilómetros de la frontera con Suiza, parece sacado de otra época. Invita a pasear por el mercado dominical de la Piazza di Vittorio Emanuele III y, en el centro del casco antiguo, en lo que fue un monasterio en el siglo XV, visitar el pintoresco Hotel Pironi, cuyas habitaciones de techos abovedados están decoradas con frescos y buen gusto.
  • Con 13,4 kilómetros de longitud y 2,5 de anchura, el pequeño lago d’Orta se puede rodear tranquilamente en coche durante una jornada. Los viajeros suelen detenerse en el pintoresco pueblo medieval de Orta San Giulio, en la isla San Giulio (en la foto, al fondo), donde se pueden contemplar los frescos de la Basilica di San Giulio, del siglo XII.
    7Con 13,4 kilómetros de longitud y 2,5 de anchura, el pequeño lago d’Orta se puede rodear tranquilamente en coche durante una jornada. Los viajeros suelen detenerse en el pintoresco pueblo medieval de Orta San Giulio, en la isla San Giulio (en la foto, al fondo), donde se pueden contemplar los frescos de la Basilica di San Giulio, del siglo XII.
  • El lago de Como es el más pintoresco y menos visitado del norte de Italia. Espectacular, a la sombra de los Alpes Réticos, encajado entre montañas cubiertas de bosques , sus riberas están salpicadas de pueblos de postal, villas modernistas y jardines fabulosos, espectaculares en primavera. También se puede recorrer 'a lo Clooney', tomando un cóctel en Harry’s Bar, en Cernobbio, su local predilecto.
    8El lago de Como es el más pintoresco y menos visitado del norte de Italia. Espectacular, a la sombra de los Alpes Réticos, encajado entre montañas cubiertas de bosques , sus riberas están salpicadas de pueblos de postal, villas modernistas y jardines fabulosos, espectaculares en primavera. También se puede recorrer 'a lo Clooney', tomando un cóctel en Harry’s Bar, en Cernobbio, su local predilecto.
  • Una de las paradas imprescindibles en el lago de Como es Bellagio, localidad que acumula demasiados encantos como para resistirse: su flota de pequeños barcos, un laberinto de escalinatas de piedra, campos de cipreses y llamativos jardines. Y la Villa Serbelloni, que ocupa gran parte del promontorio sobre el que se asienta el pueblo. Aunque pertenece a la Fundación Rockefeller, admite visitas guiadas a sus jardines.
    9Una de las paradas imprescindibles en el lago de Como es Bellagio, localidad que acumula demasiados encantos como para resistirse: su flota de pequeños barcos, un laberinto de escalinatas de piedra, campos de cipreses y llamativos jardines. Y la Villa Serbelloni, que ocupa gran parte del promontorio sobre el que se asienta el pueblo. Aunque pertenece a la Fundación Rockefeller, admite visitas guiadas a sus jardines.
  • En la orilla opuesta a Bellagio, en el pueblo de Tremezzo, destaca Villa Carlotta, del siglo XVII, con vistas magníficas desde sus terrazas. Su jardín botánico, repleto de naranjos sujetos a pérgolas, invita a pasear entre rododendros, azaleas y camelias. Debe su nombre a la princesa prusiana que recibió la villa en 1847 como regalo de bodas de su madre.
    10En la orilla opuesta a Bellagio, en el pueblo de Tremezzo, destaca Villa Carlotta, del siglo XVII, con vistas magníficas desde sus terrazas. Su jardín botánico, repleto de naranjos sujetos a pérgolas, invita a pasear entre rododendros, azaleas y camelias. Debe su nombre a la princesa prusiana que recibió la villa en 1847 como regalo de bodas de su madre.
  • Al sur de Tremezzo, está la localidad de Lenno y, sobre todo, Villa del Balbianello, escenario espectacular y muy cinematográfico: en una de sus terrazas contraen matrimonio Anakin Skywalker y la reina Amidala. Pero además de algunas escenas de 'La guerra de las galaxias: Episodio II', por aquí también desfiló el último James Bond hasta la fecha –Daniel Craig– en la película 'Casino Royale' (2006).
