Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

15 secretos cubanos

Desde rutas senderistas por Baracoa hasta el festival de cine pobre en Giraba, en la costa noreste

  • Alcanzar la cima del pico Turquino, el más alto de la isla con 1.972 metros, es un raro privilegio. Pocos se animan a esta caminata fuera de ruta, pero tiene recompensas (y muchas). Los empinados bosques de la Sierra Maestra sirven a la vez de clase de historia, sendero natural y espectacular enclave de observación de aves.
    1Alcanzar la cima del pico Turquino, el más alto de la isla con 1.972 metros, es un raro privilegio. Pocos se animan a esta caminata fuera de ruta, pero tiene recompensas (y muchas). Los empinados bosques de la Sierra Maestra sirven a la vez de clase de historia, sendero natural y espectacular enclave de observación de aves.
  • Baracoa, pequeño enclave histórico en el extremo oriental de la provincia de Guantánamo, resulta extraño incluso para Cuba: cambiante clima atlántico, excéntricos habitantes y un deseo de ser diferente. Se puede ver a los lugareños escalar a los cocoteros, escuchar a las bandas tocar kiribá (versión local del son cubano) y, sobre todo, disfrutar de su gastronomía picante, pesada e imaginativa. También recorrer el parque nacional de Alejandro de Humboldt, el más espectacular y diverso de la isla.
    2Baracoa, pequeño enclave histórico en el extremo oriental de la provincia de Guantánamo, resulta extraño incluso para Cuba: cambiante clima atlántico, excéntricos habitantes y un deseo de ser diferente. Se puede ver a los lugareños escalar a los cocoteros, escuchar a las bandas tocar kiribá (versión local del son cubano) y, sobre todo, disfrutar de su gastronomía picante, pesada e imaginativa. También recorrer el parque nacional de Alejandro de Humboldt, el más espectacular y diverso de la isla.
  • Camagüey es una provincia cubana a contracorriente, que pasa de habaneros y santiagueros y va a su aire. Los viajeros que recorren la isla paran para ver su capital, Camagüey, una ciudad de antiguos piratas, tinajones de barro, iglesias y calles laberínticas que nos recordarán a una medina marroquí pero con iglesias católicas, plazas escondidas y secretos artísticos en cada rincón.
    3Camagüey es una provincia cubana a contracorriente, que pasa de habaneros y santiagueros y va a su aire. Los viajeros que recorren la isla paran para ver su capital, Camagüey, una ciudad de antiguos piratas, tinajones de barro, iglesias y calles laberínticas que nos recordarán a una medina marroquí pero con iglesias católicas, plazas escondidas y secretos artísticos en cada rincón.
  • Otra aventura apasionante es la de conocer a los cubanos, mezclarse con ellos y alojarse en sus casas, como esta en Santa Clara. Es fácil si estamos dispuestos a renunciar a alguna de las comodidades que nos brindaría un hotel convencional. A cambio, podremos tener experiencias únicas, como las de compartir una botellita de ron con el propietario en un porche colonial con una música alegre de fondo, o disfrutar de una larga tertulia entre amigos.
    4Otra aventura apasionante es la de conocer a los cubanos, mezclarse con ellos y alojarse en sus casas, como esta en Santa Clara. Es fácil si estamos dispuestos a renunciar a alguna de las comodidades que nos brindaría un hotel convencional. A cambio, podremos tener experiencias únicas, como las de compartir una botellita de ron con el propietario en un porche colonial con una música alegre de fondo, o disfrutar de una larga tertulia entre amigos.
  • Asistimos a una audaz revolución culinaria en la isla: los cubanos no quieren quedarse atrás cuando el resto de países latinoamericanos están redescubriendo el valor de la gastronomía como seña de identidad. Desde 2011, cuando las nuevas leyes de privatización destaparon la olla creativa, hay una revolución culinaria en marcha. Prueba de este ello son algunos restaurantes habaneros donde se come cada vez mejor, como La Guarida, en la foto, pionero de la nueva cocina cubana y muy popular porque acogió el rodaje de la película 'Fresa y chocolate'.
    5Asistimos a una audaz revolución culinaria en la isla: los cubanos no quieren quedarse atrás cuando el resto de países latinoamericanos están redescubriendo el valor de la gastronomía como seña de identidad. Desde 2011, cuando las nuevas leyes de privatización destaparon la olla creativa, hay una revolución culinaria en marcha. Prueba de este ello son algunos restaurantes habaneros donde se come cada vez mejor, como La Guarida, en la foto, pionero de la nueva cocina cubana y muy popular porque acogió el rodaje de la película 'Fresa y chocolate'.
  • El país ha redescubierto sus posibilidades gastronómicas con un sinfín de nuevos restaurantes que experimentan con especias, fusión y una grata reevaluación de su cocina nacional. La Habana lidera el panorama por número y variedad de locales, como el Café Laurent (en la foto), pero también por servir los platos más creativos de la isla.
