Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia, nuevo destino ‘foodie’

Recorrido gastronómico por el país latinoamericano, con paradas en restaurantes representativos de la nueva cocina colombiana

  • Después de la consagración de Perú como uno de los destinos 'foodies' de primer orden internacional, Colombia aspira ahora a poner su panorama gastronómico en ebullición. Nuevos restaurantes de innovadores chefs comienzan a aparecer en las listas de los mejores fogones del planeta. El realismo mágico salta también al plato.
    1Después de la consagración de Perú como uno de los destinos 'foodies' de primer orden internacional, Colombia aspira ahora a poner su panorama gastronómico en ebullición. Nuevos restaurantes de innovadores chefs comienzan a aparecer en las listas de los mejores fogones del planeta. El realismo mágico salta también al plato.
  • Criterion destaca siempre entre los mejores restaurante Latinoamérica y está considerado el mejor del país. Al frente dos chefs, los hermanos Rausch, referencia culinaria para la nueva cocina colombiana y creadores de otros locales como Bistronomy, en Bogotá, o Marea, en Cartagena. En la foto, flan de foie gras con espuma de Jerez Cream, en Criterion.
    2Criterion destaca siempre entre los mejores restaurante Latinoamérica y está considerado el mejor del país. Al frente dos chefs, los hermanos Rausch, referencia culinaria para la nueva cocina colombiana y creadores de otros locales como Bistronomy, en Bogotá, o Marea, en Cartagena. En la foto, flan de foie gras con espuma de Jerez Cream, en Criterion.
  • El cielo, otro de los grandes restaurante colombianos, propone una experiencia culinaria, de principio a fin, a través de su menú de degustación. El joven chef Juan Manuel Barrientos juega con los cinco sentidos del comensal con sus recetas de gastronomía molecular, como auténticas obras de arte, llenas de color.
    3El cielo, otro de los grandes restaurante colombianos, propone una experiencia culinaria, de principio a fin, a través de su menú de degustación. El joven chef Juan Manuel Barrientos juega con los cinco sentidos del comensal con sus recetas de gastronomía molecular, como auténticas obras de arte, llenas de color.
  • Leonor Espinosa es una de las artífices de la renovada imagen de la cocina colombiana, así como una de las estrellas gastronómicas y televisiva más queridas del país. Cuenta con dos restaurantes: LEO (en la foto), y Misia, propuesta de cocina más informal que realiza un homenaje a la comida que se vende en los piqueteaderos (tradicionales restaurantes de campo), plazas públicas y refresquerías.
    4Leonor Espinosa es una de las artífices de la renovada imagen de la cocina colombiana, así como una de las estrellas gastronómicas y televisiva más queridas del país. Cuenta con dos restaurantes: LEO (en la foto), y Misia, propuesta de cocina más informal que realiza un homenaje a la comida que se vende en los piqueteaderos (tradicionales restaurantes de campo), plazas públicas y refresquerías.
  • Leonor Espinosa se ha dedicado explorar la tradición regional colombiana para crear innovadoras recetas como el carpacho de caracol o el atún sellado en polvo de hormigas culonas (en la foto).
    5Leonor Espinosa se ha dedicado explorar la tradición regional colombiana para crear innovadoras recetas como el carpacho de caracol o el atún sellado en polvo de hormigas culonas (en la foto).
  • Una visita casi obligada es el surrealista y legendario Andrés Carne de Res, en Chía (a 40 kilómetros de Bogotá), un divertido 'steak house' que no se parece a ningún otro sitio del mundo, ni por el tamaño ni por la decoración, a base de objetos religiosos, máscaras y detalles artísticos de lo más extraño. Un turista sueco lo definió como “cenar en una lavadora”.
    6Una visita casi obligada es el surrealista y legendario Andrés Carne de Res, en Chía (a 40 kilómetros de Bogotá), un divertido 'steak house' que no se parece a ningún otro sitio del mundo, ni por el tamaño ni por la decoración, a base de objetos religiosos, máscaras y detalles artísticos de lo más extraño. Un turista sueco lo definió como “cenar en una lavadora”.
  • Andrés Carne de Res deslumbra a todo el mundo con su alegre ambiente, sus fabulosos bistecs –el menú es una revista de ¡0 páginas! – y su variopinto y surrealista interiorismo. La experiencia, más que una comida, es un desenfrenado espectáculo nocturno.
    7Andrés Carne de Res deslumbra a todo el mundo con su alegre ambiente, sus fabulosos bistecs –el menú es una revista de ¡0 páginas! – y su variopinto y surrealista interiorismo. La experiencia, más que una comida, es un desenfrenado espectáculo nocturno.
  • Usaquén es uno de los pocos barrios de Bogotá que mantiene aires coloniales, pero en los últimos años se ha convertido en un imán para los colombianos con tiempo y presupuesto para disfrutar buenos restaurantes y tomar después unas copas. Por ejemplo, en Abasto (en la foto), uno de los pioneros de la zona. Dicen que sus migas (huevos revueltos con trozos de arepas y hogao) son las mejores, acompañadas con café de cultivo ecológico.
    8Usaquén es uno de los pocos barrios de Bogotá que mantiene aires coloniales, pero en los últimos años se ha convertido en un imán para los colombianos con tiempo y presupuesto para disfrutar buenos restaurantes y tomar después unas copas. Por ejemplo, en Abasto (en la foto), uno de los pioneros de la zona. Dicen que sus migas (huevos revueltos con trozos de arepas y hogao) son las mejores, acompañadas con café de cultivo ecológico.
  • En Colombia son muchos los que, después de hacer fortuna por el mundo, decidieron regresar a casa y aprovechar el momento de auge que vive su capital para abrir negocios al estilo de lo que vieron en otros rincones del planeta. Como Gordo Brooklyn (en la foto), abierto por Daniel Castaño en el barrio de La Cuarta A en recuerdo a los años que vivió en Nueva York, trabajando con chefs como Mario Batali.
    9En Colombia son muchos los que, después de hacer fortuna por el mundo, decidieron regresar a casa y aprovechar el momento de auge que vive su capital para abrir negocios al estilo de lo que vieron en otros rincones del planeta. Como Gordo Brooklyn (en la foto), abierto por Daniel Castaño en el barrio de La Cuarta A en recuerdo a los años que vivió en Nueva York, trabajando con chefs como Mario Batali.
  • La gastronomía puede ser una excelente guía al plantearse un viaje por Colombia, degustando los platos genuinos de cada una de sus regiones. Una de las paradas imprescindibles es Cartagena de Indias y El Santísimo (en la foto), uno de sus restaurantes más innovadores, que propone una reinvención de la cocina tradicional colombiana en su carta.
    10La gastronomía puede ser una excelente guía al plantearse un viaje por Colombia, degustando los platos genuinos de cada una de sus regiones. Una de las paradas imprescindibles es Cartagena de Indias y El Santísimo (en la foto), uno de sus restaurantes más innovadores, que propone una reinvención de la cocina tradicional colombiana en su carta.
  • 11