Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

One Shot Recoletos 04, encanto madrileño

Un hotel en un edificio clásico del barrio de Salamanca

Entrada al hotel ONe Shot Recoletos 04. Ampliar foto
Entrada al hotel ONe Shot Recoletos 04.

Artes plásticas y fotografía, estampación e interiorismo son las señas de identidad que el empresario Felipe Mendieta y sus socios sevillanos han imprimido a su cadena hotelera One Shot, cuyo horizonte de aperturas salta de la Península a Londres y más allá tras el éxito logrado en el barrio madrileño de las Letras con su primer establecimiento, el One Shot Prado 23.

Puntuación: 7
Arquitectura 7
Decoración 7
Estado de conservación 8
Confortabilidad 7
Aseos 7
Ambiente 6
Desayuno 6
Atención 8
Tranquilidad 8
Instalaciones 6

Unos metros más acá, en el más burgués barrio de Salamanca, Mendieta y los suyos han inaugurado otro proyecto artístico hotelero sobre una fachada clásica de 1897 en ladrillo rojo con dinteles de mortero y rejería de forja. Galones suficientes para liberarse de las molduras en el interior y aplicar la racionalidad del diseño escandinavo en sus espacios y en el mobiliario, la desnudez ambiental precisa para que luzca con aura propia el arte aquí expuesto.

Como es habitual en los hoteles One Shot (cuenta con otros dos en Valencia), el comedor solo ofrece desayunos y un picoteo funcional. Pero la panoplia de servicios es larga y atractiva para la clientela de hoy: recogida en el aeropuerto, wifi gratuita en todas las instalaciones, una app de guía turística, gestión de entradas a los museos y alquiler de bicicleta eléctrica para recorrer sin esfuerzo la ciudad. A 50 metros existe un garaje público concertado con el hotel.

Una de las habitaciones del hotel. ampliar foto
Una de las habitaciones del hotel.

Desde el portal se vislumbra el rigor finisecular del edificio, matizado por la decoración sensorial de Las 2 Mercedes (Mercedes Valdenebro y Mercedes Peralta), capaces de insertar un mobiliario de firma (Vitra, Kartell, Patricia Urquiola) en un entramado noble de suelos hidráulicos, molduras clásicas, techos altos y puertas de colores. Preside este escenario la escalera de forja original, respaldada por zócalos azules y obra gráfica de diversos autores. Como colofón, el patio aparece garabateado con el spray onírico del grafitero El Javi.

Las habitaciones siguen este discurso vintage con más aciertos que errores. Algunas esconden tras un muro exento la famosa bañera Krion de Porcelanosa. Otras acomodan a la vista la butaca Nub de Urquiola. Pero lo mejor es el envoltorio marmóreo de la ducha, culminada por una lluvia fina de 40 centímetros de ancho que invita a prolongar la ablución matinal en las habitaciones deluxe premium.

Condición sine qua non de una estancia provechosa es cruzar la calle para admirar, desde múltiples perspectivas, la pulcritud y encanto decimonónicos del edificio proyectado por el arquitecto Manuel Aníbal Álvarez, autor también del cercano colegio del Pilar.

One Shot Recoletos 04

  • Categoría oficial: 4 estrellas.
  • Dirección: Salustiano Olózaga, 4. Madrid.
  • Teléfono: 911 82 00 70.
  • Internet: www.hoteloneshotrecoletos04.com.
  • Instalaciones: patio, salón de estar, espacios de exposiciones temporales, cafetería, comedor.
  • Habitaciones: 61 dobles con calefacción, aire acondicionado, teléfono, TV interactiva, wifi gratuita, minibar, secador de pelo, albornoz y zapatillas bajo petición.
  • Servicios: dos habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos; alquiler de bicicletas eléctricas.
  • Precios: desde 101 euros la habitación doble, IVA incluido; desayuno, 8 euros, IVA incluido.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información