    6El país ha redescubierto sus posibilidades gastronómicas con un sinfín de nuevos restaurantes que experimentan con especias, fusión y una grata reevaluación de su cocina nacional. La Habana lidera el panorama por número y variedad de locales, como el Café Laurent (en la foto), pero también por servir los platos más creativos de la isla.
  • Una de las excursiones típicas desde La Habana es ir a la Isla de la Juventud (en la foto cuidadores del parque nacional Punta Frances), refugio de prófugos, piratas y gánsteres (entre sus pinos se han ocultado muchos fugados de la justicia). Una zona como parada en el tiempo que en su día acogió famosas escuelas a las que acudían estudiantes extranjeros. Actualmente atrae, sobre todo, a buceadores, artistas, aventureros e inconformistas.
    7Una de las excursiones típicas desde La Habana es ir a la Isla de la Juventud (en la foto cuidadores del parque nacional Punta Frances), refugio de prófugos, piratas y gánsteres (entre sus pinos se han ocultado muchos fugados de la justicia). Una zona como parada en el tiempo que en su día acogió famosas escuelas a las que acudían estudiantes extranjeros. Actualmente atrae, sobre todo, a buceadores, artistas, aventureros e inconformistas.
  • Con un litoral silueteado de playas idílicas (y complejos turísticos) más extenso que Varadero pero menos aislado que Cayo Coco, Giraba invita también a una jornada por el interior, en la que la geografía, la meteorología y la cultura han conspirado para crear algo impetuoso y único. Allí, cada mes de abril se celebra uno de los festivales de cine más originales del mundo: el Festival Internacional de Cine Pobre, que congrega a directores de todo el mundo.
    8Con un litoral silueteado de playas idílicas (y complejos turísticos) más extenso que Varadero pero menos aislado que Cayo Coco, Giraba invita también a una jornada por el interior, en la que la geografía, la meteorología y la cultura han conspirado para crear algo impetuoso y único. Allí, cada mes de abril se celebra uno de los festivales de cine más originales del mundo: el Festival Internacional de Cine Pobre, que congrega a directores de todo el mundo.
  • Además de descubrir los secretos del abakuá, uno de los pocos cultos de origen africano que todavía sobreviven en la provincia de Matanzas, en La Habana hay algunos sitios ligados a la santería y las religiones africanas de visita casi obligada (en la imagen una mujer vestida para la ceremonia santera de Año Nuevo, en el Malecón). Por ejemplo, el Callejón de Hamel, donde además de vistosos murales callejeros y psicodélicas tiendas de arte se encuentra el templo supremo de la cultura afrocubana del Centro Habana.
    9Además de descubrir los secretos del abakuá, uno de los pocos cultos de origen africano que todavía sobreviven en la provincia de Matanzas, en La Habana hay algunos sitios ligados a la santería y las religiones africanas de visita casi obligada (en la imagen una mujer vestida para la ceremonia santera de Año Nuevo, en el Malecón). Por ejemplo, el Callejón de Hamel, donde además de vistosos murales callejeros y psicodélicas tiendas de arte se encuentra el templo supremo de la cultura afrocubana del Centro Habana.
  • Remedios, pintoresca ciudad colonial cercana a los cayos del norte, se está desarrollando a gran velocidad. Hay que visitarla ya si queremos disfrutar de sus encantos sin demasiado trasiego de turistas. La región es famosa por el legado del Che Guevara y porque en Remedios se celebra en Nochebuena la fiesta popular más desenfrenada del país: las parrandas.
    10Remedios, pintoresca ciudad colonial cercana a los cayos del norte, se está desarrollando a gran velocidad. Hay que visitarla ya si queremos disfrutar de sus encantos sin demasiado trasiego de turistas. La región es famosa por el legado del Che Guevara y porque en Remedios se celebra en Nochebuena la fiesta popular más desenfrenada del país: las parrandas.
  • La austera y blanca villa de Las Terrazas (en la foto) ya practicaba un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente mucho antes de las urgencias del Período Especial o de la apuesta de prácticas ecológicas en el mundo exterior. Actualmente sigue como siempre: tranquilo, confiado y, sobre todo, sostenible. Junto a la cercana Sierra del Rosario, Las Terrazas fue declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco en 1985, la primera en Cuba.
    11La austera y blanca villa de Las Terrazas (en la foto) ya practicaba un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente mucho antes de las urgencias del Período Especial o de la apuesta de prácticas ecológicas en el mundo exterior. Actualmente sigue como siempre: tranquilo, confiado y, sobre todo, sostenible. Junto a la cercana Sierra del Rosario, Las Terrazas fue declarada Reserva de la Biosfera de la Unesco en 1985, la primera en Cuba.