    11Al sur de Tremezzo, está la localidad de Lenno y, sobre todo, Villa del Balbianello, escenario espectacular y muy cinematográfico: en una de sus terrazas contraen matrimonio Anakin Skywalker y la reina Amidala. Pero además de algunas escenas de 'La guerra de las galaxias: Episodio II', por aquí también desfiló el último James Bond hasta la fecha –Daniel Craig– en la película 'Casino Royale' (2006).
  • En el triángulo central del lago di Como, junto a Belagio yTremezzo, la hermosa localidad de Varenna Recomendamos cuenta con sendas alfombradas de flores, como la que conduce hasta los jardines de la Villa Cipressi, ahora convertida en hotel de lujo. Muy cerca, también se puede visitar Villa Monastero, un antiguo convento reconvertido en enorme mansión en el siglo XVII.
    12En el triángulo central del lago di Como, junto a Belagio yTremezzo, la hermosa localidad de Varenna Recomendamos cuenta con sendas alfombradas de flores, como la que conduce hasta los jardines de la Villa Cipressi, ahora convertida en hotel de lujo. Muy cerca, también se puede visitar Villa Monastero, un antiguo convento reconvertido en enorme mansión en el siglo XVII.
  • En la esquina sur del lago está su principal (y homónimo) centro urbano: Como. Construida en el apogeo de su industria de la seda, es una ciudad especialmente elegante y sigue siendo el principal fabricante de productos de tan lujoso tejido en el viejo continente. En el Museo della Seta se desentraña la historia y pasado industrial de Como.
    13En la esquina sur del lago está su principal (y homónimo) centro urbano: Como. Construida en el apogeo de su industria de la seda, es una ciudad especialmente elegante y sigue siendo el principal fabricante de productos de tan lujoso tejido en el viejo continente. En el Museo della Seta se desentraña la historia y pasado industrial de Como.
  • Al otro lado del puerto deportivo de Como, el Funicolare Como-Brunate asciende monte arriba hasta el pueblecito de Brunate. Construido en 1894, el paisaje de montañas y lagos que se va descubriendo durante los siente minutos que dura el recorrido son increíbles. Y un poco más arriba, en San Maurizio, 143 peldaños conducen hasta el faro Voltiano (en la foto), donde se contempla el fabuloso conjunto paisajístico en su totalidad.
    14Al otro lado del puerto deportivo de Como, el Funicolare Como-Brunate asciende monte arriba hasta el pueblecito de Brunate. Construido en 1894, el paisaje de montañas y lagos que se va descubriendo durante los siente minutos que dura el recorrido son increíbles. Y un poco más arriba, en San Maurizio, 143 peldaños conducen hasta el faro Voltiano (en la foto), donde se contempla el fabuloso conjunto paisajístico en su totalidad.
  • Un pequeño desvío hacia el sur desde Como permite conocer el diminuto lago de Varese y acercarnos la localidad del mismo nombre. Capital provincial muy próspera situada al sur de los montes del Campo dei Fiori (en la imagen la cercana iglesia de Santa María al Monte), en el siglo XVII los nobles milaneses empezaron a construir segundas residencias en Varese, como el suntuoso Palazzo Estense, culminado en 1771.
    15Un pequeño desvío hacia el sur desde Como permite conocer el diminuto lago de Varese y acercarnos la localidad del mismo nombre. Capital provincial muy próspera situada al sur de los montes del Campo dei Fiori (en la imagen la cercana iglesia de Santa María al Monte), en el siglo XVII los nobles milaneses empezaron a construir segundas residencias en Varese, como el suntuoso Palazzo Estense, culminado en 1771.
  • Ligado históricamente a Venecia, la enorme mancha de agua del Lago di Garda –el mayor del norte italiano– ha servido de inspiración a artistas y escritores. Su particular microclima permite que florezcan cultivos más propios del sur italiano (vides, limoneros, palmeras, laureles) y cuenta con agrdables localidades balneario como Sirmione (en la foto), ubicada sobre una península, y culminada por el castillo de Rocca Scaligera, del siglo XIII.
    16Ligado históricamente a Venecia, la enorme mancha de agua del Lago di Garda –el mayor del norte italiano– ha servido de inspiración a artistas y escritores. Su particular microclima permite que florezcan cultivos más propios del sur italiano (vides, limoneros, palmeras, laureles) y cuenta con agrdables localidades balneario como Sirmione (en la foto), ubicada sobre una península, y culminada por el castillo de Rocca Scaligera, del siglo XIII.
  • 17