  • El Valle de Viñales ha sido escogido como una de las mejores regiones para viajar en 2016 por los viajeros de Lonely Planet. Acoge tanto a algunos de los pueblos más antiguos de Cuba como a los nuevos deportes que se practican en la naturaleza, como, por ejemplo, la espeleología (en la Cueva de San Miguel o en la Cueva del Indio) y la escalada, entre sus escarpados mogotes.
    12El Valle de Viñales ha sido escogido como una de las mejores regiones para viajar en 2016 por los viajeros de Lonely Planet. Acoge tanto a algunos de los pueblos más antiguos de Cuba como a los nuevos deportes que se practican en la naturaleza, como, por ejemplo, la espeleología (en la Cueva de San Miguel o en la Cueva del Indio) y la escalada, entre sus escarpados mogotes.
  • Los Jardines de la Reina (en la foto), un parque marino ubicado en el centro de la costa septentrional de la isla, cuenta con espacios vírgenes prácticamente intactos desde la época de Colón. Se trata de un bosque de manglares de 120 kilómetros de longitud y una isla con sistema coralino, a unos 80 kilómetros al sur del litoral de la provincia de Ciego de Ávila (las Islas Caimán quedan 120 kilómetros hacia el norte).
    13Los Jardines de la Reina (en la foto), un parque marino ubicado en el centro de la costa septentrional de la isla, cuenta con espacios vírgenes prácticamente intactos desde la época de Colón. Se trata de un bosque de manglares de 120 kilómetros de longitud y una isla con sistema coralino, a unos 80 kilómetros al sur del litoral de la provincia de Ciego de Ávila (las Islas Caimán quedan 120 kilómetros hacia el norte).
  • En la Cuba revolucionaria se quedaron para siempre muchas cosas de los norteamericanos, pero la más destacada es su pasión por la pelota (el béisbol). Es el deporte rey y el mejor lugar para comprobarlo es el Parque Central de La Habana, donde los aficionados al beisbol se reúnen en la famosa Esquina Caliente para hablar de tácticas y de las posibilidades de los equipos de La Habana en las eliminatorias.
    14En la Cuba revolucionaria se quedaron para siempre muchas cosas de los norteamericanos, pero la más destacada es su pasión por la pelota (el béisbol). Es el deporte rey y el mejor lugar para comprobarlo es el Parque Central de La Habana, donde los aficionados al beisbol se reúnen en la famosa Esquina Caliente para hablar de tácticas y de las posibilidades de los equipos de La Habana en las eliminatorias.
  • Hemingway no estaba equivocado: Cuba es un paraíso para pescar gracias al paso de la rápida corriente del Golfo por la costa norte de la isla: la pesca deportiva puede practicarse casi todo el año. Un buen centro de pesca de Cuba es Cayo Guillermo, accesible desde Cayo Coco, así como, en La Habana, Taraná y la Marina Hemingway. Otra escapada para mitómanos es Cojimar, pequeña ciudad pesquera ubicada al este de La Habana, donde se encuentra atracado 'El Pilar', el yate de pesca de Hemingway (en la foto su casa, Finca Vigía, hoy convertida en museo).
    15Hemingway no estaba equivocado: Cuba es un paraíso para pescar gracias al paso de la rápida corriente del Golfo por la costa norte de la isla: la pesca deportiva puede practicarse casi todo el año. Un buen centro de pesca de Cuba es Cayo Guillermo, accesible desde Cayo Coco, así como, en La Habana, Taraná y la Marina Hemingway. Otra escapada para mitómanos es Cojimar, pequeña ciudad pesquera ubicada al este de La Habana, donde se encuentra atracado 'El Pilar', el yate de pesca de Hemingway (en la foto su casa, Finca Vigía, hoy convertida en museo).
  • En 2014, la ciudad de Trinidad cumplió 500 años de historia, desde su fundación por los españoles. Sigue teniendo un aire inequívocamente español, y si no fuera por los turistas que la visitan, parecería que el tiempo se hubiera detenido en 1850, momento álgido de la industria azucarera, cuando se amasaron enormes fortunas en esta ciudad y, sobre todo, en el contiguo Valle de los Ingenios. Con sus ilustres mansiones coloniales y la elegancia de sus calles empedradas, Trinidad es como un museo al aire libre.
    16En 2014, la ciudad de Trinidad cumplió 500 años de historia, desde su fundación por los españoles. Sigue teniendo un aire inequívocamente español, y si no fuera por los turistas que la visitan, parecería que el tiempo se hubiera detenido en 1850, momento álgido de la industria azucarera, cuando se amasaron enormes fortunas en esta ciudad y, sobre todo, en el contiguo Valle de los Ingenios. Con sus ilustres mansiones coloniales y la elegancia de sus calles empedradas, Trinidad es como un museo al aire libre.
  • 17